Si tienes el pelo grueso, puede que estés cometiendo alguno de estos errores
  1. Estilo
  2. Belleza
Lecciones capilares

Si tienes el pelo grueso, puede que estés cometiendo alguno de estos errores

Tener el cabello grueso es sinónimo de volumen. Sin embargo, al gozar de un pelo tan agradecido para el moldeado, abusar de él y dañarlo es casi inevitable

Foto: ¿Pelo grueso? Esto es todo lo que puedes estar haciendo mal con él. (Imaxtree)
¿Pelo grueso? Esto es todo lo que puedes estar haciendo mal con él. (Imaxtree)

Cuando tienes un cabello grueso que 'lo aguanta todo', es fácil vivir creyendo que más que un pelazo, lo que se tiene es un superpoder. Pero como diría el tío Ben: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, lo que se traduce en que para mantener un pelo grueso hay que seguir una rutina capilar adecuada y no exponerlo a ningún tipo de agresión, igual que haríamos con cualquier otro tipo de cabello.

El tan ansiado volumen del que otras personas carecen puede ser para los cabellos gruesos un quebradero de cabeza. La cantidad de pelo alarga los procesos de lavado, secado y peinado, haciendo que cortarlo sea tan tentador como arriesgado. Uno de los primeros errores que se comenten cuando se tiene el pelo grueso es la incorrecta elección de corte de pelo.

placeholder Tener mucho cabello exige más cuidados. (Imaxtree)
Tener mucho cabello exige más cuidados. (Imaxtree)

Con la idea de ‘aligerar’ el pelo, el abuso de capas, sobre todo cortas, conseguirá el efecto contrario, triplicando el volumen y haciendo que el pelo grueso, prácticamente, pierda cualquier tipo de forma, siendo además incontrolable. La longitud del cabello también es un factor a tener en cuenta. Por querer llevar el cabello corto, para ahorrar ese plus de tiempo que conlleva el pelo grueso, de nuevo el exceso de volumen puede jugar una mala pasada. A partir de la media melena es más fácil acertar; además, el propio peso del cabello reduce la probabilidad de que aparezca el encrespamiento y hace que el pelo sea más manejable.

placeholder Amanda Seyfried, con su frondosa melena. (Cordon Press)
Amanda Seyfried, con su frondosa melena. (Cordon Press)

Si tienes mucho pelo, todo lo que esté relacionado con él también se multiplicará. Al haber más cantidad y grosor, se gasta más producto en lavarlo y tratarlo, se tarda más tiempo en secarlo, peinarlo y no nos olvidemos de los momentos malos. Todo el mundo experimenta a menudo un ‘bad hair day’ en el que el cabello se despierta rebelde y no hay forma de hacerse con él. Cuando se tiene el pelo grueso, el encrespamiento es mayor y los días de pelo descontrolado, apagado, graso o seco también van a más. A la hora de cuidar el cabello grueso, hay que precisar en las fórmulas que se adecúen a nuestro tipo de pelo, no olvidemos que la cantidad o el grosor no evitan que tengamos un cabello graso o seco, y hacer especial hincapié en el cuidado de las puntas así como en los procesos.

placeholder Selena Gomez se caracteriza por tener el cabello muy grueso y llevar siempre recogidos muy tersos para controlarlo. (Getty)
Selena Gomez se caracteriza por tener el cabello muy grueso y llevar siempre recogidos muy tersos para controlarlo. (Getty)

La forma en la que recogemos el pelo también tiene inmediatas y directas consecuencias en su salud. Los peinados muy tirantes y muy altos son grandes enemigos de los cabellos gruesos. Su mayor peso suele hacer que utilicemos gomas de pelo más potentes, les demos más vueltas y además incluyamos en la ecuación horquillas perforándonos el cráneo. Como consecuencia, el cabello se taza, por mucha cantidad que tengas y por muy grueso que sea.

Cuando el cabello es muy grueso, un paso tan sencillo como el de mojarlo llevará algo más de tiempo. Para hacerlo sin dañar el cabello, siempre es preferible utilizar agua tibia. Tras haber asegurado que toda la superficie está mojada, enjabonar requiere de un intenso masaje con la cantidad necesaria de producto para cubrir todo el cabello, lo que puede necesitar de un aclarado y segundo enjabonado para cerciorarse de la limpieza total.

placeholder Negin Mirsalehi, el pelo de Instagram, es un ejemplo de cabello grueso pero puntas muy finas. (Getty)
Negin Mirsalehi, el pelo de Instagram, es un ejemplo de cabello grueso pero puntas muy finas. (Getty)

Desde la web Makeup by L’Oréal, explican que es un fallo muy habitual confundir cabello grueso con cabello rizado o texturizado, por lo que mucha gente utiliza fórmulas muy nutritivas pero demasiado pesadas para el cabello grueso, que de por sí ya es más pesado. “El cabello grueso tiende a retener más la grasa debido a la densidad de las fibras del cabello. Con el tiempo, esto puede crear acumulación, dejando las puntas sin brillo. Cuando se tiene el cabello grueso, es importante limpiarlo adecuadamente para evitar el efecto de apelmazamiento”, detallan desde la web. Su recomendación es utilizar champús suaves y reequilibrantes como Arcilla Extraordinaria de L'Oréal Paris Elvive (10,80€). La arcilla absorbe la grasa del cabello y facilita la limpieza pero sin resultar agresivo para el cuero cabelludo.

placeholder ¿Cabello encrespado? Tu champú puede ser la solución. (Imaxtree)
¿Cabello encrespado? Tu champú puede ser la solución. (Imaxtree)

Tras lavar y aclarar el cabello por completo, asegurándonos que en la densidad de nuestro cabello no quede nada de champú, también es recomendable utilizar el acondicionador para desenredar el cabello y mejorar la hidratación de las puntas, así como una mascarilla según nuestro tipo de pelo. Otro paso que suele desesperar cuando se tiene mucho pelo es el secado. Dejándolo al aire siempre conseguiremos una forma mucho más natural y alejaremos el encrespamiento; sin embargo, la frondosidad de un pelo grueso, hace que el secado al aire se eternice.

Una toalla de algodón o microfibras es la mejor opción para eliminar cualquier tipo de humedad de la zona de la raíz y el cuero cabelludo. Una vez esta zona esté seca, el resto se secará al aire sin dificultad. Si no se elimina la humedad, además de que el cabello quedará apelmazado, corremos el riesgo de que el cuero cabelludo no reciba el oxígeno que necesita, debilitando el cabello y favoreciendo su caída.

placeholder Meghan Markle también tiene el cabello grueso y es habitual ver cómo lucha contra el encrespamiento. (Getty)
Meghan Markle también tiene el cabello grueso y es habitual ver cómo lucha contra el encrespamiento. (Getty)

Las puntas también deben recibir un cuidado especial cuando se trata de cabellos gruesos. Al tratarse de fibras de mayor volumen, es más fácil que se abran en varias partes como consecuencia de la falta de hidratación y el propio roce con las prendas o el uso de fuentes de calor. Si tu pelo es grueso, un sérum o aceite seco antes de salir de casa nunca está de más.

Por último, pero para nada menos importante, las fuentes de calor. No es ningún secreto que exponer al cabello al calor de un secador o una plancha de forma prolongada y habitual termina por debilitarlo. Así que si tienes mucho pelo, lo debilitas más, por muy resistente que parezca. Precisamente por ello es muy común encontrarse a gente con frondosas y voluminosas melenas que, vistas de cerca, carecen de brillo y sus puntas están secas, además de la evidente tendencia al desafío de gravedad: un encrespamiento fuera de control.

via GIPHY

Si tu cabello es grueso, evita secarlo con el secador o utiliza el método mixto: quita la humedad, aplica el calor solo en la raíz y a una distancia considerable y deja que el resto del pelo se seque al aire. A la hora de moldearlo, trucos de toda la vida como los rulos, las trenzas o los mil ingenios de TikTok para crear ondas sin calor pueden ayudarte a dar con el peinado ideal y tu pelazo podrá con él.

Cabello
El redactor recomienda