Logo El Confidencial
Trucos de verano

Cómo convertir el autobronceador en una herramienta de contouring a largo plazo

Mucho ha llovido desde que Kim Kardashian nos enseñó las técnicas del contouring, pero cada verano, el autobronceador se convierte en una herramienta mucho más efectiva para dar forma al rostro

Foto: Alessandra Ambrosio, con un rostro perfectamente contorneado. (Getty)
Alessandra Ambrosio, con un rostro perfectamente contorneado. (Getty)

Ay, si Caravaggio levantara la cabeza y viera que su depurada técnica del claroscuro ha copado titulares alrededor del mundo con la única finalidad de pulir el rostro al gusto y sin cirugía.

Ahora que el contouring -la adaptación del claroscuro del Renacimiento a nuestros días- ya no tiene secretos para nosotros, ahora que sabemos dónde aplicar con precisión un tono más oscuro y dónde esparcir luz para que nuestros rasgos parezcan más afilados y contundentes… Es el momento ideal de aligerar las capas de maquillaje y hacer que el autobronceador sea el que lleve la batuta.

Kim Kardashian siempre maquilla su rostro con las técnicas del contouring. (Reuters)
Kim Kardashian siempre maquilla su rostro con las técnicas del contouring. (Reuters)

En 2015, el contouring se convirtió en uno de esos hashtags repetidos por las redes sociales para aglutinar la última tendencia de ‘no maquillaje’. En medio del auge del clan Kardashian y de 'Jersey Shore', los trucos de belleza de ambos realities se fusionaron para crear esta técnica que, realizada con buen pulso, puede hacer que no llevemos maquillaje en verano y que nuestras mandíbulas estén marcadas.

[LEER MÁS: 7 autobronceadores para estar más moreno ya, sin tener que pasar horas al sol]

Siguiendo el mapa de contouring de Kim Kardashian y con un autobronceador a modo de color oscuro, basta con cincelar a gusto las zonas en las que queremos que haya sombra. La clave, como todo en la vida, está en el equilibrio. Es preferible aplicar muy poco producto y repetir una y otra vez hasta conseguir la tonalidad deseada que sufrir las consecuencias de la tanorexia química y transformarse en Donatella Versace.

Jessica Alba, aunque siempre está morena, no suele renunciar a los polvos bronceadores. (Reuters)
Jessica Alba, aunque siempre está morena, no suele renunciar a los polvos bronceadores. (Reuters)

También conviene recordar que el autobronceador no deja el mismo tono nada más aplicarlo que al paso de las horas, ya sabes, la oxidación y esas cosas. Lo mejor es realizar el contouring vitalicio en varios días para así apreciar sus resultados. Y para evitar dramas de falsa hiperpigmentación, aplicar el autobronceador con ayuda de una brocha, igual que si se tratara de unos polvos de sol, siempre es un truco que valorar.

[LEER MÁS: Desmaquillante en bomba, el invento irlandés para eliminar el autobronceador]

Los autobronceadores en gel, en crema o incluso en bruma son más fáciles de aplicar y trabajar con una brocha. Aplica sobre una superficie -que puedas limpiar fácilmente y que no sea porosa- el autobronceador y con la brocha dale un toquecito al producto. Uno solo. Y después retira el exceso con otro toquecito sobre la misma superficie. Aunque parezca que llevas muy poco producto, es más que suficiente para aplicar el color, trabajarlo y tener la zona muy delimitada. Difumina con cuidado y nada de líneas.

Ana de Armas, con un contouring de lo más iluminador. (Getty)
Ana de Armas, con un contouring de lo más iluminador. (Getty)

Con el autobronceador a modo de polvos de sol, puedes crear dos efectos escultores. Si aplicas el autobronceador sobre frente, mejillas, nariz y barbilla, lograrás una sensación de piel besada por el sol. Si lo aplicas debajo del hueso del pómulo, siguiendo el hueso de la mandíbula, en las sienes e incluso a los lados del tabique de la nariz, habrás cincelado tu rostro al gusto.

Dependiendo de la marca y el formato de autobronceador que utilices, podrás lavarte el rostro pasadas las horas indicadas. Si lo has hecho bien y con control, el resultado será muy sutil. Si te has pasado, Snooki & JWoww llamarán a tu puerta para llevarte a una nueva edición de 'Jersey Shore'.

Lo bueno del tantouring es que consigues el mismo efecto visual del contouring, pero su duración es de varios días, lo que evita que tengas que aplicar varias capas de maquillaje. El look cara lavada es mucho más cómodo así, pero recuerda utilizar autobronceadores específicos para el rostro para conseguir los resultados más naturales y mantener la piel sana.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios