¿Qué es el mapping facial? O las claves para saber dónde pincharte
  1. Estilo
  2. Belleza
DUDAS Y PREGUNTAS

¿Qué es el mapping facial? O las claves para saber dónde pincharte

O lo que es lo mismo: ¿dónde me tengo que pinchar toxina botulínica (bótox) para poder mejorar el paso del tiempo en las facciones faciales?

placeholder Foto: Saber dónde te tienes que pinchar es importante. (iStock)
Saber dónde te tienes que pinchar es importante. (iStock)

Todo el mundo asocia las infiltraciones con toxina botulínica (comúnmente conocida como bótox) con rostros sin expresión y artificiales, pero los tiempos han cambiado y el mapping facial (rediseño facial en orden a necesidades específicas) ha conseguido que, jugando con la cantidad y los puntos en la inoculación de la toxina, podamos potenciar los rasgos naturales, frenar el paso del tiempo y evitar rostros inmóviles. Pero ¿cómo identificar qué puntos son los que necesitamos para conseguir un rostro rejuvenecido y con ese aspecto de buena cara?

Según nos explica el doctor Ricart, dermatólogo y director de la clínica en Instituto Médico Ricart, “el bótox continúa siendo el tratamiento de medicina estética más demandado”. La toxina botulínica y el relleno de labios encabezan la lista de tratamientos más buscados en Google y más demandados en las clínicas. Esto se debe a que “permite eliminar temporalmente las arrugas de expresión, la infiltración paraliza el músculo impidiendo así que se contraiga y que dé lugar a arrugas. Su efecto es temporal y dura de cuatro a seis meses, dependiendo de la piel de cada paciente”, apuntan desde Instituto Médico Ricart.

placeholder Por zonas. (iStock)
Por zonas. (iStock)


¿Qué es el bótox?

“La toxina botulínica es una proteína que ayuda a relajar el músculo en el que se inyecta de forma transitoria. Dentro de la medicina estética, tiene indicación oficial en tercio superior, es decir, para tratar la zona de entrecejo, frente y patas de gallo”, nos cuenta la doctora Mercedes Sáenz de Santa María, médico estético de la Clínica Dermatológica Internacional, (Calle Marqués de Villamagna, 8, Madrid).

Si te estás planteando realizarte un tratamiento rejuvenecedor con toxina botulínica, hay algunos detalles que debes tener en cuenta. Por ejemplo, “no todas las arrugas de la cara se pueden tratar o eliminar con bótox ni tampoco puedes reposicionar ni aumentar volúmenes”. Es decir, si sientes que has perdido pómulo o tus ojeras están más pronunciadas que nunca, nos encontramos en el terreno de los fillers a base de ácido hialurónico. “Los rellenos faciales también se utilizan parar rellenar arrugas estáticas y mejorar la flacidez de la piel”, exponen desde IMR.

Foto:


Al margen de la guía de mapping facial que te vamos a trasladar es fundamental que consultes siempre con un médico estético o dermatólogo especializado para que pueda evaluar personalmente tu caso para poder recomendarte el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades y a tus rasgos faciales. Es importante que estudien tu fisionomía, tus movimientos naturales, la tendencia de tus arrugas e incluso cómo te ríes. Todos estos detalles confirmarán un resultado más natural con el que nadie notará que has pasado por una sesión de mapping facial. “La clave para realizar un buen tratamiento de bótox es tener clara la anatomía del paciente y realizar una adecuada exploración física tanto en reposo como en movimiento”, dice la doctora Mercedes Sáenz de Santa María.

Guía del mapping facial

Frente: “Elimina las arrugas frontales que son los antiestéticos surcos que se producen como consecuencia de la contracción del músculo frontal ubicado en la frente. El bótox aplicado en esta zona consigue eliminar la formación de las líneas de expresión”, explica el doctor Ricart.

Patas de gallo (arrugas periorbitarias): "Son líneas de expresión que se forman por la contracción del músculo orbicular de los ojos. Según la doctora Beatriz Beltrán, de la clínica homónima, se aplicaría en el "lateral de los ojos para suavizar patas de gallo".

Cejas: “Con la infiltración de bótox conseguimos levantar las cejas caídas, permite relajar la contracción muscular que está provocando la formación de arrugas en la zona y elevar la cola de la ceja”, señalan desde el Instituto Médico Ricart.

Y añadimos los siguientes matices según la doctora Mar Mira, de la Clínica Mira + Cueto:

  • Parte baja de la frente: para modificar la ceja.
  • Parte alta de la frente: para las arrugas frontales sin caer la ceja.
  • Parte alta del párpado: para despejar arruguitas de la zona.
  • Parte baja del párpado: superior e inferior para abrir la mirada.
  • Parte lateral del ojo: para levantar la cola de la cejas.
placeholder Marcar pómulo e iluminar son algunos de los efectos secundarios del Bótox (Imaxtree)
Marcar pómulo e iluminar son algunos de los efectos secundarios del Bótox (Imaxtree)

Arrugas del entrecejo: "Fundamental para quitar la cara de enfado, como nos indica la doctora Mira. Es una de las zonas más solicitadas porque se producen con mucha frecuencia “y el bótox es el tratamiento más efectivo, ya que ofrece un resultado muy estético y natural”, subraya el Dr. Ricart. La Dra. Sáez de Santa María añade que “no existe un único patrón correcto para cada zona, cada tratamiento es único y diferente, es importante explorar adecuadamente al paciente para ver qué músculos tienen más o menos fuerza y poder equilibrar ese resultado y que sea lo más natural posible”. Tanto es así que, según nos aclara la doctora, hay estudios que hablan de hasta 5 patrones diferentes en la zona de “entrecejo: en U, V, línea recta, cuadrado y rectángulo”.

Nariz: “Podemos corregir las líneas de expresión que se forman en los laterales de la nariz”, apuntan desde el Instituto Médico Ricart. Y lo haríamos infiltrando, según matiza la doctora Beltrán, “en la nariz a la altura de los ojos en la zona donde esta las arrugas conocidas como bunny lines y evitar esas arrugas”.

Pequeños retoques en la nariz: “Trabajaremos la base de la nariz para elevar la punta nasal”, según la Dra. Beltrán, y continúa “en las alas nasales para hacer que los agujeros nasales sean más cerrados”.

Bruxismo: “También se puede tratar el masetero para tratar aquellos pacientes con bruxismo”, agrega la doctora Mercedes Sáez de Santa María.

Código de barras: Para solucionar estas líneas de expresión, según la Clínica de la Doctora Beltrán, hay que infiltrar en “los labios, al lado de arco de Cupido, para elevar un poco el labio y evitar arrugas de código de barras”.

Sonrisa gingival: “Es cuando una persona enseña demasiada encía al sonreír. Las infiltraciones de bótox reducen la movilidad del labio y ayudan a disimular el problema y a evitar que se muestre la encía al sonreír”, aclara el doctor Ricart. Infiltraremos, según la doctora Beatriz Beltrán, “en el surco piriforme”.

Foto: Heidi Klum. (Getty)


Arrugas en el cuello: "La aplicación de toxina botulínica elimina las bandas platismales que se producen por la acción del músculo platisma asociado a la atrofia cutánea que produce el envejecimiento. Con las infiltraciones de bótox conseguimos aplanar el cuello rejuveneciéndolo y también mejorar el óvalo facial al relajar la tensión de la región del mentón y la mandíbula", destaca el doctor Ricart.

Sonrisa de marioneta: “Se puede relajar el mentón para evitar esa piel empedrada, el músculo depresor del ángulo de la boca para evitar la caída de las comisuras”, nos aclaran desde la Clínica Dermatológica Internacional, Madrid.

Errores a evitar antes de lanzarte con el bótox

La Dra. Mercedes Sáenz de Santa María elabora sus líneas rojas:

  1. Inyectar demasiada dosis en la frente, sobre todo si hay exceso de 'piel' en párpados superiores. Puede generar sensación de pesadez e incluso caída de la posición de las cejas. Ocurre sobre todo en aquellos pacientes que tienen ptosis palpebral, es decir, caída de los párpados superiores.
  2. Inyectar demasiado inferiormente en la zona de patas de gallo. Podemos conseguir un retorno linfático complicado y generar bolsas en párpados inferiores.
  3. No inyectar en la cola de las cejas: sobre todo en aquellos pacientes que buscan abrir la mirada y elevar el extremo de la ceja cuando ha descendido
  4. No tratar las bunny lines, unas arrugas que aparecen en laterales de la nariz y que delatan que el paciente lleva bótox, reduciendo naturalidad.
  5. No tratar tercio medio e inferior de la cara. Aunque son zonas off-label, es decir, sin indicación en ficha técnica, pero muy importantes para obtener resultados globales y más naturales.
  6. En general, la clave en los tratamientos con bótox es el 'menos es más': dosis bajas pero tratando más zonas para obtener resultados naturales.

Direcciones:

Instituto Médico Ricart (Carrer de les Arts Gràfiques, 4, y 5, en Valencia; y Ruber Internacional, Paseo de la Habana, 43, Madrid).

Clínica Dermatológica Internacional (Calle Marqués de Villamagna, 8, Madrid).

Clínica Mira + Cueto (Calle de Apolonio Morales, 13, Madrid).

Doctora Beatriz Beltrán (Paseo de Gracia, 78, Barcelona).

Arrugas Nariz Medicina estética Botox
El redactor recomienda