Rozaduras en los pies: cómo prevenirlas y tratarlas, de los talones al empeine
  1. Estilo
  2. Belleza
Pies libres

Rozaduras en los pies: cómo prevenirlas y tratarlas, de los talones al empeine

Las altas temperaturas hacen que aligeremos nuestro calzado y los grandes damnificados de este destape siempre son los pies. Comienza la temporada de las rozaduras y prevenirlas es una opción

placeholder Foto: Cómo prevenir las rozaduras en los pies. Bye bye, ampollas. (Imaxtree)
Cómo prevenir las rozaduras en los pies. Bye bye, ampollas. (Imaxtree)

El contacto intenso con algunos tejidos y la sequedad de la piel, resultado de las altas temperaturas, son los principales causantes de las rozaduras que aparecen en los pies cuando se acerca el verano. Más allá del consejo de ‘dar de sí’ los zapatos nuevos antes de salir a la calle con ellos, la realidad es que tan importante como el calzado elegido es el estado de la piel.

¿Por qué tenemos más ampollas y rozaduras en los talones, dedos de los pies o plantas en primavera o al comienzo del verano? La estación es un factor a tener en cuenta a la hora de entender el comportamiento de la piel. Después de largos meses en los que los pies han estado protegidos del ambiente exterior, a través de medias, calcetines o zapatos cerrados, los desnudamos sin preliminares, exponiéndolos a la incidencia del sol y a las altas temperaturas. Inmediatamente después aparece en el terreno de juego la sequedad.

placeholder Los pies de Meghan Markle liberados de los zapatos en la visita a Te Papaiouru Marae. (Getty)
Los pies de Meghan Markle liberados de los zapatos en la visita a Te Papaiouru Marae. (Getty)

Igual que ocurre con las rozaduras de los muslos, si la piel no está hidratada es más probable que aparezcan las rozaduras. En el caso de los muslos, la tersura y la tonificación eran también factores determinantes. Pero cuando hablamos de rozaduras en los pies, la sequedad favorece, por un lado, la aparición de las durezas y, por el otro, hace que el contacto de la piel con el zapato produzca una mayor fricción. Esta rozadura constante lleva a que nuestro cuerpo reaccione generando una acumulación de líquido, las ampollas, que no son más que la respuesta de la piel para proteger sus capas interiores.

Como explica la doctora Carmen Naranjo, experta en cirugía podológica, biomecánica y ortopodología, mantener la piel del pie suficientemente hidratada, independientemente del grupo de edad al que se pertenezca o al nivel de ejercicio físico que uno practique es determinante en la aparición de rozaduras, ampollas u otras patologías. La edad es otro factor al que no prestamos la necesaria atención, sin embargo, la pérdida del colágeno afecta al estado de la piel, que se debilita, reseca y pierde tersura y flexibilidad.

placeholder Las alpargatas o espardeñas reducen la posibilidad de rozaduras. (Unsplash)
Las alpargatas o espardeñas reducen la posibilidad de rozaduras. (Unsplash)

Y llegamos al calzado, donde los tejidos y la sujeción son las claves antirrozadura. Por un lado, tejidos y materiales naturales como cuero, ante, algodón o lana son la opción más acertada y, de cara al verano, “las tradicionales alpargatas o espardeñas a base de fibras naturales de esparto pueden ser una buena opción para combatir el calor y evitar la sudoración excesiva del pie”, señala la doctora Carmen Naranjo. Al llevar un zapato que no cubra del todo el pie, hay que reforzar la sujeción para evitar el roce continuado, “si elegimos las sandalias que estas sujeten el pie mediante tiras cruzadas o anchas y con pulsera que sujete el tobillo”.

Evitarlas, el primer paso

Sabiendo que el calor, además de hinchar los pies, reseca la piel, que la pérdida de colágeno es una realidad y que el calzado veraniego son agresiones a las que vamos a estar expuestos, el mejor ataque es una buena defensa, es decir, hay que evitar su aparición.

placeholder Aplicar una crema hidratante y cubrir los pies actúa como un tratamiento intensivo. (Unsplash)
Aplicar una crema hidratante y cubrir los pies actúa como un tratamiento intensivo. (Unsplash)
Foto: Cómo preparar los pies para las primeras sandalias. (Unsplash)


La exfoliación es otro pilar fundamental pero, a diferencia de la de otras partes del cuerpo, cuando se trata de los pies, las durezas dificultan la tarea. Antes del momento sandalia, un peeling para los pies retira gran parte de estas células muertas acumuladas en la superficie de la piel. Ángela Vigueras, coach de belleza de la firma de cosmética natural española Alma Secret, recomienda exfoliar los pies una vez a la semana durante los meses de más calor. “Puedes usar el exfoliante corporal haciendo hincapié en la zona del talón, y así eliminarás las durezas al tiempo que evitarás la aparición de callos”, explica.

placeholder El cuidado de los pies, antes de las temporada estival reducirá el riesgo de padecer rozaduras y ampollas. (Getty)
El cuidado de los pies, antes de las temporada estival reducirá el riesgo de padecer rozaduras y ampollas. (Getty)


Otro consejo bastante repetido por los expertos es el de caminar descalzo en superficies como el césped o la arena de la playa para activar la circulación de la sangre, lo que mejorará la transpiración. En el momento de exposición al sol veraniego, la protección solar brilla por su ausencia en los pies. Un gesto tan sencillo como extender el fotoprotector por talones, empeine y dedos evitará quemaduras y sequedad.

Pero el paso quizá más importante para prevenir las rozaduras en los pies sea la hidratación y, no, no basta con cualquier crema hidratante. Existen fórmulas especialmente nutritivas que penetran en las pieles más secas, evitando que se resequen, reforzando la barrera hidrolipídica de la piel y, por tanto evitando la pérdida de agua, sin perder de vista la sensorialidad. Embadurnar el pie con una hidratante que deje un acabado resbaladizo tampoco es recomendable. Secar los pies de forma adecuada, “taparlos mientras están húmedos favorece la aparición de hongos como consecuencia de la humedad”, apuntan desde Alma Secret.

Shopping antirrozadura

Intensamente hidratante pero sin dejar acabado graso, Steppin' Out Foot Cremè de Deborah Lippmann, 30€, consigue aportar la nutrición necesaria sin efecto resbaladizo. Su fórmula con açai, karité, aloe vera y extractos frutales suaviza, hidrata y acondiciona la piel al instante, mejorando a largo plazo su función barrera y evitando la pérdida de agua.

placeholder Steppin' Out Foot Cremè de Deborah Lippmann.
Steppin' Out Foot Cremè de Deborah Lippmann.

Con la capacidad de adaptarse a las axilas o los muslos, además de a los talones, Protective Cream de Mi Rebotica, 6,95€, protege la piel de cualquier rozadura al crear una película sobre la piel. Óxido de zinc, almidón de maíz, aceite de caléndula o aloe vera son algunos de los ingredientes responsables de mejorar la hidratación, calmar la piel y repararla.

placeholder Protective Cream de Mi Rebotica.
Protective Cream de Mi Rebotica.

Además de una intensa hidratación de hasta 48 horas, capaz de curar las grietas de los talones, Eucerin® UreaRepair PLUS Crema de Pies 10% Urea, 6,65€ en PromoFarma, reduce las callosidades y fortalece la barrera hidrolipídica de la piel. Enriquecida con urea, ceramida y otros factores naturales de hidratación (NMF), se recomienda para casos de xerosis, psoriasis, diabetes y para la piel madura.

placeholder Eucerin UreaRepair PLUS Crema de Pies 10% Urea.
Eucerin UreaRepair PLUS Crema de Pies 10% Urea.
Comprar en PromoFarma

Hipoalergénica y apta para todo tipo de pieles, la Crema Ultrahidrante de Talones de Alma Secret, 15€ en PromoFarma, se puede utilizar a diario o como tratamiento intensivo, a modo de mascarilla nocturna, cubierta por un calcetín de algodón. Está elaborada con ingredientes de origen natural, desde el agua termal que calma la piel hasta el aguacate, las almendras o la leche de burra, para conseguir esa intensa sensación de hidratación.

placeholder Crema Ultrahidrante de Talones de Alma Secret.
Crema Ultrahidrante de Talones de Alma Secret.
Comprar en PromoFarma

Además de actuar como antifúngico y como crema hidratante, Foot Rescue All In One Cream de Salvelox, 19€ en PromoFarma, también es capaz de reducir las callosidades gracias a ingredientes como el abrotanum, utilizado también por su poder antiinflamatorio. Mantiene una correcta hidratación en la piel, evitando la hiperhidrosis del verano y la proliferación de microorganismos, con su consiguiente mal olor.

placeholder Foot Rescue All In One Cream de Salvelox.
Foot Rescue All In One Cream de Salvelox.
Comprar en PromoFarma

El tratamiento de las ampollas

Cuando el daño ya está hecho y la ampolla se ha formado, los expertos recomiendan apósitos hidrocoloides que favorezcan la regeneración de la piel. Una opción cómoda de llevar y muy fácil de adherir es Salvelox Hidrocoloides Aloe Vera Apósitos Hidrocoloides, 3,35€ en PromoFarma. Aunque la ampolla asome como una protuberante burbuja a punto de reventar, la recomendación es no tocarla -ni pinchar ni recortar la piel por riesgo de infección-, solo cubrirla con un apósito hidrocoloide.

placeholder Apósitos Salvelox Hidrocoloides Aloe Vera Apósitos Hidrocoloides.
Apósitos Salvelox Hidrocoloides Aloe Vera Apósitos Hidrocoloides.
Comprar en PromoFarma

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Piernas Zapatos Piel seca Hidratante
El redactor recomienda