Por qué las celebrities han dejado de contratar maquilladores
  1. Estilo
  2. Belleza
Nueva normalidad

Por qué las celebrities han dejado de contratar maquilladores

En el mundo de la belleza, las consecuencias del coronavirus no afectan solo a la nueva forma de comprar cosméticos, los maquilladores de Hollywood pueden comenzar a temblar

Foto: Taylor Swift es una de las estrellas que pasa de contratar a maquilladores. (EFE)
Taylor Swift es una de las estrellas que pasa de contratar a maquilladores. (EFE)

Cuando la cuarentena comenzó a alargarse y durar más de una semana y más de un mes, el ingenio de los trabajadores de la moda y la belleza inventó nuevas formas de seguir adelante con la vida. ¿Que las cabeceras de moda de mayor renombre del mundo se quedaban sin contenidos que sindicar? ¿Que no había fotos posibles para las portadas?

[LEER MÁS: ¿Retoque estético o genética? Gigi Hadid, por fin, habla del volumen de su rostro]

La solución rápida y casera fue convertir los hogares de las top models en estudios fotográficos, a sus parejas en fotógrafos y a ellas mismas en estilistas encargadas no solo de crear outfits dignos de una editorial de moda, sino también looks nivel maquilladores y peluqueros profesionales.

Gigi Hadid, antes de que su embarazo se filtrara a todos los medios, fue la primera en protagonizar una sesión de fotos en su casa para 'Vogue' Italia y vestida de los pies a la cabeza por Chanel. Gigi, siendo Gigi, se fotografió (en realidad fue Leah McCarthy) tirada en el salón de su casa, jugando a la Nintendo Switch mientras comía galletitas saladas con forma de pez -y virales durante la cuarentena gracias a Instagram y TikTok-.

Y por si había dudas de si ella misma se había maquillado, días más tarde la modelo compartió también en Instagram su completo tutorial de maquillaje durante la cuarentena. Vistos los resultados, la mecha prendió y no fue la única que prescindió de contratar a un maquillaje para sus sesiones caseras, su hermana Bella también quiso jugar a ser makeup artist profesional, además de atreverse a cortarse el pelo en casa.

Taylor Swift, que tan ociosa y creativa estaba en su casa que sacó un álbum con 16 temas más uno extra de regalo en su versión deluxe, ha sido otra de las celebrities que, al otro lado del mundo, ha recurrido a sus artes como estilista para peinarse y maquillarse para la portada de ‘Folklore’, como ha llamado al disco.

[LEER MÁS: ¿Ha desvelado Taylor Swift el nombre de la hija de Blake Lively y Ryan Reynolds?]

Taylor Swift, en el videoclip de 'Cardigan'.
Taylor Swift, en el videoclip de 'Cardigan'.

Tras elegir la localización de las fotografías en un bosque próximo a su casa, la cantante optó por la estética country romántica de finales del siglo XIX para ambientar las fotografías y el videoclip de su primer sencillo ‘Cardigan’. Sin necesidad de maquillador ni peluquero, Taylor recogió su cabello en distintos peinados, siempre bajos y de efecto deshecho. El resultado fue el que buscaba, muy country y relajado.

Imagen promocional de 'Folklore'.
Imagen promocional de 'Folklore'.

Y el maquillaje, igual que el de Gigi Hadid, el más complicado de todos, tan natural que parecía no llevar nada. Una piel con tono homogéneo y sin imperfecciones, unas cejas perfectamente trabajadas, un saludable rubor en las mejillas y máscara de pestañas para la que así lo desee.

Podría parecer que prescindir de un maquillador profesional es una moda propia de millennials o zentennials, pero nada más lejos de la realidad. Una vieja conocida del cine, reconvertida en empresaria de éxito que lo mismo te vende gafas que maquillaje, es decir Drew Barrymore, también se ha animado a convertirse en su propia y mejor estilista.

La niña de E.T., a sus 45 años, ha demostrado ser una excelente maquilladora. A diferencia de Gigi, Bella o Taylor, Drew Barrymore sí está habituada a hacerse su propio maquillaje. En su perfil de Instagram da breves tutoriales para sus seguidoras, casi siempre usando los cosméticos de su marca Flower Beauty.

Pero Drew ha dado el salto al maquillaje profesional y, siguiendo los pasos de Gigi Hadid, se ha marcado una ‘Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como’ para la portada de agosto de la revista 'Instyle'. En el jardín de su casa, con una cámara con mando a distancia para hacerse ella misma las fotografías y, por supuesto, con un look de belleza hecho por ella misma, Drew es otra de las abanderadas del ‘do it yourself’ y no parece estar por la labor de contratar a un maquillador profesional en mucho tiempo.

En el caso de Drew, la actriz parece tener bastante bien cogido el truquillo a su maquillaje estrella. Unos ojos bien enmarcados en lápiz de ojos negro, un labial líquido y mate, resistente a una larga sesión fotográfica y corrector en los puntos críticos -el microconcealing de las Kardashian tiene su efecto-.

via GIPHY

¿Quién las convence ahora de que contraten a un profesional?

Maquillaje Gigi Hadid Drew Barrymore Tutorial maquillaje Peinado Taylor Swift
El redactor recomienda