Las trenzas boho de la mujer de James Middleton, la tendencia nupcial del otoño
  1. Estilo
  2. Belleza
Radar de tendencias

Las trenzas boho de la mujer de James Middleton, la tendencia nupcial del otoño

Alizée Thevenet encarna a la perfección las normas no escritas del estilo boho-chic. La vida de la pareja, retirados en medio de la campiña y rodeada de perros, es una muestra de su carácter tranquilo

Foto: James Middleton y Alizée Thevenet. (Instagram)
James Middleton y Alizée Thevenet. (Instagram)

Septiembre se ha convertido en la nueva temporada dorada de las bodas y cuando es el hermano de Kate Middleton en el que se casa, analizar cada detalle pasa de ser un mero trámite a ser el verdadero medidor de las tendencias bridal. Ella, Alizée Thevenet, encarna a la perfección las normas no escritas del estilo boho-chic. La vida de la pareja, retirados en medio de la campiña y rodeada de perros, es una muestra de su carácter tranquilo y alejado del ajetreado ritmo de vida londinense, a pesar de que Alizée haya desarrollado parte de su vida laboral precisamente en la city británica.

placeholder La feliz pareja.
La feliz pareja.

Su estética boho, sumada al estilo effortless chic francés, ha convertido a Alizée en la perfecta representación del menos es más. Aunque esquiva para los flashes de la prensa, podemos acercarnos a la francesa gracias a los posts que James comparte en Instagram. Cara lavada, cabello al viento o un moño top knot y vestidos largos u holgados jerséis de punto resumen en pocas palabras el look habitual de Alizée.

Pero desde que el hermano pequeño de Kate Middleton anunciara su compromiso, las dudas sobre cómo trasladaría su estética boho a su look nupcial se apoderaron de los seguidores de la realeza británica. Una vez despejadas las dudas sobre dónde se celebraría en enlace -en Francia, pero por supuesto en medio del campo--, parecía obvio que Alizée se entregaría a la estética hippie.

"Señor y Señora Middleton. Ayer me casé con el amor de mi vida en el hermoso pueblo de Bormes-les-Mimosas, rodeado de familiares, amigos y por supuesto de nuestros perros. Las palabras no pueden describir lo feliz que soy”, confesaba James Middleton en la fotografía con la que documentaba la boda. Una semana más tarde, 'Hello!' adelantaba fotos del enlace en las que por fin podíamos analizar al detalle el look de la novia.

Al vestido blanco nuclear palabra de honor con volantes y encaje que ya conocíamos gracias a la foto de James, se le sumaba un semirrecogido boho en el que trenzas se alternaban con mechones sueltos para crear la sensación de un peinado casual. Sin tensión ni tirantez, dos mechones salían de las sienes de la recién casada, entremezclándose al estilo de las trenzas francesas, pero sin aprisionar el cabello con fuerza. Se conseguía así una trenza gruesa y desdibujada, muy esponjosa y con volumen, que hacía las veces de corona.

El cierre del semirrecogido era además el lugar en el que se apoyaba el pasador que sustentaba al velo, combinando estética y funcionalidad. El resto del cabello caía con naturalidad y con ondas surferas, muy poco marcadas para no aportar más volumen al peinado y mantener la estética boho. Pero detrás de un peinado tan casual, en realidad se esconden varias tendencias capilares. Si en las pasadas temporadas veíamos novias de moños o medias melenas, Alizée demuestra que las melenas largas no son solo cosa de instagramers o street style.

El cabello XXL ha pasado de ser un capricho a ser la alternativa a los cortes de pelo que cada año dictan las modas. La pasarela, con Valentino o Gucci a la cabeza, y las royals con más seguidores también apuestan por dejar crecer sus melenas, respetando siempre un corte de pelo saneado. El resultado son novias o invitadas boho, como pudimos apreciar en la boda de Anunciata de Liechtenstein, otra royal amante de los pelazos.

La otra discreta pero incuestionable tendencia del momento vista en el peinado de Alizée Thevenet fue liberar dos mechones frontales del semirrecogido para que enmarcaran el rostro. Igual que las mechas face framming o las trenzas baby braids, la moda dicta dejar dos mechones finos en torno al rostro, para emular ese efecto de los años 2000, pero reconvertido en un peinado naíf y chic.

El resto del look beauty de Alizée estaba compuesto por una piel muy jugosa e hidratada, de tono homogéneo y sin apenas maquillaje o correcciones, una capa de máscara de pestañas muy sutil y unas cejas peinadas de forma superficial. El resultado era el ansiado efecto boho, relajado y casual, que se veía beneficiado del tono bronceado de la piel de la novia, consecuencia directa de celebrar una boda justo al final del verano.

Cabello Bodas Peinados de fiesta Peinado
El redactor recomienda