Logo El Confidencial
'Look' royal soleado

Letizia, reina de los polvos de sol y enamorada del bronceado

Con la inminente llegada del verano, el sol ha comenzado a pegar fuerte y solo tienes dos opciones: te bronceas o te echas polvos de sol… O, como Letizia, haces las dos cosas

Foto: La reina Letizia, con la piel visiblemente bronceada en una videoconferencia desde palacio. (EFE)
La reina Letizia, con la piel visiblemente bronceada en una videoconferencia desde palacio. (EFE)

Las sesiones virtuales en palacio no solo han dejado al descubierto cómo es el despacho de Letizia o interesantes elucubraciones para explicar por qué el lapicero que la Reina sostiene constantemente jamás está desgastado. Además de todos esos momentos propiciados por la cuarentena del coronavirus, el aspecto de Letizia ha supuesto también una importante fuente de información sobre la experiodista.

[LEER MÁS: ¿Maquillaje, sol, tratamientos? Los expertos analizan la nueva imagen de Letizia]

Sus canas naturales y deliberadamente peinadas, a la vista de todos, o su rostro ligeramente enrojecido —tal vez resultado de un peeling— nos han ido creando poco a poco la imagen de Letizia que contemplamos a día de hoy: morena.

La reina Letizia, con los pómulos marcados con polvos de sol y el escote notablemente más bronceado. (EFE)
La reina Letizia, con los pómulos marcados con polvos de sol y el escote notablemente más bronceado. (EFE)

Primero fue el paulatino oscurecimiento de su cabello, olvidándose de las mechas y entregándose al castaño oscuro, que más tarde dio paso a las estratégicas canas al natural, igual que hiciera Meghan Markle, y la prensa internacional ha calificado de "inspiradoras". Pero la misión de Letizia de acercar su 'look' a la naturalidad y un poco también a la eterna juventud ha continuado con su piel.

En el minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, la piel de la reina Letizia estaba impoluta y tersa, pero pálida, sin ningún rastro del favorecedor efecto 'besado por el sol'. Había que ponerle remedio a esa piel apagada, más aún con la llegada de las altas temperaturas. Y así fue como el sol pasó a convertirse en el nuevo mejor amigo de Letizia.

Letizia, de nuevo con la piel pálida en el minuto de silencio en el palacio de la Zarzuela. (EFE)
Letizia, de nuevo con la piel pálida en el minuto de silencio en el palacio de la Zarzuela. (EFE)

Desde entonces, y ligeros enrojecimientos mediante, hemos asistido a la evolución de la Reina a través de un constante efecto bronceador. Comencemos por su rostro, donde los polvos de sol son una varita mágica capaz de hacer las veces de 'contouring' o de incisivo sol veraniego, pero sin riesgos de por medio.

[LEER MÁS. Letizia se oscurece la melena: al mal tiempo, un 'look' sobrio]

Cuando Letizia se coloca frente al ordenador para cumplir con sus reuniones diarias, su rostro encuentra en los polvos de sol la forma de aportarle a su piel un tono saludable muy natural. Además de los reglamentarios polvos bronceadores para marcar el pómulo, bien difuminados en los ángulos estratégicos, la Reina parece dar una pasada final con la brocha en mejillas, frente y tabique de la nariz, consiguiendo que el rostro aparezca más moreno.

La reina Letizia, visiblemente bronceada en rostro, cuello, escote y manos. (EFE)
La reina Letizia, visiblemente bronceada en rostro, cuello, escote y manos. (EFE)

El maquillaje de los ojos también parece ser uno de sus trucos. Acostumbra a sombras de ojos más satinadas, últimamente es más fácil verla con un maquillaje ahumado, más oscuro y acorde a su tono de piel bronceada. Eso sí, la sombra de ojos no se queda solo en el párpado móvil. Para desdibujar los límites del pigmento, a ras de las pestañas inferiores también deposita una pequeña cantidad de sombra de ojos, logrando el efecto 'smokey' pero mucho más natural.

[LEER MÁS: Siete trucos para parecer más morena en un abrir y cerrar de ojos]

La reina Letizia, en un acto al aire libre luciendo bronceado. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en un acto al aire libre luciendo bronceado. (Limited Pictures)

Pero no todo en el recién estrenado 'look' bronceado de la reina Letizia es maquillaje porque el resto de su cuerpo también ha adquirido un tono dorado de lo más favorecedor. La piel morena de Letizia durante los primeros días de sol podría explicar aquellos días en los que vimos a la Reina con el cuello y el escote notablemente enrojecidos… ¿Una siesta al sol tal vez? Las primeras exposiciones al sol, además de más breves, siempre deben hacerse con una fotoprotección alta.

La reina Letizia. (Cordon Press)
La reina Letizia. (Cordon Press)

Lo que sí es seguro es que el cuerpo de Letizia está ahora más bronceado que a principios de mayo. Al cuello y al escote se les han sumado las manos y los empeines, o al menos eso es lo que podemos saber, puesto que son las únicas zonas que han quedado al descubierto. Habrá que esperar a que la Reina inaugure su colección de vestidos veraniegos para descubrir si Letizia ha tomado el sol a conciencia o si la brisa en los actos protocolarios ha besado su piel.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios