Es noticia
Menú
Cómo fortalecer las uñas según un dermatólogo y un manicurista: trucos básicos
  1. Estilo
  2. Belleza
Lecciones para toda la vida

Cómo fortalecer las uñas según un dermatólogo y un manicurista: trucos básicos

La salud de una buena uña está en pequeños detalles como la crema de manos, el cuidado de las cutículas o los esmaltes con los que las pintemos. Los expertos nos dan las claves

Foto: Detalle del desfile de Christian Dior S22. (Imaxtree)
Detalle del desfile de Christian Dior S22. (Imaxtree)

El frío es el gran enemigo de las manos en el otoño y el invierno, estaciones en las que las cremas para ellas pasan de ser un capricho beauty para tener una piel más suave y aromatizada a ser una exigencia para mantener a raya sequedad, grietas, irritación y demás molestias. Sin embargo, no solo la piel es la gran damnificada de la bajada de las temperaturas, el viento o el mal secado de las manos, las cutículas y, como consecuencia, las uñas también se resienten.

placeholder El abuso de los esmaltes de mala calidad termina por debilitar las uñas. (Getty/Joern Pollex)
El abuso de los esmaltes de mala calidad termina por debilitar las uñas. (Getty/Joern Pollex)

En la rutina de cuidado de manos y uñas idónea, mantener las uñas limpias y secas es fundamental para conservarlas fuertes y sanas. Como explican los expertos de DosFarma, el exceso de agua deteriora la cutícula y la lámina ungueal -la superficie rosa que ocupa la mayor parte la uña- y termina por resecarlas. Otra consecuencia del exceso de humedad más habitual en las estaciones frías es la probabilidad de que aparezcan hongos y bacterias. “Lo recomendable es dejar que las manos respiren periódicamente y no abusar de los guantes y los calcetines, sobre todo si pasamos tiempo en ambientes húmedos”. El riesgo también se extiende al cotidiano lavado de manos. Un gesto tan sencillo como no secarlas por completo contribuye a que queden húmedas y expuestas a las agresiones de las estaciones más frías.

Foto: Una idea maravillosa de regalo y de autorregalo. (Tiko Giorgadze-Unsplash)

Plus de hidratación

Además de la correcta higiene de manos y uñas y de evitar la humedad, los expertos siempre recomiendan el uso de cremas hidratantes que además refuercen la función barrera de la piel, lo que repercutirá en la salud de la uña. “Utilizar una crema hidratante de manos ayudará a fortalecer las uñas, al tiempo que las endurecerá, suavizará las cutículas y las mantendrá sanas. Este paso es aún más importante en los meses más fríos, ya que las bajas temperaturas resecan mucho la piel”.

placeholder La longitud de las uñas también puede contribuir a su debilidad o fortaleza. (Imaxtree)
La longitud de las uñas también puede contribuir a su debilidad o fortaleza. (Imaxtree)

Las clásicas fórmulas de las cremas de manos pueden verse reforzadas cuando bajan las temperaturas y las manos tienden a resecarse y agrietarse, y cuyo uso puede extenderse a las uñas. Desde Nivea recomiendan, en el caso de manos muy secas y dañadas, fórmulas con dexpantenol, diseñadas especialmente para estos casos como su Crema de Manos Reparadora 3 en 1, 3,39€ en Amazon.

placeholder  Crema de Manos Reparadora 3 en 1 de Nivea.
Crema de Manos Reparadora 3 en 1 de Nivea.

En casos menos extremos, y perfecta para el día a día, encontramos opciones más ligeras como la Crema de Manos Calmante con Aloe Vera, 5€ en Amazon, que ayuda a prevenir que las manos se sequen.

placeholder Crema de Manos Calmante con Aloe Vera de Nivea.
Crema de Manos Calmante con Aloe Vera de Nivea.

Otra recomendación para conseguir esa hidratación extra son los aceites para cutículas, aplicados en el nacimiento de la uña y que, además de hidratar esta delicada piel, repercuten en la belleza y estado de las uñas. Aceites como el celebérrimo Hyaluroil Lip Treatment de Twelve Beauty, 36€ en su web, que varias celebrities como Emma Watson también juran utilizar en sus labios, pueden cuidar las uñas gracias a su fórmula a base de ácido hialurónico encapsulado, aceites orgánicos y polvo de konjac.

placeholder Hyaluroil Lip Treatment de Twelve Beauty.
Hyaluroil Lip Treatment de Twelve Beauty.

Manicura japonesa, el tratamiento intensivo

Además de los tratamientos de prevención, cuando se tiene uñas débiles, también es posible repararlas y protegerlas de las agresiones de estaciones como el otoño o el invierno a base de tratamientos intensivos como la manicura japonesa. Desde el salón Slow Life House, la manicurista Alejandra López subraya que el tratamiento nipón está especialmente indicado para uñas frágiles o sometidas a procesos de uñas postizas o de gel o acrílico durante mucho tiempo. El resultado es el de una uña muy brillante, como si estuviera pulida, durante varias semanas, pero detrás hay una serie de minuciosos pasos adaptados a las necesidades de cada uña.

placeholder Si se tiene las uñas débiles, es preferible espaciar los esmaltados semipermanentes. (Imaxtree)
Si se tiene las uñas débiles, es preferible espaciar los esmaltados semipermanentes. (Imaxtree)

Tras un análisis cuidadoso de las uñas y del estado de la piel y cutículas, el manicurista determina los productos específicos para cada caso. ”"Primero se limpian las uñas con una solución desinfectante, preparada con ingredientes naturales: de esta forma, se eliminan las bacterias y las uñas se suavizan", precisa la experta. A continuación se ejerce un ligero masaje con una pasta nutritiva, elaborada a base de cera de abejas y otros elementos naturales que serán los encargados de restaurar la humedad y el brillo de la uña. “El masaje aumenta el flujo sanguíneo, estimulando la circulación en los dedos, facilitando el crecimiento de las uñas, previniendo la formación de bacterias e inflamaciones”, puntualiza la manicurista. Este es precisamente uno de los resultados que más ha hecho crecer la fama de la manicura japonesa.

placeholder Manicura japonesa: natural, fortalecedora y potenciadora del crecimiento. (Getty)
Manicura japonesa: natural, fortalecedora y potenciadora del crecimiento. (Getty)

El paso final es conseguir esa sensación de uña pulida, para lo que se recurre a un cepillo de gamuza que pule la uña para asegurar que la pasta penetre por completo y la suavice. Quizá el paso más hipnótico y el que bebe directamente de la tradición asiática es el uso de un polvo elaborado a base de perlas, calcio y arroz blanqueador que es una suerte de oligoelementos con propiedades fortificantes y nutritivas, que además potencia el brillo.

Foto: Pon en forma a tus uñas. (Kelly Sikkema para Unsplash)

Cuidados anti uñas frágiles

Los expertos también apuntan a una infalible lista de do/don’t, seis aspectos que no perder de vista cuando se quiere tener unas uñas fuertes y a prueba de roturas.

  1. Longitud. Por un lado, las uñas más largas están más expuestas a las roturas, pero por el otro, como apuntan desde DosFarma, las uñas largas promueven que se acumulen microorganismos bajo ellas y que estos generen una infección.
  2. Alimentación. La clave está en mantener una dieta rica en vitaminas y en minerales. Zinc (carnes rojas o avellanas), hierro (en mariscos, espinacas y carnes rojas), vitamina C (brócoli, pimiento rojo, kiwi, naranja...), vitamina D (luz solar) y la vitamina E, hidratante y antioxidante presente en las almendras, las avellanas, las hortalizas de hoja verde o los aceites vegetales.
  3. No abusar de esmaltes de mala calidad. Ni todos los esmaltes son malos, ni recurrir a menudo a los esmaltados en gel daña las uñas, lo que realmente las daña son los esmaltes de mala calidad, cuyos componentes químicos dificulten la creación natural de la queratina. “Si se nota que se abren en capas o se doblan, lo mejor es evitar esos productos y descansar algunas semanas hasta que recuperen la fortaleza”. Otro truco importante son los esmaltes fortalecedores.
  4. Protegerlas de químicos. Exponer las uñas de forma continuada a lejías o detergentes debilita las uñas. La recomendación es utilizar guantes si se va a estar expuesto a este tipo de químicos.
  5. Evitar la humedad. Secarlas concienzudamente, evitar ambientes húmedos como llevar varias horas guantes y mantener una correcta hidratación son las claves.
  6. Hidratarlas. Utilizar a diario una crema de manos hidratante fortalece las uñas y las endurece.

placeholder Tener las uñas cortas requiere elegir la manicura con cuidado para que pueda ser visible y estilice la uña. (Imaxtree)
Tener las uñas cortas requiere elegir la manicura con cuidado para que pueda ser visible y estilice la uña. (Imaxtree)

Las uñas, el semáforo de la salud

Compuestas por varias capas de queratina, proteína presente también en nuestro cabello, las uñas son una barrera protectora de las manos y por tanto son la primera alarma de que algo no funciona, actuando como chivatos. "Las uñas dicen mucho de nuestra salud. En muchas ocasiones, incrementar la ingesta de vitaminas y minerales soluciona el problema, al igual que mantener las manos bien hidratadas y protegidas de productos químicos y de la humedad excesiva. En cambio, en otras situaciones, nos están avisando de que algo falla en el organismo. Alteraciones sutiles, como la aparición de hoyos o estrías, pueden darnos mucha ventaja en el diagnóstico precoz de alguna dolencia grave", detalla Carmen Desmonts Salazar, farmacéutica de DosFarma.

placeholder Cuidar los esmaltados e hidratar a diario contribuyen a una mejor salud de las uñas. (Imaxtree)
Cuidar los esmaltados e hidratar a diario contribuyen a una mejor salud de las uñas. (Imaxtree)

Debido a esta función secreta, es necesario no solo cuidar las uñas y protegerlas de posibles agresiones externas para evitar que se partan o astillen sino también reparar en su estado para saber qué indican.

El frío es el gran enemigo de las manos en el otoño y el invierno, estaciones en las que las cremas para ellas pasan de ser un capricho beauty para tener una piel más suave y aromatizada a ser una exigencia para mantener a raya sequedad, grietas, irritación y demás molestias. Sin embargo, no solo la piel es la gran damnificada de la bajada de las temperaturas, el viento o el mal secado de las manos, las cutículas y, como consecuencia, las uñas también se resienten.

El redactor recomienda