Rojeces en la piel: cómo deshacerse de ellas y aprender a prevenirlas
  1. Estilo
  2. Belleza
Control de enrojecimiento

Rojeces en la piel: cómo deshacerse de ellas y aprender a prevenirlas

Asúmelo, el uso de la mascarilla, acompañado de los altos niveles de estrés, ha provocado que este fenómeno de transformación cromática dérmica se acomode en nuestras vidas

Foto: Que todo el rubor de tu cutis sea culpa del blush. (Imaxtree)
Que todo el rubor de tu cutis sea culpa del blush. (Imaxtree)

Los lanzamientos de belleza son un indicador de las necesidades cosméticas que reclamamos como usuarios. En los últimos meses, hemos asistido a un boom de referencias que se preocupan de calmar el enrojecimiento producido en el cutis. ¿El motivo? “La estrecha relación entre el estrés y las patologías inflamatorias de la piel”, apunta la Dra. Elena Gallo, dermatóloga de la Clínica Martín del Yerro | Amselem.

placeholder Las rojeces y el estrés están muy relacionados. (Taylor Hernandez para Unsplash)
Las rojeces y el estrés están muy relacionados. (Taylor Hernandez para Unsplash)

La experta sostiene que lo correcto es decir que la dermis se “muestra eritematosa y esto se produce porque existe un fenómeno de vasodilatación”. Identifica que se puede presentar en ausencia de inflamación, como puede suceder en la cuperosis o como parte del envejecimiento. También cuando existe un fenómeno inflamatorio, como puede ser un acné o una dermatitis (atópica o seborreica). Es un signo que también aparece de forma transitoria, pues existen personas con “piel reactiva” que, ante un mínimo estímulo (como un rascado o un cambio de temperatura), responden enrojeciéndose de un modo exagerado. Leonor Prieto, directora científica de L’Oréal Cosmética Activa, apunta que “también aparece en cutis secos o incluso grasos, cuando la barrera cutánea pierde su equilibrio por diferentes razones externas o internas”.

placeholder Muchos factores influyen en la aparición de rojeces. (Aiony Haust para Unsplash)
Muchos factores influyen en la aparición de rojeces. (Aiony Haust para Unsplash)

Aunque hay muchos factores que favorecen ese enrojecimiento (los cambios de temperatura, la radiación solar, la contaminación…), la situación actual no ayuda. Las estresantes circunstancias y la fatiga pandémica han provocado que los casos de ciertas enfermedades de la piel, como la dermatitis atópica y la seborreica, la dermatitis perioral o el acné, se hayan visto incrementados. Pero, además, el uso generalizado de la mascarilla para protegernos del virus “ha provocado la aparición de rojeces y descamación, incluso en personas que nunca habían presentado estos problemas”, apuntan Fátima Rivas y Alejandro Gómez-Ulla, de la Farmacia Gómez-Ulla, colaboradores de Bioderma. El resultado: “Se han disparado las consultas desde el confinamiento”.

El lado oscuro de la mascarilla

placeholder El uso de la mascarilla modifica la flora cutánea. (Imaxtree)
El uso de la mascarilla modifica la flora cutánea. (Imaxtree)

“Hay que pensar que la mascarilla produce un entorno de humedad y calor para nuestra piel que, asociado a los microorganismos que podemos exhalar durante la respiración, va a modificar la flora cutánea”, afirma la Dra. Gallo. El roce y el aumento de sudoración tampoco mejoran la situación… Los casos de dermatitis en esa zona se han incrementado de manera notable y seguro que has vivido los efectos de temido maskné.

¿Son iguales las rojeces faciales que las del cuerpo?

No tiene por qué, depende de sus características propias. Así, la experta de L’Oréal Cosmética Activa apunta:

  • La rosácea: es una patología que afecta fundamentalmente a la zona media del rostro, y es difícil encontrarla en el cuerpo.
  • Piel sensible o reactiva: es más probable que aparezca (o lo haga de un modo más intenso) en el cutis, pero puede surgir también en el cuerpo.
  • Rojeces por fricción mecánica: puedes encontrarlas en cualquier parte y “si se deben al contacto con una sustancia determinada (podrían ser componentes de un cosmético, ingredientes de plantas o de medicamentos), aparecerían solo en las zonas de contacto. Es lo que llamaríamos dermatitis de contacto irritativa”, apunta la experta.
placeholder Identifica las particularidades del enrojecimiento de tu piel. (Tatiana Pavlova para Unsplash)
Identifica las particularidades del enrojecimiento de tu piel. (Tatiana Pavlova para Unsplash)

¿Cómo cuidar una piel con tendencia al enrojecimiento?

Desde la Farmacia Gómez-Ulla afirman que lo esencial es “consultar a un profesional que identifique el origen y paute cómo tratarlas lo antes posible”. Leonor Prieto nos da unos consejos generales para mimar a estas dermis:

  1. Presta atención a la higiene. Para cuidar el equilibrio y la integridad de la piel, selecciona referencias aptas para las más sensibles tanto por el formato (agua micelar) como por los ingredientes (destaca el agua termal, la glicerina o la niacinamida). Es importante que resulten fáciles de aclarar ya que la máxima es retirar las impurezas sin restregar. “Si usas una leche limpiadora, siempre humedece el algodón en agua termal o tónico, nunca utilices algodones secos y, si te decantas por la limpieza al agua, realiza un masaje suave, nunca frotes”, matiza.
  2. El agua en su justa temperatura. Si está muy caliente cambia el pH, así que el consejo es que esté templada. También para el cuerpo, en formato de duchas cortas. Respecto al secado, es preferible hacerlo con una toalla suave, realizando ligeras presiones (sin arrastrar).
  3. Alíate con el agua termal. Como paso intermedio, aprovecha las propiedades calmantes y suavizantes de este producto pulverizándolo sobre la tez. Déjalo actuar, seca el exceso sin frotar y aprovecha su capacidad para preparar la piel antes del tratamiento.
  4. Ficha los activos clave en tu rutina de cuidados. Sus máximas son “preparar, corregir y proteger”. Así, las fórmulas imprescindibles son sueros hidratantes y cremas calmantes (con ácido hialurónico, pantenol, centella asiática, niacinamida…), fotoprotector solar con filtros UVB y UVA, y fluidos con color que combinen ingredientes que camuflen las rojeces y que incluyan SPF.
  5. Para el cuerpo… También opta por cremas hidratantes y calmantes, que contengan ingredientes como la manteca de karité, aceites vegetales, niacinamida, ceramidas o fracciones activas de probióticos.
placeholder Aprende a calmar tu dermis con la rutina de cuidado. (Coline Hasle para Unsplash)
Aprende a calmar tu dermis con la rutina de cuidado. (Coline Hasle para Unsplash)

Trucos extra

La experiencia es un grado y Leonor Prieto se conoce los mejores tips que puedes aplicar sobre tu piel para convivir con las rojeces. Insiste en que siempre lleves contigo un spray de agua termal que puedas aplicar en cualquier momento, incluso sobre el maquillaje o el protector solar. También es una gran aliada cuando sientes un fuerte picor ya que, si pones en la zona una compresa empapada con agua termal (mejor si la guardas en la nevera), notarás un alivio inmediato.

placeholder Sé lista y aprende los tips profesionales de cuidado. (Anastasia Vityukova para Unsplash)
Sé lista y aprende los tips profesionales de cuidado. (Anastasia Vityukova para Unsplash)

Además, debes evitar los cambios drásticos de temperatura, las comidas muy especiadas, el estrés y los deportes que supongan un gran esfuerzo físico. Es preferible que dejes el exceso de cafeína y alcohol a un lado, te centres en una dieta equilibrada (cargada de antioxidantes, ácidos omega-3 y 6, además de vitaminas), apuestes por dormir un mínimo de 7 horas diarias y optes por hacer ejercicio más suave de forma regular. Tu piel te lo agradecerá. Palabra.

Algunos aliados antirojeces...

Espuma Limpiadora Pro Redness Control de Cetaphil

placeholder Cetaphil.
Cetaphil.


La Espuma Limpiadora Pro Redness Control, de Cetaphil, ahora 12,53 euros de PromoFarma, elimina las impurezas, mientras calma y suaviza sin resecar.

Comprar en PromoFarma

Gel Limpiador Facial Maskné Repair de Camaleon

placeholder Camaleon.
Camaleon.


Con la misión de respetar la microbiota cutánea, el Gel Limpiador Facial Maskné Repair, de Camaleon (9,90 euros), está formulado con aloe vera, niacinamida y alantoína para una limpieza suave pero efectiva.

Minéral 89 de Vichy

placeholder Vichy.
Vichy.

Con fracciones probióticas, Minéral 89, de Vichy, 33 euros en El Corte Inglés, calma, repara, regenera la barrera epidérmica y mejora las defensas naturales de la dermis.

Comprar en El Corte Inglés

Pro-Heal Serum Advance+ de Is Clinical

placeholder Is Clinical.
Is Clinical.


Formulado con vitamina C, extracto de hoja de olivo y vitaminas E y A puras. Pro-Heal Serum Advance+, de Is Clinical (173 euros), aumenta la protección antioxidante y mejora la piel propensa a las rojeces.

Sensibio AR de Bioderma

placeholder Bioderma.
Bioderma.

Sensibio AR, de Bioderma, 15,26 euros en PromoFarma, fortalece la barrera cutánea, calma las rojeces temporales o permanentes e hidrata gracias a un cóctel de activos como la alantoína o la glicerina.

Comprar en PromoFarma

Culture Probiotic Night Recovery Water Cream de Antipodes

placeholder Antipodes.
Antipodes.

Un cóctel de probióticos, ácido hialurónico y extractos naturales de plantas para reforzar la hidratación y mejorar la renovación celular mientras duermes. Además, Culture Probiotic Night Recovery Water Cream, de Antipodes (49,99 euros, en Sephora), actúa ante el enrojecimiento.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda