Con una piel radiante y muy cuidada, así de estupenda llega Carmen Martínez-Bordiú a los 70
  1. Estilo
  2. Belleza
Antiage

Con una piel radiante y muy cuidada, así de estupenda llega Carmen Martínez-Bordiú a los 70

Acaba de estrenar década, pero los años parecen no pasar por el rostro de la nieta de Franco, que ha presumido siempre de tener una piel libre de manchas y demás signos de la edad

Foto: Carmen Martínez-Bordiú, en una imagen de archivo. (Getty)
Carmen Martínez-Bordiú, en una imagen de archivo. (Getty)

Prácticamente podemos documentar la vida de Carmen Martínez-Bordiú al completo. Desde su más tierna infancia hasta la actualidad, la aristócrata ha sido portada de revistas, y si hay algo que apenas ha cambiado en ella, esa ha sido la calidad de su piel. Jamás afectada por manchas o pérdida de elasticidad, consecuencias habituales del paso de los años, esta falta de signos de la edad demuestra que a Carmen su imagen le importa y presta un especial cuidado al estado de su piel.

placeholder Carmen Martínez-Bordiú, en el segundo aniversario de la obra de teatro 'La llamada' en 2015. (Cordon Press)
Carmen Martínez-Bordiú, en el segundo aniversario de la obra de teatro 'La llamada' en 2015. (Cordon Press)

De entrada, llegar a los 70 con una tez tan impoluta tiene una explicación muy evidente y sencilla: Carmen Martínez-Bordiú se ha protegido con ahínco de los rayos del sol. La incidencia prolongada, y sin la debida protección solar, al astro rey tiene un efecto directo en la salud de la piel. La radiación solar incide en ella y abre paso al efecto de los radicales libres que impiden el normal funcionamiento de las células, lo que termina acelerando el envejecimiento. Además, no olvidemos que la piel tiene memoria, es decir, el sol que tomamos sin protección en la juventud desencadena las manchas que aparecen en nuestra piel con el paso de los años. Sin embargo, en la piel de Carmen es imposible encontrar una mancha o una pigmentación más oscura. Su tez sigue clara y su tono radiante.

placeholder Alfonso de Borbón, junto a Carmen Martínez-Bordiú en 1917. La incidencia del sol en la nieve es muy fuerte, pero la ausencia de manchas en su piel indica que recurría a protección solar cuando iba a esquiar en su juventud. (Cordon Press)
Alfonso de Borbón, junto a Carmen Martínez-Bordiú en 1917. La incidencia del sol en la nieve es muy fuerte, pero la ausencia de manchas en su piel indica que recurría a protección solar cuando iba a esquiar en su juventud. (Cordon Press)

Otra consecuencia no solo de haber usado protección solar, sino de haber evitado la exposición al sol es la ausencia de flacidez en su rostro. Aunque su óvalo facial tiene ahora más volumen, mantiene su forma, y ni sus pómulos ni sus párpados han cedido ante la gravedad, su piel conserva su firmeza. Una de las consecuencias del paso de los años es la falta de colágeno en la piel, lo que empeora su hidratación, favoreciendo la aparición de las arrugas, además de la pérdida de volumen, algo que no afecta al rostro de Carmen Martínez-Bordiú.

Para recrear ese efecto de pómulo elevado, la doctora Gloria Santomauro Gosparini nos explica que también se puede infiltrar ácido hialurónico con la finalidad de generar volumen y levantar el pómulo, creando esa sensación una mejilla turgente y alta. Este tipo de inyectables se utilizan de forma habitual para mejorar la hidratación de los labios, además de aumentar ligeramente el volumen de estos. También le preguntamos cómo se podría conseguir el excelente tono de la piel de Carmen, siempre luminoso y unificado. Una opción es recurrir a las inyecciones de vitaminas, aunque también se puede devolver la luminosidad a la piel con ayuda de un láser de CO2.

placeholder Carmen Martínez-Bordiú, en 2004 y 2017.  (Cordon Press)
Carmen Martínez-Bordiú, en 2004 y 2017. (Cordon Press)

La mirada es una de las zonas en las que la aristócrata ha centrado más su atención. Para mantener todo el área del contorno de los ojos con tersura y buen tono, además del uso de cosméticos hidratantes y de efecto lifting, Carmen recurre al maquillaje para conseguir levantar su mirada. Uno de sus trucos preferidos es trabajar las cejas, muy definidas y finas para emular el efecto de los foxy eyes. El maquillaje con sombras oscuras también es uno de sus looks habituales: delineado inferior de día, ahumado de noche. La doctora nos apunta que, para conseguir este efecto de mirada limpia y párpados más tensos, se puede, por ejemplo, realizar una blefaroplastia superior junto con un tratamiento con toxina botulínica. A través de esta intervención, se retira el exceso de grasa y tejido sobrante de los párpados, abriendo la mirada. Asu vez, el comúnmente denominado bótox paralizaría el músculo, evitando que se crearan las arrugas en el contorno de los ojos.

Pero, apuntábamos antes a la importancia de la mirada en su cuidado estético ya que en 2013 Carmen se sometía a una intervención oftalmológica para mejorar su visión. Este tipo de intervenciones también ayudan a mejorar la apariencia de las arrugas, al reducir la necesidad de entornar los ojos, gesto que aumenta la formación de pliegues.

placeholder Carmen Martínez Bordiú, en 2003 con el cabello castaño chocolate. (Cordon Press)
Carmen Martínez Bordiú, en 2003 con el cabello castaño chocolate. (Cordon Press)

Algo que sí ha cambiado en el look de Carmen Martínez-Bordiú ha sido su cabello. Durante muchos años la vimos con un rubio pajizo, el color de moda en los 70, pero poco a poco lo fue oscureciéndolo. El castaño chocolate la acompañó durante muchos años, pero en la última década es más fácil reconocer a Carmen por su melena muy oscura, casi negra. Resulta curioso que mientras muchas mujeres comienzan a aclarar su cabello con el paso de los años para camuflar las canas y dulcificar sus rasgos, Carmen ha hecho todo lo contrario, presumiendo de que tiene un estilo propio e inconfundible, también a la hora de envejecer.

"Esta mujer, de una belleza serena y sonrisa grácil, ha tenido sus altos y bajos en los cuidados de la piel y la cara, pero en definitiva los retoques naturales y cuidadosos han resultado un acierto, no han modificado sus rasgos, han rejuvenecido su contorno facial y han mantenido su mirada brillante", concluye la doctora Gloria Santomauro.

El redactor recomienda