Logo El Confidencial
El 'cat eye' más duradero

'Top' de 'eyeliners' para un delineado muy intenso que de verdad funcionan

Comprarse un 'eyeliner' puede ser una auténtica ruleta rusa en la que puede haber dos claros perjudicados: tu delineado y tu bolsillo

Foto: Tu eyeliner puede ser el aliado que necesitas para un delineado perfecto. (Imaxtree)
Tu eyeliner puede ser el aliado que necesitas para un delineado perfecto. (Imaxtree)

La ya de por sí complicada tarea de hacerse la raya del ojo depende en gran medida de la herramienta con la que vayas a intentar hacerlo. El acabado más preciso y limpio es el de los eyeliners, pero ni todos sirven para lo mismo ni todos ofrecen lo que prometen.

[LEER MÁS: Ingenios y trucos para delinearse los ojos como un profesional (palabra de Instagram)]

Entre los parámetros que toda compradora de una eyeliner debe tener en cuenta están la intensidad de la tinta, la duración, la resistencia y, por supuesto, la facilidad de uso, porque puedes tener el Ferrari de los delineadores pero si tus manos se mueven más que la aguja de un taquígrafo, el resultado va a estar muy alejado de lo que tu mente había imaginado.

El delineado perfecto existe, pero el eyeliner con el que lo hagas es la clave. (Campaña promocional de Benefit)
El delineado perfecto existe, pero el eyeliner con el que lo hagas es la clave. (Campaña promocional de Benefit)

Precisos y fáciles de usar

Maravillosas palabras que se pueden parecer mucho al bueno, bonito y barato y que pertenecen al terreno más seguro. Para conseguir un trazo firme, en el que no se note que te faltaba decisión a la hora de delinear, los eyeliner con punta de fieltro consiguen la rigidez necesaria para que traces la línea sin esfuerzo. Su secreto está en escoger un eyeliner que deposite mucha tinta. Si tras el primer paso el delineado parece como rebajado con agua, has errado en tu elección. Puedes intentarlo con otra pasada, pero el resultado nunca sera un negro intenso y homogéneo.

Eyeliners precisos pero fáciles de usar.
Eyeliners precisos pero fáciles de usar.

En nuestra lista de infalibles no pueden faltar: 1. Voyeur Waterproof Liquid Liner de Hourglass (35,95€), con una tinta ultralíquida y muy pigmentada. En un trazo ya tienes el delineado perfecto. 2. Diorshow On Stage Liner de Dior (35,55€) tiene una punta de fieltro que hace las veces de pincel para pintar con precisión y a la vez con bastante acierto. Puedes elegir entre tres acabados: mate, vinilo y brillante. 3. Tattoo Liner de Kat Von D (20,55€) se ha convertido en uno de los delineadores más populares. Su tinta es muy líquida, similar a la de la tinta china y su punta es perfecta para dibujar el trazo final.

Acabado mate

Dentro de la inmensa variedad de eyeliners que pueden caer en nuestras manos, los delineadores capaces de dejar un acabado mate son fieles aliados para conseguir un acabado casi profesional. Puede que los labiales mate hayan ido desapareciendo poco a poco de nuestro neceser, sin embargo cuando se trata de trazar una línea intensa y perfecta en los ojos, los eyeliners mate se acercan bastante al material del que están hechos los sueños. Ocultan mejor si hay alguna zona en la que no hayamos aplicado el color y consiguen perderse con las pestañas de una forma más natural.

Eyeliners de acabado mate.
Eyeliners de acabado mate.

Si te gustan los acabados mate, jamás te equivocarás con: 1. Roller Liner de Benefit (24,55€) es a prueba de todo tipo de pulso y habilidades. Su tinta es muy pigmentada y mate en cuanto se seca. Se desliza con muchísima facilidad, lo que permite un delineado preciso en una sola pasada. 2. Artliner de Lancôme (32,95€) tiene una punta de espuma muy precisa que libera solo la cantidad de tinta necesaria. Es ideal para un delineado muy definido e intenso. 3. Life Liner de Huda Beuty (23,95€) en un extremo tiene un lápiz muy pigmentado y fino y por el otro un eyeliner ultraintenso con una fijación de hasta 48 horas, palabra de Huda. Prácticamente es una herramienta con la que crear varios acabados y, sí, es muy mate. 4. Disturbia de Givenchy (29,95€) es tan fino y bonito que lo puedes llevar a todas partes, pero su magia reside en su punta, finísima pero firme, que deja un acabado muy natural.

El acabado mate en un delineador funciona como un perfeccionador. (Imaxtree)
El acabado mate en un delineador funciona como un perfeccionador. (Imaxtree)

Buen pulso, mejor resultado

En el apartado de las personas con maestría en el delineado, nada como recurrir a artilugios que han puesto a la innovación al servicio de la ciencia. Los delineadores con tinta líquida necesitan un trazo más preciso porque es más fácil que se emborronen y porque secan muy rápido, sin embargo, su acabado es siempre el más preciso. Puede que necesites más de una cada de producto para el delineado perfecto, pero ni se moverá ni su intensidad se alterará lo más mínimo.

Eyeliners de acabado perfecto para manos más experimentadas.
Eyeliners de acabado perfecto para manos más experimentadas.

Acertarás siempre con: 1. Signature Stylo Eye Liner de Chanel (42,55€). Es una auténtica pluma, con recambio de tinta incluida. El trazo de su pincel es suave y delicado y permite aplicar la cantidad exacta de tinta para que el delineado sea un éxito. 2. Tarteist Clay Paint Liner (23,95€) hará que tengas dos herramientas en lugar de una, pero es capaz de conseguir un delineado muy intenso y preciso pero con un acabado que parezca lápiz. 3. Eye Liner de Guerlain (42,55€) requiere de pulso y mesura, pero es uno de los delineadores más precisos y limpios que puedan tocar tus ojos. Se fija durante horas y tiene un acabado brillante perfecto.

Tendencia de consumo en tiempo de crisis

El investigador de tendencias globales Captify ha analizado el mercado de consumo actual y ha descubierto que, por primera vez en tiempo de crisis, la búsqueda de delineadores se ha disparado superando con creces de la de labiales. El maquillaje de ojos ha crecido un 52% mientras que los labiales han caído un 8%. Hasta ahora el llamado Lipstick Effect (efecto labial), que consistía en el aumento de compras de barras de labios en los tiempos difíciles, era la norma, pero después del estudio de los hábitos de consumo de enero a mayo de 2020, todo apunta a un Eyeliner Effect como tónica.

El porqué es muy sencillo. La mascarilla, de obligada necesidad, hace que maquillar el tercio inferior del rostro ya no sea necesario. Al ocultar boca, nariz y parte de las mejillas, todo lo que queda a la vista son los ojos, así que maquillarlos se ha convertido en la nueva forma de resaltar el rostro y, sobre todo, de reconfortarnos. Al fin y al cabo, el Lipstick Effect surgía de la necesidad psicológica de vernos bien para sentirnos mejor, eso de al mal tiempo buena cara, o emulando a Holly Golightly en ‘Desayuno con diamantes’: hay cosas que se afrontan mejor con los labios pintados. Bueno, ahora con los ojos pintados.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios