Es noticia
Menú
Mascarillas para estrenar piel y que todo el mundo te pregunte qué te has hecho
  1. Estilo
  2. Belleza

Mascarillas para estrenar piel y que todo el mundo te pregunte qué te has hecho

Si tu epidermis pide a gritos una reparación o si quieres mantener una luminosidad más intensa a lo largo del día, este es mi top de mascarillas para salvar la piel en poco tiempo y brillar sin aderezos

Foto: Imagen: VA Diseño.
Imagen: VA Diseño.

Sea la estación que sea, extender los cuidados de la piel un poquito más es ese plus con el que pasar de una piel normal a una piel lujosa, esa por la que te preguntan qué te has hecho y, te voy a chivar una cosa, no hay nada más satisfactorio que contestar: “Nada”. Aunque detrás de ese ‘nada’ haya que especificar: “Ningún retoque estético, pero llevo capas y capas de mimos”.

Mientras los dermatólogos y los japoneses luchan por simplificarnos las rutinas diarias, esta editora de belleza responde más a las órdenes surcoreanas y encuentra en cualquier cosmético que tonifique la piel y la deje repulpada y radiante el único amante de su vida. Sin embargo, es cierto que a lo largo de la ajetreada agenda semanal, encontrar tiempo para ponerse una mascarilla tipo tissue todas las mañanas o superponer las siete capas de tónico del ‘7 skin method’ no es algo práctico. La solución viene entonces dada por las mascarillas bisemanales o aplicadas antes de un evento importante.

@vanitatis Cinco mascarillas para lucir una #pielbonita y radiante en #verano. Palabra de Margarira Velasco, experta en #belleza . #mascarillasfaciales #trucos ♬ original sound - vanitatis.com

Entre las cualidades más valiosas que se les debe pedir para conseguir un efecto de piel renovada y jugosa está que liberen la piel de impurezas, ayuden a equilibrar la grasa, hidraten y, por supuesto, iluminen. Entre mi top de mascarillas salvavidas siempre valoro especialmente aquellas que cuiden la sensorialidad: que no resulten pegajosas, sean refrescantes, se limpien con facilidad y, si quedan bonitas y son aptas para un selfie, mejor que mejor. Por supuesto, no hay nada como una prueba visual ya no solo de cómo quedan sobre la piel, sino de cómo actúan y los resultados que dejan sobre ella, así que aquí os expongo mi piel para que veais que no hay ni trampa ni cartón.

Hidratación por zonas

Los Real Cucumber Eye Pad de Skin79, 11,41 euros en Amazon o en Planet Skin, son quizá el cosmético más divertido y multifunción de esta selección de mascarillas y, por si su diseño no te lo había dejado claro, vienen directos desde Corea del Sur. En realidad se trata de discos al estilo tissue pensados para colocarlos sobre los ojos -igual que se hacía antaño con las rodajas de pepino-; sin embargo, su diseño y su fórmula los hace extensibles a todo el rostro.

placeholder

Comprar

Además de las propiedades hidratantes y refrescantes del pepino, los parches están empapados de un sérum en el que no faltan ni aloe vera ni espirulina. Es decir, no solo calma e hidrata, sino que también contiene antioxidantes para frenar el envejecimiento prematuro de la piel.

Como cualquier otra mascarilla de celulosa, cada parche está impregnado de producto y, como en todo buen cosmético coreano, incluye unas pinzas para poder tomar el disco sin que los dedos entren en contacto con el resto de discos y alteren la fórmula. Lo bueno de estos parches es que se pueden aplicar en cualquier parte del rostro que consideremos necesario. A mí, por ejemplo, me encanta ponerlos sobre las manzanas de las mejillas cuando a veces están enrojecidas por el sol o cualquier otra agresión.

Adiós brillos, hola luminosidad

La última en colarse en mi armario beauty es la mascarilla Cookies N Clean de Fenty Skin, 31,99 euros en Sephora. Su textura es muy parecida a la de una mousse o incluso una de esas cremas crepitantes que hacen ruiditos dignos de ASMR al contacto con la piel. Su nombre se debe precisamente a su apariencia, muy parecida a la de un helado con cachitos de cookies, aunque aquí las cookies son en realidad bolitas de carbón encapsulado.

placeholder
Comprar

Se trata de una mascarilla de caolín, una arcilla blanca que se encarga de absorber la grasa de la piel, regulando su producción y reduciendo los brillos. Si a esto le sumamos el carbón encapsulado, que ayuda a purificar, y el ácido salicílico, que es antibacteriano y además desobstruye los poros, el resultado es una mascarilla para reequilibrar la piel un par de veces por semana. A la hora de aplicarla sobre la piel, hay que ejercer ligeras presiones para romper las bolitas de carbón, adquiriendo un tono grisáceo. Esta aplicación también ayuda a realizar una ligerísima exfoliación mecánica.

Se deja actuar sobre la piel 20 minutos o hasta que la mascarilla esté completamente seca y se retira con agua tibia y una toalla humedecida o una muselina. La primera sensación es la de que la piel respira y está refrescada. Unos minutos más tardes notas la superficie muy suave y libre de impurezas, además de superiluminada y con un tono homogéneo.

Para purificar un par de veces por semana

También con carbón vegetal, pero con una misión mucho más exfoliante y desincrustante de la suciedad y las impurezas, en el top de productos ‘salvapieles’ no podía faltar la Mascarilla Detox de Quinque, 34,50 euros en Isolee. Lo primero a destacar, además de que tiene un aroma adictivo, es que se trata de una marca española producida en Francia que sustenta todos sus productos en el CBD, es decir, el cannabidiol.

placeholder

Comprar

¿Por qué es esto importante? El CBD se ha convertido en el ingrediente de moda, entre otras cosas, porque calma la piel, actúa como antiinflamatorio y además puede regular el sebo. Es por ello un ingrediente muy atractivo para las pieles sensibles o con tendencia al acné. En el caso de esta mascarilla, para reforzar su acción la fórmula también incorpora carbón vegetal y aceite de aguacate para absorber la grasa, por un lado, y por el otro, no dejar la piel seca como puede ocurrir con algunas mascarillas del tipo arcilloso.

Sobre la piel es una mascarilla untuosa, fácil de aplicar y cómoda de llevar. No se cuartea, sino que funciona casi como una mascarilla hidratante. Es importante, a la hora de retirarla, no solo hacerlo con los dedos humedecidos, sino también con movimientos circulares para cumplir ejercer una exfoliación física con ayuda de las pequeñas partículas desincrustantes que se encuentran en su interior. Tras retirarla, la piel está suave y elástica, además de libre de impurezas.

Nutrición y flexibilidad que alimentan

Mientras otras mascarillas pueden ser novedades o descubrimientos de los últimos meses, la mascarilla Facial Avocado Nourishing Hydration de Kiehl's, 22 euros (25 g), 45 euros (100 g) en su web, está en mi top de imprescindibles salvavidas. Llego a casa después de un día intensito: mascarilla de aguacate. Toca dar de comer a la piel después de unas vacaciones al sol: aguacate. Quiero una piel nutrida para un maquillaje de pocos pasos: mascarilla de aguacate. Lo primero y más evidente a la hora de este pilar de la cosmética es su textura, que imita a la cremosa carnosidad de la fruta más avalada por las influencers. El resto es una larga lista de propiedades hidratantes e iluminadoras.

placeholder

Comprar

El aguacate -presente tanto en extracto como en aceite- se encarga de aportar una hidratación muy intensa y el aceite de onagra mejora la flexibilidad de la piel. Si tienes la piel muy seca o si la has tenido expuesta a un clima extremo, en 15 minutos es como si la piel se comiera la mascarilla y para retirarla basta con trabajarla con un poco de agua tibia mediante un masaje y la hidratación prácticamente se sella. Al no ser una mascarilla agresiva o desincrustante, se puede utilizar más a menudo e incluso muchas veces hará que no necesites siquiera aplicar una crema encima -pero prohibido saltarse la protección solar como capa final-.

Reparación para climas extremos

Por último, en el top no podía faltar una mascarilla muy hidratante, pero además multifunción, ya que también repara. Puede aplicarse como mascarilla de noche o incluso como crema hidratante. La mascarilla hidratante de Eve Lom, 69 euros en Amazon, ha sido una de las últimas en colarse en mi radar, pero es lo más parecido a un tratamiento profesional en tu propia casa. Se trata de una textura rica que sobre la piel se extiende como un gel, lo que permite que se aplique una capa más o menos gruesa según las necesidades.

placeholder
Comprar

La sensación sobre la piel es la de una hidratación intensa, nada grasa y muy refrescante. Aunque es una mascarilla especialmente formulada para pieles secas o que hayan estado expuestas a condiciones extremas, como el sol, la polución o un clima adverso, también se puede utilizar como una mascarilla reparadora de noche. Su principal función es la de hidratar la piel y conseguir redensificarla además de evitar la pérdida de agua transepidérmica. Esta sensación se aprecia tanto si se aplica una capa muy fina y no se retira, convirtiéndose en una crema hidratante, como si se extiende una capa más gruesa y se retira 15 minutos después. La tercera opción es convertir la mascarilla en tratamiento nocturno, para lo que basta con aplicar una capa más gruesa y dejarla actuar durante las horas de sueño. A la mañana siguiente, a veces ni siquiera es necesario retirar el exceso de producto porque la piel lo ha absorbido por completo.

Muchas de estas mascarillas comparten cualidades, pero con ingredientes y sensorialidades distintas, y por ello es como si cada una encajara con un momento distinto. Si necesitas una recuperación rápida, un parche es infalible. Si necesitas una reparación más intensiva, las mascarillas gelificantes nutritivas serán un bálsamo. Y si la piel necesita un reseteo total, nada como exfoliar y empezar de cero.

Sea la estación que sea, extender los cuidados de la piel un poquito más es ese plus con el que pasar de una piel normal a una piel lujosa, esa por la que te preguntan qué te has hecho y, te voy a chivar una cosa, no hay nada más satisfactorio que contestar: “Nada”. Aunque detrás de ese ‘nada’ haya que especificar: “Ningún retoque estético, pero llevo capas y capas de mimos”.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda