Rubores que puedes llevar esta primavera en tus mejillas, a pesar de la mascarilla
  1. Estilo
  2. Belleza
Sonrojarse

Rubores que puedes llevar esta primavera en tus mejillas, a pesar de la mascarilla

La mascarilla nos ha dificultado el momento de maquillar las mejillas. ¿La solución? Rubores que penetren y duren, pero sin olvidar el color

Foto: Adriana Arojan, en una imagen promocional de My Way de Armani. (Cortesía)
Adriana Arojan, en una imagen promocional de My Way de Armani. (Cortesía)

El 2021 es el año de reducir los excesos al máximo. Nada demasiado llamativo e intenso. En el equilibrio estará el éxito del maquillaje. Superada la barrera de la mascarilla y en plena batalla contra el maskné, los ojos se han convertido en los protagonistas del rostro; sin embargo, esta primavera también toca maquillarlos de una forma más sutil.

Pero, en esta nueva normalidad, las grandes olvidadas también son las mejillas. Expuestas al roce constante con la mascarilla, hemos dejado de maquillarlas porque el color se acababa perdiendo. La solución para conseguir unas mejillas sonrosadas y a prueba de cualquier adversidad se resume en tres tips: textura, color e intensidad.

Textura

Los rubores en crema y los tintes son los grandes aliados del maquillaje en los tiempos de coronavirus. Sus fórmulas no se quedan en la superficie de la piel, sino que se adhieren a ella. Los rubores en polvo, aunque más rápidos de aplicar, se quedan en el vello y se van al primer contacto con la mascarilla. Además, estas fórmulas no resecan la piel y duran más tiempo.

placeholder No existe una zona delimitada sobre la que aplicar el rubor. (Getty)
No existe una zona delimitada sobre la que aplicar el rubor. (Getty)

Color

Esta nueva normalidad nos ha dejado maquillajes mucho más naturales. Lo que le pedimos ahora al rubor es un acabado de mejillas saludables, como si nos hubiéramos sonrojado. Quedan, por tanto, fuera aquellos coloretes altamente pigmentados o de colores muy intensos. Nada de marrones, rojos o acabados satinados, esta primavera acertarás siempre que te muevas entre corales y rosados para recrear ese tono de piel ruborizada.

Intensidad

La intensidad es una cualidad intrínseca a los rubores en crema o líquidos. A diferencia de los coloretes en polvo, con los que excederse es algo bastante sencillo, los tintes o los rubores en crema se aplican capa sobre capa para ajustar la intensidad de color. Difuminar es también mucho más sencillo. Y es que en el rubor primaveral no existen los límites, no hay una zona específica para aplicar el color. Puedes optar por el modelo Ratajkowski y aplicar sobre nariz y mejillas o extenderte hacia las sienes, pero nunca olvides difuminar con los dedos hasta eliminar cualquier línea.

placeholder Taylos Swift, en los Grammy 2021. (Cordon Press)
Taylos Swift, en los Grammy 2021. (Cordon Press)

Para conseguir el rubor primaveral idóneo y a prueba de mascarillas, esta pequeña selección aúna textura, color e intensidad para que te sonrojes con mucha naturalidad. Por supuesto, trabajar la piel antes con una buena hidratación y evitando los maquillajes mate o en polvo, el resultado quedará mucho más natural. Tan bucólico como las mejillas de Taylor Swift en los Grammy.

Giorgio Armani Colorete Líquido-Colorete

placeholder Giorgio Armani Colorete Líquido-Colorete de Armani.
Giorgio Armani Colorete Líquido-Colorete de Armani.

Dentro de tintes, existen texturas como la mousse. El A-Blush de Giorgio Armani, 49,99€ en Sephora, es un ejemplo de rubor naturales, aumentando su intensidad capa sobre capa, dejando siempre un acabado luminoso e hidratado.

Gogo Tint, de Benefit

placeholder Gogo Tint, de Benefit.
Gogo Tint, de Benefit.

Probablemente, el Bene-tint es el tinte labial más conocido. En un tono más rosa pero manteniendo su fórmula, Gogo Tint de Benefit, 19,99€ en Sephora, permite conseguir unas mejillas sonrosadas muy juveniles.

Cheeks Out Freestyle, de Fenty Beauty

placeholder Cheeks Out Freestyle, de Fenty Beauty.
Cheeks Out Freestyle, de Fenty Beauty.

Con una textura similar a la de un bálsamo, Cheeks Out Freestyle de Fenty Beauty, 22,99€ en Sephora, se calienta con los dedos y se aplica sobre la piel para dejar un tono muy sutil e iluminado que se puede subir de tono con un par de capas.

On-The-Glow Blush, de Pixi

placeholder On-The-Glow Blush, de Pixi.
On-The-Glow Blush, de Pixi.

Si quieres un rubor que llevar siempre a mano, fácil de aplicar y con el que nunca fallar, cualquier tono de On-The-Glow Blush de Pixi, 23,99€ en Sephora, se va a convertir en tu cosmético de referencia. Se desliza en una pasada y se puede retocar sin miedo a que se vaya a secar.

Lip2Cheek, de RMS Beauty

placeholder Lip2Cheek, de RMS Beauty.
Lip2Cheek, de RMS Beauty.

Nada como un rubor multifunción con el que maquillar los labios, darles color a las mejillas e incluso un toquecito glossy a los párpados. Lip2Cheek de RMS Beauty, 38,99€ en Sephora, es una de esas opciones que dura y dura, además de ser muy fácil de trabajar y tener un tamaño mini. Un par de toquecitos y el resultado es el más natural.

Lip and Cheek, de Milk Beauty

placeholder Lip and Cheek, de Milk Beauty.
Lip and Cheek, de Milk Beauty.

En formato stick también encontramos Lip and Cheek de Milk Beauty, 24,99€ en Sephora, con un tono muy sutil y una infinita variedad de tonos. Se desliza sin dejar sensación grasa pero sí creando un acabado muy luminoso.

Primavera
El redactor recomienda