Las famosas se meten en el negocio de la nutricosmética: el auge de los suplementos alimenticios
  1. Estilo
  2. Belleza
Trend alert

Las famosas se meten en el negocio de la nutricosmética: el auge de los suplementos alimenticios

Ni champú ni marca de moda, la primera incursión de Jennifer Aniston en el terreno empresarial ha sido con la nutricosmética. Tras ella, Khloé Kardashian o Miranda Kerr... ¿Coincidencia?

Foto: Jennifer Aniston, en un fotograma de 'Open Waters' (Cordon Press / Everett Collection)
Jennifer Aniston, en un fotograma de 'Open Waters' (Cordon Press / Everett Collection)

Con la premisa de 'hay que cuidarse desde dentro', la nutricosmética se ha convertido en uno de los nuevos pilares del sector de la belleza. Embellecer la piel, fortalecer el cabello o construir una relación más estrecha con el colágeno son algunos de los requerimientos beauty que han encontrado en los suplementos alimenticios otra forma de colarse en nuestra rutina de cuidado.

Jennifer Aniston puede considerarse la propulsora del colágeno bebible. Gracias a ella descubrimos que una pequeña dosis del ingrediente reforzaba la estructura de la piel y su luminosidad, reducía la hinchazón, fortalecía las articulaciones e incluso lograba mejorar el estado del cabello. Esta creciente fama mundial de los suplementos diluidos en agua o leches vegetales logró despertar el interés de la actriz que, viendo la repercusión que su confesión beauty había generado en el mercado de la nutricosmética, se alió con su marca de referencia, Vital Proteins. Así fue como Jennifer Ansiton se convirtió en CEO.

“Siempre me ha interesado el concepto de cuidarse desde dentro y soy muy consciente de la importancia del colágeno”, justificaba la actriz su incursión empresarial en la marca de colágeno más vendida de los Estados Unidos, un negocio seguro. En 2020, Nestlé adquiría una participación mayoritaria de Vital Proteins, con la firme promesa de invertir en innovación. En poco tiempo, la marca ha conseguido cruzar el charco y comercializarse en nuestro país, convirtiendo a Jenn en su imagen más potente.

Antes de que la eterna vecina de al lado firmara con los suplementos alimenticios que le habían ayudado a mejorar su forma física, al otro lado del globo, Miranda Kerr lanzaba los primeros productos de su marca, Kora Organics, con el Noni Glow Skinfood with Prebiotics Dietary Supplement Powder, 80 dólares (67€) en su web, como buque insignia. Diluidos en agua, estos polvos funcionaban como un batido prebiótico que, además de reforzar el sistema inmunológico, mejora la luminosidad de la piel al contener también ingredientes antioxidantes y complementa así las propiedades del resto de la línea cosmética desarrollada por la australiana. En la rutina diaria de Miranda, además de los dos litros con prebióticos, los masajes drenantes y los batidos depurativos, también se encuentran otros complementos alimenticios de otras marcas como Biostime, con la que también mantiene un acuerdo publicitario.

Aunque, a los pocos años de su creación, Kora Orgánica se comenzaba a comercializar en España a través de Douglas, el único de sus productos que no llegaba a los stands españoles era el suplemento Noni Glow. Una alternativa a los dos litros de agua en los que Miranda diluía su cacito antioxidante, es el vaso rosa y delicioso que Carmen Lomana ingiere cada mañana. Aunque la socialite española no se ha colado en la directiva del Pink Collagen de la farmacéutica Meritxell Martí, sí que ha confesado que es su fuente diaria de colágeno para reforzar huesos, articulaciones y mantener una piel pletórica.

La última celeb en sellar sus lazos con la nutricosmética ha sido Khloé Kardashian. Siempre envuelta en constantes polémicas por su vida sentimental, la pequeña del originario clan Kardashian anunciaba su colaboración con la marca Dose & Co. De nuevo el colágeno, en este caso de origen animal, concretamente bovino, unía al star system en la batalla por vender más complementos alimenticios. Libre de gluten, azúcares y edulcorantes artificiales, esta mezcla de colágeno bovino de origen sostenible -palabra de Khloé- y proteína de suero promete ser biodisponible, es decir, de fácil absorción para el cuerpo, además de tratarse de un suplemento apto para la dieta keto.

La cosmética bebible se ha convertido en un rentable negocio capaz de traspasar fronteras internacionales y aunar tratamiento con sabor, pero ahí no queda la cosa. La nutricosmética en formato cápsula, más tradicional y de menor tamaño, también arrasa entre las celebrities. Hace años era Christy Turlington la que se convertía en imagen de Time Perfection de Imedeen, una conocida marca de complementos alimenticios con colágeno marino, vitamina C y zinc para hidratar la piel y mejorar su calidad.

Recientemente, la cantante Cheryl no solo anunciaba We are Feel en sus redes sociales, sino que ponía rostro a los suplementos, especialmente orientados a madres. "Yo quería que el cuidado personal fuera accesible para todos, por eso elegí asociarme con @wearefeel, una marca que fabrica productos de salud limpia liderados por la ciencia sin la etiqueta de precio premium", explicaba la cantante. Los fitonutrientes y la biodisponibilidad de vitaminas y minerales es el reclamo de estos complementos que, además de tener una línea de cuidado de la piel, también abordan temas como la conciliación del sueño. Inglaterra ha sido el escenario de expansión de la alianza de Cheryl con We Are Feel, precisamente al tratarse una fórmula desarrollada y producida en el país.

Unir un rostro conocido y de aspecto saludable a un complemento alimenticio no solo aumenta la fama o el alcance de expansión del producto, también aporta fiabilidad ante un sector, el de la nutricosmética, aún quizá no del todo consolidado en nuestro país.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda