Es noticia
Menú
Dip powder: lo que debes saber de la manicura que sustituirá a las uñas de gel
  1. Estilo
  2. Belleza
TRUCOS DE EXPERTA

Dip powder: lo que debes saber de la manicura que sustituirá a las uñas de gel

¿Su plus? Que no es necesario meter las manos debajo de la lámpara. Descubre todo lo que tienes que saber sobre la manicura 'dip powder'

Foto: Genny. (Imaxtree)
Genny. (Imaxtree)

En los últimos años, con las uñas ha pasado lo mismo que con las cejas: nos hemos dado cuenta de que son un elemento imprescindible de nuestro look de belleza, con el que también demostramos al mundo quiénes somos. De ahí que cada vez sean más mujeres (y también hombres) los que acuden a centros especializados a hacerse tanto la manicura semipermanente como la de gel o incluso acrílicas. El problema es que el abuso de estos métodos puede ocasionar que las uñas se vuelvan más frágiles y quebradizas, rompiéndose con facilidad. El dip powder, en cambio, es un método que está haciendo furor en Estados Unidos, ya que promete ser menos dañino, es a prueba de golpes y ofrece una amplia carta de color.

placeholder Miller. (Imaxtree)
Miller. (Imaxtree)

“Se trata de una técnica novedosa que no requiere, como ocurre con la manicura semipermanente o con el gel, el uso de una lámpara led o de luz ultravioleta para el secado y la polimerización del esmalte, sino que es más parecida al acrílico”, explica Sofya Khasanova, copropietaria de Siberia Salón. Su nombre se debe a que consta de un polvo fino hecho de polímero y resina, en el que hay que sumergir el dedo repetidamente hasta lograr el color deseado.

¿Sus ventajas? “Puede durar hasta cuatro semanas y es perfecta para las personas que tengan las uñas finitas, pero no quieran empezar con el gel, ya que este método las refuerza con un acabado muy natural. Además, al igual que ocurre con las otras opciones semipermanentes, no requiere de ningún tipo de mantenimiento”, asegura Sasha Bubyr, manicurista de Barokah Gang. Eso sí, Khasanova advierte lo siguiente: “Mientras que la manicura en gel está indicada para cualquier tipo de uña, la dip powder no es apta para las más grasas y húmedas”.

Foto: Manicura burdeos en el desfile de Leonard F19. (Imaxtree)

Las uñas se preparan como para cualquier otro tipo de manicura: primero se limpia, lima y se retiran las cutículas. Después la profesional aplica una capa base que es capaz de adherirse al polvo e introduce la uña en el dip powder del color elegido –sí, a diferencia de las uñas de gel o acrílicas, aquí el color no se pone al final, sino que se pone al principio– dos o tres veces, hasta conseguir el tono deseado. “Luego se extiende un esmalte activador que se deja secar unos 20 segundos y seguidamente se sella con una base ‘coat’; se pule y se le da la forma con una lima. Se completa con dos capas de top coat, relata Khasanova.

Foto: Manicura gel versus manicura acrílica. (Imaxtree)

Su éxito también se debe a que se dice que contiene menos toxinas que los acrílicos o los geles; en cambio, “el producto específico que se usa en este protocolo es como un pegamento, que tiene un olor muy fuerte y es bastante agresivo”, matiza la copropietaria de Siberia Salón. Otra de los pros que ofrece es que no es necesario introducir las manos en una lámpara de secado, gesto que puede aumentar ligeramente el riesgo de padecer cáncer de piel. Es más, según la revista médica ‘Journal of American Academy of Dermatology’, empleando menos de 10 minutos de una lámpara UV se recibe una dosis de energía equivalente al límite diario recomendado para trabajadores al aire libre.

placeholder Mima tus uñas. (Imaxtree)
Mima tus uñas. (Imaxtree)

Como puedes imaginar, el retirado no es lo más fácil del mundo, ya que, al igual que ocurre con el gel y el acrílico, las uñas en polvo deben remojarse en acetona, teniendo en cuenta que cuantos más días hayas lucido tu manicura ‘dip powder’ más tardará en empaparse. Y como este líquido no es nada bueno, puesto que seca las uñas y las debilita, haciendo más probable la rotura o el descamado, es mejor que no hagas este paso en casa. “Hay que tener presente que estos productos son para uso profesional –se puede usar acetona pura o un líquido especial que ofrece cada marca–, por lo que es imprescindible que tanto su aplicación como su retirada las realice una manicurista en un salón”, concluye Bubyr.

Por último, independientemente de si eliges este tipo o cualquier otro de esmaltado, es importante mantener el equilibrio en las uñas con ayuda de la hidratación, tanto de la cutícula como de la base y la piel de alrededor; así que un aceite específico así como una buena crema de manos serán indispensables.

En los últimos años, con las uñas ha pasado lo mismo que con las cejas: nos hemos dado cuenta de que son un elemento imprescindible de nuestro look de belleza, con el que también demostramos al mundo quiénes somos. De ahí que cada vez sean más mujeres (y también hombres) los que acuden a centros especializados a hacerse tanto la manicura semipermanente como la de gel o incluso acrílicas. El problema es que el abuso de estos métodos puede ocasionar que las uñas se vuelvan más frágiles y quebradizas, rompiéndose con facilidad. El dip powder, en cambio, es un método que está haciendo furor en Estados Unidos, ya que promete ser menos dañino, es a prueba de golpes y ofrece una amplia carta de color.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda