Esto es todo lo que tienes que saber antes de hacerte un lifting de brazos
  1. Estilo
  2. Belleza
ESTÉTICA CORPORAL

Esto es todo lo que tienes que saber antes de hacerte un lifting de brazos

Si la flacidez y descolgamiento que sufren tus brazos te produce complejo, quizá el lifting sea la solución. Te explicamos todo sobre esta técnica quirúrgica de moda

placeholder Foto: Foto: Marta Wave (Pexels).
Foto: Marta Wave (Pexels).

Como ocurre con el resto de aspectos, en la belleza también hay que ir de menos a más. La dieta y el ejercicio son los pilares fundamentales para sentirse bien tanto por dentro como por fuera. Además, deben ir acompañados de los cosméticos y cuidados estéticos adecuados para lograr resultados óptimos, y cuando estos no son suficientes, llega el momento de la medicina estética. Pero cuando todo lo anterior falla, la cirugía estética se convierte en el mejor aliado, sobre todo en zonas difíciles de tratar, como brazos, rodillas, tripita y flancos.

Foto: Cómo conseguir unos brazos firmes en pocos días

Si los brazos son la parte de tu cuerpo que te quita el sueño y ya no sabes qué hacer para que estén firmes y contorneados, el lifting de brazos puede ser la solución a tus quebraderos de cabeza. Esta intervención quirúrgica está poniéndose de moda e igual tienen algo que ver las extremidades superiores tan definidas de las que presume la reina doña Letizia cada vez que viste alguna prenda sin mangas.

¿Liposucción o lifting de brazos?

Antes de planificar una cirugía de contorno corporal en cualquier área del cuerpo los doctores valoran, principalmente, dos factores: la cantidad de grasa en una zona concreta y la calidad y elasticidad de la piel de dicha zona. “Una liposucción de brazos estaría indicada en casos en los que hay un acúmulo de grasa, pero la calidad de la piel es buena. Si eso es así, una vez se retira la grasa, la piel sufre una retracción y el resultado será óptimo”, explica la doctora Sara Domínguez, cirujana de Martín del Yerro. Pero cuando la calidad de la piel no es la adecuada –suele darse en casos en los que ha habido una pérdida muy grande de peso o en personas con edad más avanzada, por ejemplo–, “si se elimina la grasa del brazo se va a producir un descolgamiento importante y, por tanto, un mal resultado. Aquí es necesario retirar piel mediante la técnica conocida como lifting de brazos”, añade.

placeholder Foto: Dmitriy Ganin (Pexels).
Foto: Dmitriy Ganin (Pexels).

Además, tal y como indica el cirujano plástico José María Franco Góngora, “existe la posibilidad de que el problema sea mixto: acúmulo graso y flacidez. En estos casos es necesario asociar ambos procedimientos en una cirugía combinada, donde se inicia la intervención con liposucción, seguida de la dermolipectomía”.

En qué consiste el lifting de brazos

Esta intervención, que dura aproximadamente 90 minutos y tiene un precio a partir de los 4.900 euros, está indicada para aquellas personas a quienes les preocupa el descolgamiento, la laxitud y la flacidez. Suelen ser dos tipos de pacientes: uno primero de unos cincuenta años, que ha tenido una pérdida natural de elasticidad, y otro más joven que ha sufrido una gran pérdida de peso tras someterse a una cirugía bariátrica (reducción de estómago). “El lifting de brazos consiste en eliminar la piel sobrante para redefinir el contorno del brazo y conseguir que este esté más definido y esbelto”, desvela la doctora.

Foto: Brazos firmes, como los de Jennifer Aniston

En cuanto a las cicatrices, estas pueden variar en función del estado de la piel: “Pueden ser desde una cicatriz horizontal en la axila hasta una vertical que va desde la axila hasta el codo. Esta última se oculta en la cara interna del brazo para que sea menos apreciable”, declara Domínguez. Aquí interviene el componente de capacidad de cicatrización del paciente, que está fuera del control médico. “Puede haber alguna zona de la cicatriz que se haga más gruesa, o que no cicatrice bien. Pero con las técnicas de sutura que utilizamos y los cuidados posoperatorios que enseñamos a los pacientes es poco frecuente, pero siempre existe un riesgo”, advierte la cirujana del equipo de Martín del Yerro.

placeholder Foto: Jill Burrow (Pexels).
Foto: Jill Burrow (Pexels).

Cómo es la recuperación

Ambos expertos consultados coinciden en que el posoperatorio es muy llevadero, ya que no es doloroso y se controlan muy bien las molestias con una analgesia básica. “Los síntomas más inmediatos son sensación de presión, tirantez y alguna molestia local como pinchazo”, afirma el doctor Franco. Pero lo mejor es que “el paciente puede volver a su actividad diaria en aproximadamente una semana. Se le coloca una prenda de compresión, que se debe llevar durante un mes, y a lo largo de ese periodo pautamos unos masajes de drenaje linfático que ayudan a controlar la inflamación y a acelerar la recuperación”, añade la doctora. Eso sí, después de esas cuatro semanas “es recomendamos realizar unos ejercicios en la zona tricipital (la del tríceps) para tonificarla”, concluye él.

Cirugía estética Lifting Brazos Medicina estética
El redactor recomienda