Si entrenas para tener un cuerpo firme, ¿por qué no hacer lo mismo con la cara? 
  1. Estilo
  2. Belleza
PONTE A PUNTO

Si entrenas para tener un cuerpo firme, ¿por qué no hacer lo mismo con la cara? 

Como cada persona gesticula diferente, los ejercicios no pueden ser los mismos, por eso es importante un programa facial personalizado

placeholder Foto: El masaje que rejuvenece el rostro. (Unsplash)
El masaje que rejuvenece el rostro. (Unsplash)

Si visualizas un cuerpo firme y tonificado, seguramente imagines largas sesiones de gimnasio detrás. Lo que no supondrás es que se ha conseguido alegremente por el mero hecho de extender una crema reafirmante. Y seguramente así sea. Pues bien, en el rostro sucede lo mismo, de ahí el auge del yoga facial. Nada menos que 57 músculos lo conforman, como para no ejercitarlos. Pero como cada persona gesticula diferente, los ejercicios no pueden ser los mismos, por eso es importante un programa facial personalizado. Aunque en España no lleva tanto tiempo de moda, la terapeuta brasileña y experta en fonoaudilogía y motricidad orofacial Alessandra Scavone difunde desde hace 30 años su método MASC por todo el mundo y tiene lista de espera (también visita nuestro país), porque los beneficios, según cuenta a Vanitatis, son múltiples.

Foto:

“Mejora la calidad de la piel, el tono muscular, reeduca los músculos faciales, elimina las líneas finas, suaviza las profundas, estimula la creación de colágeno y elastina, incrementa la circulación sanguínea, aporta luminosidad, elimina el estrés de las facciones y suaviza el bruxismo”. Incluso potencia la absorción de las cremas, confirma. Su método, que incluye acupuntura cosmética y masaje que esculpe las facciones, a diferencia del yoga facial tradicional mejora la piel además de ejercitar los músculos. “Me fijo en cómo duerme la persona, cómo mastica, sus hábitos y añado ejercicios de respiración”. En España, una de las más famosas instructoras de yoga facial es Diana Bordón, creadora del Facial Yoga Plan: “Hace seis años lo que estaba de moda aquí era la radiofrecuencia, la aparatología y tratamientos de belleza relacionados con el lujo”. Para ella lo importante es “no tratar el rostro por partes sino en conjunto, porque podemos caer en desequilibrio y crear arrugas en las zonas menos trabajadas”. También asegura algo que hace temblar los cimientos de muchos tratamientos en cabina: los masajes, por sí solos, no tonifican de forma duradera, solo si los unimos a ejercicios musculares. Por eso trabaja el automasaje, manual y con herramientas como el rodillo de jade, que activa la circulación y oxigena, y el gua sha, con efecto tensor.

Yoga facial en tiempos de mascarilla

Pero aunque se trabaje el rostro en conjunto, en época de mascarilla el foco está en la mirada. Poder sonreír sin que se marquen las patas de gallo es posible con el método ERE de Diana: eleva la mirada, rellena patas de gallo y elimina bolsas.

placeholder Fbt.
Fbt.

Eleva la mirada: Apoya los dedos corazón e índice estirados encima de las cejas y ejerce una leve presión. El ejercicio consiste en abrir y cerrar los ojos notando la resistencia de los dedos que impiden que las cejas puedan subir. Repite en 3 series de 15 parpadeos.

placeholder fbt.
fbt.

Rellena las patas de gallo: Coloca los dedos índice y pulgar en los laterales de los ojos ejerciendo una ligera presión. Al abrir y cerrar los ojos se genera una resistencia. Repite en 3 series de 15 parpadeos.

placeholder fbt.
fbt.

Elimina bolsas: Coloca los dedos índice y corazón en forma de V en el párpado inferior sin tocar las bolsas y ejerce una leve presión. Abre y cierra los ojos mientras que los dedos hacen resistencia al músculo orbicular inferior, con suavidad. Repite en 3 series de 15 parpadeos.

Scavone explica cómo mejorar otras zonas del rostro:

placeholder fbt.
fbt.

Surco nasolabial, mejillas y pómulos: Pon tus labios hacia adentro a la vez que sonríes. Asegúrate de que tu sonrisa esté simétrica. Coloca los dedos en el surco nasolabial mientras creas una resistencia a realizar el ejercicio. Aguanta 20 segundos. Haz 3 series.

placeholder fbt.
fbt.

Cuello: Inclina la cabeza hacia atrás hasta donde estés cómoda. Pon la boca en forma de O, labios hacia adentro, coloca tu mano en la región de la clavícula para que tengas una resistencia durante 20 segundos. Vuelve a la posición normal, inhala y exhala. Haz 3 series.

Cuando apliques tu crema, que sea así

Tan importante es el producto que aplicas como la manera de hacerlo. La gurú brasileña da los tips para cada zona del rostro:

  • Ojos: Con la yema de los dedos haz círculos de adentro hacia afuera bordeando las cejas por el interior sin acercar el producto a los ojos. Para reducir las bolsas, realiza movimientos suaves con los dedos índices bajo los ojos y desde la nariz hacia afuera.
  • Pómulos: Haz movimientos de abajo hacia arriba y de dentro afuera.
  • Boca: Con los dedos de ambas manos en forma de V, haz movimientos desde el centro hacia los lados.
  • Frente: Movimientos rectos y hacia arriba.
  • Cuello: Movimientos ascendentes y rectos desde la clavícula hasta la mandíbula.

¿Cuándo notarás resultados?

Si para observar los beneficios en el gimnasio necesitas al menos un par de meses, en el rostro ocurre parecido. Además del reciente libro 'Cambio de vida facial', que puedes encontrar en Amazon por 28,43€, Alessandra Scavone cuenta con un programa de 7 semanas individualizado para conseguir unas facciones tonificadas y una piel bonita. También Diana Bordón acaba de lanzar 'Yoga facial, otra belleza es posible'. En Amazon, 28,08€.

Gimnasio Radiofrecuencia Cremas Mascarilla Amazon
El redactor recomienda