Errores, causas y situaciones diarios que pueden acelerar la caída del cabello en cualquier estación
  1. Estilo
  2. Belleza
Análisis capilar

Errores, causas y situaciones diarios que pueden acelerar la caída del cabello en cualquier estación

Agresiones externas, cosméticos inadecuados o una mala higiene son algunos de los errores que podemos corregir para evitar la caída del cabello. Otros muchos no están en nuestra mano

placeholder Foto: Manual del cuidado del cabello para reducir la caía. (Imaxtree)
Manual del cuidado del cabello para reducir la caía. (Imaxtree)

Estamos acostumbrados a identificar el otoño con la caída del cabello, sintiéndonos popes del cuidado capilar, cuando en realidad, hay muchas explicaciones más allá de la caída estacional. A los factores genéticos contra los que podemos hacer se le suman malas prácticas, agresiones externas, estrés o cosméticos que no deberíamos usar, convirtiendo la caída del cabello en una probabilidad con más porcentaje de ganar que de perder.

Sí, es cierto, cuando se acerca el otoño, nuestros cepillos y peines empiezan a recoger los primeros síntomas del cambio de estación. Uno de ellos es la caída del pelo, pero seguro que habrás notado que a medida que cumples años también has perdido densidad.

placeholder El cuidao del cabello no afecta solo a su brillo o movimiento, también repercute en su fuerza. (Getty)
El cuidao del cabello no afecta solo a su brillo o movimiento, también repercute en su fuerza. (Getty)

Cada día se caen entre 50 y 100 pelos, y aunque existen más de cien tipos de alopecia, la más habitual se denomina efluvio telógeno y afecta principalmente a mujeres: “Supone una caída brusca y alarmante, pero es algo temporal. A los 2-3 meses vuelve a nacer cuando la causa se resuelve”, explica Cristina Serrano Falcón, especialista en dermatología médico quirúrgica y venereología y coordinadora del grupo de tricología de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV). La otra más frecuente es la calvicie común o alopecia androgenética, que es más habitual en los hombres, aunque cada vez más mujeres la padecen. Se debe a una causa hormonal y a la genética.

Pero independientemente de la edad, la caída del cabello surge por diferentes motivos, y cada uno debe recibir un diagnóstico y tratamiento de forma específica. Si alguna vez te has preguntado por qué te pasa, que sepas que estos son los más frecuentes:

1. Situaciones de estrés

Aunque no suele ser una causa directa de la caída, sí que puede ser el desencadenante de algunos tipos de alopecia. “Si no hay una causa orgánica, el problema desaparecerá cuando remita el episodio estresante. Prescribimos nutricosmética”, afirma Serrano.

2. Falta de hierro

Es una de las causas más frecuentes en mujeres, sobre todo en edad fértil (por la menstruación). Ante esta carencia, el dermatólogo comprueba mediante un análisis de sangre si existe ese déficit y con la ingesta de hierro se resuelve.

placeholder El brócoli aporta hierro a nuestro organismo. (Unsplash)
El brócoli aporta hierro a nuestro organismo. (Unsplash)

3. Alteración de tiroides

Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden ocasionar alopecia. Además puede producir cambios en el cabello, como un pelo ralo, que pierde vigor y una pérdida de volumen repentina. Si se comprueba con una analítica este problema metabólico, el dermatólogo deriva al paciente a la consulta del endocrinólogo.

4. Productos muy fuertes para el cabello

El uso de algunos tintes o champús no causa alopecia directamente ni altera la evolución en quienes ya la padecen, pero sí puede debilitar y producir fracturas en el tallo. Lo notarás porque el pelo aparece despeinado, con las puntas abiertas, muy seco y frágil. Remite con un tratamiento cosmético (mascarillas, aceites, siliconas…). La tracción es otra de esas causas que podemos evitar corrigiendo con un simple gesto: cambiar la forma en la que nos peinamos. Evitar los peinados muy tirantes elimina la tensión de la raíz que, por esa fuera de tracción de una coleta o un moño muy terso, termina cediendo y cayendo.

placeholder Los productos muy agresivos terminan debilitando el cabello y favoreciendo su caída (Imaxtree)
Los productos muy agresivos terminan debilitando el cabello y favoreciendo su caída (Imaxtree)

5. Una nueva medicación

Muchos medicamentos pueden causar un efluvio telógeno. A los 2-3 meses de empezar la medicación puede haber una caída mayor de lo normal, que se mantendrá mientras esté con la medicación. A los 8-10 días de empezar un tratamiento de quimioterapia (efluvio anagénico) se cae prácticamente el 90% del cabello.

6. No tomar suficientes proteínas

No seguir una dieta equilibrada puede producir un déficit de nutrientes, vitaminas y proteínas. Además, “al no aportar los elementos que son necesarios para un buen crecimiento del pelo es posible encontrar alteraciones estructurales, es decir, en la composición de la fibra capilar, y ver el pelo más débil, sin brillo, más tendente a la fractura o cambios en la forma, color o textura”, señala la tricóloga.

7. Justo después del parto

Se produce una caída alarmante, brusca y autolimitada que ocurre en los dos o tres meses previos al parto y se mantiene pasados tres meses después de dar a luz. El pelo se recupera prácticamente al 100%. “Si continúa en el tiempo puede ser que confluya con cualquier otro tipo de alopecia, por ejemplo una alopecia androgenética”, aclara la experta.

placeholder El pelo de Meghan Markle durante su embarazo manifestó un notable crecimiento que se frenó en seco tras dar a luz. (Getty)
El pelo de Meghan Markle durante su embarazo manifestó un notable crecimiento que se frenó en seco tras dar a luz. (Getty)

8. Con la menopausia

Después de la menopausia debido a las alteraciones hormonales propias es frecuente que inicie o progrese una alopecia androgenética en la mujer o alopecia difusa. “Con tratamiento se puede frenar e incluso conseguir un aumento de la densidad”, detalla la dermatóloga.

Alopecia Cabello Estrés
El redactor recomienda