Olivia Palermo o cómo reinventar tu maquillaje a los 35, arriesgar, acertar... y vender
  1. Estilo
  2. Belleza
Business woman

Olivia Palermo o cómo reinventar tu maquillaje a los 35, arriesgar, acertar... y vender

Arriesgados pero sofisticados, así son los looks de la socialite para defender su marca de belleza, rompiendo por completo con su minimalista imagen hasta la fecha

placeholder Foto: Olivia Palermo, en una imagen promocional de Olivia Palermo Beauty. (Instagram)
Olivia Palermo, en una imagen promocional de Olivia Palermo Beauty. (Instagram)

Poco queda de aquella Olivia Palermo que cubría sus ojos con unas enormes gafas Wayfarer y que hacía de la barra de labios roja su arma siempre a punto para un repentino cambio de look. Andrea Tiller, una de sus maquilladoras de referencia, fue la responsable de sacudir su maquillaje e introducir el color en su formato más trendy. Rosas fucsias, azules cobalto, burdeos, sombras satinadas… La paleta de sombras de ojos de Olivia no conocía límites, hasta que cumplió 35 años y se adentró en el mundo de la cosmética, como empresaria de su propio sello: Olivia Palermo Beauty.

Partiendo de que el azul tornasolado es el tono más atrevido de las dos primeras paletas creadas por la socialite, el mensaje defendido parece claro: se acabaron los maquillajes a todo color. En un breve análisis por las andanzas de Olivia desde sus primeros años en ‘The Hills’, su evolución beauty iría de los ahumados marrones hasta la treintena, a los locos años de color de los 30 a los 35 y, finalmente, al regreso al negro y a las sombras satinadas en tonos marrones, champán y arena. Y pulsamos el stop, Doc.

placeholder Detalle del maquillaje creado con Olivia Palermo Beauty. (Instagram)
Detalle del maquillaje creado con Olivia Palermo Beauty. (Instagram)

Lejos de parecer que Olivia haya regresado al maquillaje aburrido, años luz de las tendencias centennial, aquellas que defienden la diversión por encima de la estética, este inesperado viraje se ha convertido en la mejor campaña de marketing para Olivia Palermo Beauty. Por un lado, sus años de experiencia le han llevado a perfeccionar sus looks estrella (de día y noche), creando una imagen madura, algo más sobria y acorde a su edad. Por el otro lado, quienes crecieron con la Olivia Palermo diosa del street style neoyorquino, dictadora de tendencias y alérgica a las sneakers de colorines ven en este regreso a los orígenes -paleta en mano- una nueva oportunidad de recrear el look signature de Olivia, adaptado a la treintena e introduciendo, con mesura, algunas tendencias.

placeholder Olivia Palermo, con uno de sus anteriores maquillajes coloridos en el desfile de Alta Costura de Christian Dior en 2019. (Getty)
Olivia Palermo, con uno de sus anteriores maquillajes coloridos en el desfile de Alta Costura de Christian Dior en 2019. (Getty)

¿En qué ha variado el look Palermo?

Cuidado, decir que Olivia ha moderado su maquillaje no significa que haya reducido pasos o que intente engañar a alguien con un look natural o efecto cara lavada. Durante la presentación de la marca, ella misma se encargó de dejar claro que lo más importante era maquillar los ojos y los labios, resaltando la palabra ‘ojos’. Mensaje captado. Es justo ahora cuando los smokey eyes más negros y mate de toda su carrera se han convertido en su maquillaje de diario. Da igual que sea de día o de noche.

placeholder El nuevo formato de smokey eyes muy oscuro de Olivia Palermo. (Instagram)
El nuevo formato de smokey eyes muy oscuro de Olivia Palermo. (Instagram)


En la variante de Olivia 35, las sombras negras delimitan a la perfección el párpado móvil, aferrándose a la cuenca del ojo y rematando, según la ocasión, en un cat eye que recuerda a la old Olivia. Otra interesante variación es que, por primera vez, la sombra de ojos negra se pasea también por el párpado inferior, a ras de pestaña y con un trazo firme e inamovible. Al caer la noche, el delineado inferior se convierte en eso, una fina línea muy oscura con la que se realza el resto del smokey.

El delineado de la neoyorquina siempre se había caracterizado por su trazo grueso, elaborado con gel o eyeliner y siempre buscando levantar la mirada. No se escondía e incluso ocupaba varios milímetros del párpado. El nuevo delineado de Olivia convierte las sombras en el pigmento con el que rasgar la mirada de una forma menos intensa, pero manteniendo el trazo exagerado.

placeholder El nuevo delineado de Olivia Palermo. (Instagram)
El nuevo delineado de Olivia Palermo. (Instagram)

Con el paso de los años, reducir el uso del eyeliner, más que una norma antiage, se convierte en un gesto cotidiano. Ahorramos pasos, no queremos perder tiempo y no hace falta tener un pulso preciso para trazar el delineado con él. Así es como las sombra de ojos se convierte en el eyeliner de la treintena. Otra modificación respecto al delineado en la que terminamos por caer después de años y años maquillándonos es el profundo y sincero amor a los lápices de ojos marrones.

Su trazo es menos perceptible, creando maquillajes más naturales o efecto cara lavada, además de ser discretos aliados del efecto ahumado. Estas cualidades han hecho que, por primera vez desde que la conocimos, Olivia Palermo haya sucumbido al delineado marrón antes que al negro. El cosmético ha introducido otra interesante variante, el delineado ya no está perfectamente definido, ahora está desdibujado.

La sombra entre cobre rosa y latón se ha colado en la paleta de Olivia. El tono que lleva años en el candelero beauty, tanto en la red carpet como en las redes sociales, es la nueva forma de iluminar su mirada sin renunciar a las tendencias. La socialite, y ahora empresaria, protagonizaba recientemente una portada luciendo la sombra en cuestión, logrando un maquillaje muy sencillo pero muy iluminado.

placeholder Olivia Palermo ha lanzado tan solo tres tonos de labial. (Instagram)
Olivia Palermo ha lanzado tan solo tres tonos de labial. (Instagram)

El último cambio en el maquillaje de Olivia es quizá el más sencillo de efectuar, pero denota un interés total por equilibrar el look, marcado a conciencia en la mirada. Se trata del uso del labial. Nada de glosses ni lápices de labios, las modas centennial aquí no entran. Siempre con una base nude, Olivia Palermo introduce sutiles variantes de color, hacia el ciruela, el burdeos o el coral, para mantener siempre un tono sobrio pero que realza el sutil tono ligeramente bronceado de su piel. De nuevo una lección aprendida en sus años de carrera: adapta modas y básicos a tus necesidades. Olivia dixit.

Maquillaje Trucos maquillaje
El redactor recomienda