Melania, dime cómo te peinas y te diré cómo va Donald Trump en las elecciones
  1. Estilo
  2. Belleza
Peinados decisivos

Melania, dime cómo te peinas y te diré cómo va Donald Trump en las elecciones

Hay días en los que quieres pasar desapercibida con un correcto moño y días en los que te sientes tan poderosa que una melena al viento, bien ahuecada y con volumen representa tu estado de ánimo

placeholder Foto: Melania Trump, lo que un peinado puede decir de las elecciones. (EFE)
Melania Trump, lo que un peinado puede decir de las elecciones. (EFE)

Con las elecciones a punto de tener un vencedor, Melania Trump parece sentirse un paso más cerca de renovar su posición de FLOTUS (primera dama de los Estados Unidos), y sus dos últimos looks capilares son toda una demostración del excitante pero difícil momento en el que se encuentra.

Foto: Melania Trump: historia de una evolución capilar. (Getty)

Como harían Batman o Superman, por el día Melania tiene una personalidad y por la noche, otra. Por el día, a pesar de ser invencible ante el coronavirus, pudiéndose pasear por el colegio electoral sin mascarilla, porque ella ya ha superado el covid-19, Melania sabe lo importante que es ejercer su derecho al voto con un outfit medido al milímetro.

placeholder El look de Melania Trump para ir a votar. (Getty)
El look de Melania Trump para ir a votar. (Getty)

Un entallado vestido de Gucci con estampado cadena y un recatado largo midi, stilettos nude y bolso a juego. El look con el que Melania acudió a votar el día de las elecciones no tenía ni un pero; era equilibrado, elegante y estiloso, y su cabello se adaptaba a él. Su voluminosa melena de raíces ahuecadas se componía como solo hace en actos protocolarios, como en las visitas de los presidentes de otros países o en sus viajes europeos, en un moño bajo, que recogía el cabello sin tensión y manteniendo su esponjosidad.

placeholder Detalle del moño de Melania Trump para ir a votar. (Getty)
Detalle del moño de Melania Trump para ir a votar. (Getty)

Pero el moño bajo de Melania Trump escondía mucho más que un sencillo y elegante recogido para salir del paso. La raya de su cabello, siempre centrada y ahuecada para conseguir volumen en la coronilla y dejar caer los desfilados mechones sobre el rostro, se convertía en la estrategia con la que crear un flequillo Bardott -al estilo de Brigitte Macron o la propia Jill Biden-, con el que Melania conseguía ocultar al completo su rostro. Las gafas XXL completaban el efecto ‘discreción electoral’ y formando ese look de primera dama con dudas… ¿Será mi último look como FLOTUS o será el primero de los próximos 4 años?

Foto: Jill Biden, la candidata a primera dama de los Estados Unidos y su inspiración beauty. (Getty)

Melania de noche

Pasaron las horas y Melania Trump, con el escrutinio de los votos bastante avanzado, volvía a aparecer pero cambiando radicalmente de look. Si el estilo classy caracterizaba al look de día, para su look de noche, de nuevo como un superhéroe que se pone el traje negro nocturno, Melania acompañaba a su marido, Donald Trump, con un entallado y favorecedor esmoquin negro, camisa blanca y stilettos. Y, sí, el cabello de la primera dama también adoptaba un nuevo estilo.

placeholder El look de Melania Trump durante el recuento electoral. (Getty)
El look de Melania Trump durante el recuento electoral. (Getty)

Como encomendada a los ángeles de Charlie originarios, las ondas abiertas, la raya en medio y el ahuecado se apoderaban de la melena de Melania, creando el look de la victoria. Sabedora de que las encuestas no se cumplían con la exactitud que muchos anunciaban y que aún había posibilidades de que Trump saliera vencedor de la batalla electoral, Melania apostaba por un look rompedor, favorecedor y muy sensual, con el que dejaba su melena suelta, cepillada con un enérgico brushing que disparaba su volumen.

Lo que de día era un flequillo Bardott con el que ocultar la mirada, por la noche se transformaba en un mechón desfilado peinado hacia afuera para abrir el bucle, enmarcar el rostro y llenar de luz la mirada, apoyado por los mechones aclarados próximos al rostro. La raíz se pulía mucho más que durante el día y la nuca conseguía un volumen casi propio del cardado de Jackie Kennedy pero en su versión más sencilla, rompiendo la línea que dibujaba la raya del cabello y peinando la melena hacia atrás.

placeholder Detalle del peinado de Melania Trump durante la intervención de Donald Trump. (Reuters)
Detalle del peinado de Melania Trump durante la intervención de Donald Trump. (Reuters)

Las ondas desdibujadas, estratégicamente deshechas, conseguían que el look pareciera mucho más natural, casi fruto de la casualidad, aunque detrás se esconda todo un proceso estilístico basado en la montaña rusa que FLOTUS ha vivido en las últimas horas… ¿Será la melena de la victoria o la de la despedida?

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Melena Melania Trump Melena con volumen Cabello
El redactor recomienda