Gwyneth Paltrow, Brad Pitt, Jennifer Aniston y el truco de belleza que les unió en los 90
  1. Estilo
  2. Belleza
Confesiones de Gwyn

Gwyneth Paltrow, Brad Pitt, Jennifer Aniston y el truco de belleza que les unió en los 90

¿Qué podría unir a Jennifer Aniston con Gwyneth Paltrow? La respuesta hasta la fecha había sido el actor más deseado de todos los tiempos, pero ahora sabemos que en realidad los tres compartían el mismo truco de belleza

Foto: Gwyneth Paltrow, con su habitual melena rubia y ultralisa. (Getty)
Gwyneth Paltrow, con su habitual melena rubia y ultralisa. (Getty)

Probablemente el corte de pelo matching entre Gwyneth Paltrow y Brad Pitt fue unos de los momentos que perdurarán en nuestras retinas grabados a fuego, siendo el único recuerdo de aquella noventera relación. Pero detrás de aquella coloración y corte de pelo exacto había mucho más, algo que ahora podemos saber gracias a la última confesión de Gwyneth en el canal de YouTube de Goop, su plataforma de bienestar.

placeholder Gwyneth Paltrow y Brad Pitt. (Getty)
Gwyneth Paltrow y Brad Pitt. (Getty)

La actriz, reconvertida en empresaria y gurú de la vida sana, presume de no esconder absolutamente ninguno de sus trucos de belleza. Lo mismo habla de la toxina botulínica que utiliza para mantener las arrugas a raya que confiesa que es adicta a la exfoliación para tratar las manchas, dando nombres de doctores y cosméticos. No esconde sus tratamientos estrella ni su estricta alimentación.

Por supuesto, en su política de no ocultar ninguna práctica beauty, llegó el día de hablar de su cabello. Su lánguida melena rubio platino, con capas largas y un imperturbable corte de pelo, que ha sobrevivido durante décadas, no fue siempre así. “Lo llevé castaño, pero mi pelo natural es rubio”, reivindicaba con firmeza ante la pregunta de su interlocutor de si se teñía el cabello. Oscurecerse el cabello por exigencias del guion lo dañó durante una temporada, forzándole a llevarlo rizado. Pero el quid de la cuestión no está en el color natural del pelo de Gwyn, sino en por qué en 1997 Brad y Gwyn llevaron exactamente el mismo corte.

placeholder Gwyneth Paltrow, en el canal de YouTube de Goop.
Gwyneth Paltrow, en el canal de YouTube de Goop.

Nada más ver la instantánea en la que los dos rubísimos y jovencísimos actores llevaban el mismo corte de pelo, apurado en la nuca y con mechones largos en la parte superior de la cabeza para crear volumen y jugar con el flequillo, la cara de Gwyneth cobró una nueva expresión. “Matching haircuts”, apuntó con algo de vergüenza mientras sostenía la fotografía. “Estábamos tan rubios”, confesaba. Inmediatamente, la siguiente pregunta fue si planeaban los looks a juego, ante lo que Gwyneth aseguró que no, o que al menos no lo hacían a propósito.

McFriend, el amigo del pelo Hollywood

Pero, entonces, ¿por qué llevaban exactamente el mismo corte de pelo y por qué Jennifer Aniston, que por aquella época aún no conocía a Brad, podría estar relacionada con la que fuera la pareja de guapérrimos del momento? Aunque no se cortaban el pelo a juego, sí que compartían al estilista, en concreto, el incipiente peluquero de moda. “Nos cortaba el pelo Chris McMillan”, explicaba Gwyneth Paltrow a sus seguidores.

En 1997, cuando Brad y Gwyneth paseaban su amor juvenil por las alfombras rojas de Hollywood, Chris McMillan estaba inmerso en la creación del que sería su corte de pelo para la posteridad, el Rachel. Mientras Pitt y Paltrow ya eran consolidados actores, Jenn comenzaba a saborear las mieles de la fama con ‘Friends’ y su corte de pelo estrella, lleno de capas y con unas envidiables mechas doradas se convertía en el más demandado de las peluquerías. Sin embargo, a la vez, el peluquero también cincelaba las cabelleras de Brad y Gwyneth cuando eran pareja, siendo el responsable de que, sin buscarlo, ambos llevaran el mismo corte de pelo.

placeholder Jennifer Aniston, en una sesión de fotos para 'Friends' en 1995 (Getty)
Jennifer Aniston, en una sesión de fotos para 'Friends' en 1995 (Getty)

La tijera del estilista se puede apreciar en las capas largas que caían con volumen y con puntas muy cuidadas, creando movimiento y volumen, justo exactamente igual que en el característico cabello de Jennifer Aniston. Sin embargo, cuando Gwyneth terminó su relación con Brad y este comenzó a salir con Jennifer, el pelo del actor no volvió a lucir esos mechones noventeros y comenzó a apurar mucho más su corte de pelo, acercándose a una estética más Y2K. Si bien es cierto que Jenn y Brad eran una pareja de lo más pareja, sus cabellos nunca fueron exactamente iguales, una diferencia que se acrecentó tras el divorcio más sonado de la historia del celuloide.

placeholder Jennifer Aniston y Brad Pitt, en una imagen de 2004. (Getty)
Jennifer Aniston y Brad Pitt, en una imagen de 2004. (Getty)

Chris, convertido en uno de los mejores amigos de Jennifer Aniston y fiel adalid de la actriz, tomó bando por ella y su cabello es la prueba. La coloración natural, compuesta por cientos de diminutas hebras doradas, entretejidas para crear un cabello rubio natural, y la sempiterna melena de Aniston siempre llevan el sello de McMillan, al contrario que el rubio platino de Gwyneth, más homogéneo y frío, en el que tampoco se aprecian los característicos tijeretazos del peluquero.

Todo comenzó con Brad, o más bien todo comenzó con Chris. El estilismo de Gwyneth evolucionó de una forma distinta al de Aniston; sin embargo, a día de hoy, ambas son empresarias del mundo de la belleza. Mientras Paltrow cuenta con el imperio Goop, entre cuyos cosméticos destaca el GOOPGLOW Restore + Shine Hair Serum, un aceite capilar para hidratar, aportar brillo y proteger el cabello, en la firma de Aniston, Lolavie, encontramos una precisa lista de referencias para el cuidado del cabello con la que la actriz promete que se consigue nada menos que el suyo.

Tanto Gwyneth como Jennifer han encontrado en el cuidado del cabello un importante sector para ver saneadas sus cuentas corrientes y, en poco tiempo, sus líneas de cuidado capilar han recibido valoraciones muy positivas, demostrando que lo que McMillan despertó en ellas ha calado en su filosofía de vida (y pelo). El otro aspecto en el que ambas coinciden es que no quieren saber nada de Brad Pitt. Tras el momento en los premios SAG cuando Brad se acercó a Jenn y esta le dedicó una mirada condescendiente, cuando a Gwyneth Paltrow le preguntan por Brad -del que confesó nunca haber estado enamorada- en la última publicación de Goop, la actriz es contundente: "Por favor, no le llames".

Gwyneth Paltrow Brad Pitt Jennifer Aniston Cabello
El redactor recomienda