La nueva manicura 'baby boomer' es más sencilla y apta para todas las edades
  1. Estilo
  2. Belleza
Reinvenciones beauty

La nueva manicura 'baby boomer' es más sencilla y apta para todas las edades

¿Recuerdas la manicura baby boomer que edulcoraba (aún más) a la mítica manicura francesa? Este año el esmalte y la forma dan un giro para crear una versión más elegante

Foto: La manicura baby boomer cuida tanto el esmaltado como la forma. (Imaxtree)
La manicura baby boomer cuida tanto el esmaltado como la forma. (Imaxtree)

La nueva manicura de moda ha comenzado a decorar las uñas con más seguidores de Instagram, factor fundamental para que sea cuestión de tiempo su llegada a los mejores salones de uñas hasta convertirse en imparable tendencia. Jennifer Lopez y Lily Aldridge son solo algunas de las embajadoras de la nueva manicura baby boomer, una reinversión del diseño que triunfara hace unos años, pero rebajada hasta conseguir un esmaltado mucho más natural y menos llamativo en el que la forma de la uña es vital para el resultado.

Si la manicura francesa diferenciaba la base de la uña del borde libre, pintándola de blanco para potenciar esa longitud y crear un contraste marcado y pulcro, la baby boomer pretendía suavizar esa transición con mayor o menor éxito explorando distintas técnicas. Una de las más extendidas se realizaba con esmaltes traslúcidos al estilo milky nails, mientras otras más extendidas pulverizaban el esmalte realizando salpicaduras con las que extender la laca de uñas blancas hasta que se pierda con el color base.

Entonces, ¿qué tiene de especial la nueva baby boomer?

La teoría dice que, en la búsqueda de crear un esmaltado más sofisticado y natural que la clásica manicura francesa, se creó este diseño en el que ambos colores se fusionan hasta que desaparezcan las líneas. En 2021, la sutil manicura baby boomer da un paso adelante en su proceso de ‘normalización’ y se inclina hacia un diseño aún más sencillo en imagen, aunque con algunos pasos de más.

Una de las claves de esta nueva baby boomer es la forma de la uña. Mientras las anteriores manicuras se ven beneficiadas de las formas cuadradas y de corte recto, esta nueva tendencia está especialmente indicada para las uñas almendradas. El degradado de color, del blanco al rosado de la base natural, potencia la sensación de una uña alargada, una de las tendencias con más éxito en las manicuras actuales. El largo es opcional, pero la forma, ligeramente puntiaguda y redondeada en el extremo, es la idónea: almendrada.

Un ejemplo perfecto de esta nueva manicura son por ejemplo los últimos diseños que Jennifer Lopez lució en el Festival de Cine de Venecia. El manicurista detrás de ellas, Tom Bachick, decoraba el esmalte de JLo con la manicura baby boomer en un esmaltado aún más natural de lo normal y la indicada forma almendrada. Veíamos el mismo diseño en otras celebrities como Selena Gomez o Lily Aldridge, clientas del manicurista y responsables de dar visibilidad a la tendencia. La última estrella en mostrar una manicura baby boomer ha sido Penélope Cruz. La actriz visitó 'El hormiguero' con una alargada y almendrada manicura esmaltada según la tendencia.

Otra de las importantes novedades de la nueva manicura baby boomer es el color. Buscando esa naturalidad que se aleje del acabado de la manicura francesa, el esmalte base que pinta toda la uña ya no es el clásico rosa artificial sino un tono que se acerque al máximo al color de base de la uña, variando así según cada persona. Queda prohibido comprar un pack salvavidas.

placeholder La manicura baby boomer de Penélope Cruz en 'El hormiguero'. (7 y Acción)
La manicura baby boomer de Penélope Cruz en 'El hormiguero'. (7 y Acción)

Lo mismo ocurre con el esmalte blanco con el que se pintará el borde libre. Quedan desterrados los blancos neutrales y en su lugar se aplica una laca de uñas blanquecina cremosa. Esta elección también suaviza la transición de un color a otro.

El paso a paso de la nueva manicura baby boomer

Como decíamos, no existe una norma estricta para recrear este tipo de esmaltado, en parte por la forma en la que ha surgido y se ha convertido en una moda. Podemos encontrar tutoriales en los que primero se aplica el esmalte blanco, para terminar cubriéndolo todo con el esmalte rosa claro similar al de la uña natural. Esta última capa se aplica por toda la uña, incluida la zona blanca, para lograr un acabado homogéneo, que juega a ser top coat claro, pintando la uña con una capa luminosa de un tono similar al de la base. El resultado es un esmaltado natural, adaptado cromáticamente al tono de cada persona y por ende a su tono de piel, que la convierte en una manicura única.

El manicurista Tom Bachik explicaba que su técnica era distinta. Si bien es cierto que el primer paso era pintar las líneas blancas, ‘las sonrisas’ como él las denomina, en el extremo de cada. El siguiente y curioso paso es mojar un pincel para delinear quitaesmaltes y con él borrar las líneas, emborronando la zona de transición. El último paso, como es habitual, es aplicar un tono similar al de la base, o un top coat claro, cubriendo toda la uña para homogeneizar el resultado.

MANICURA Esmalte de uñas Laca de uñas
El redactor recomienda