Es noticia
Menú
Los beneficios que el lavado inverso del pelo puede generar a tu melena
  1. Estilo
  2. Belleza
NUEVAS TENDENCIAS

Los beneficios que el lavado inverso del pelo puede generar a tu melena

Solo con su nombre es fácil de adivinar que este método consiste en comenzar con el acondicionador y terminar con el champú. Esto es todo lo que tienes que saber sobre esta nueva forma de lavarse el pelo

Foto: Foto: Unsplash/Matthew Tkocz.
Foto: Unsplash/Matthew Tkocz.

En el año 2015 caló hondo la campaña No Poo Challenge, que promovía no lavarse la cabeza durante 30 días para protestar sobre las sustancias contaminantes de los champús. Esto derivó a su vez en el movimiento Cowashing ('conditioners washing', 'lavado con acondicionador' en inglés), que obligó a las marcas cosméticas a lanzar al mercado acondicionadores limpiadores, cuyas fórmulas libres de jabón, siliconas y parabenos causaron furor durante algún tiempo. Sin embargo, la moda de prescindir del champú para lavarse el pelo no duró tanto como cabía esperar…

Aquella tendencia ha confirmado la importancia del champú en nuestra salud capilar, es la clave para mantenerlo sano y fuerte, pero eso no quita que aparezcan nuevas técnicas y protocolos que invitan a reinventar su uso o su papel, pero siempre presente. Entre estas novedades podemos decirte que ahora ha llegado otra manera nueva de limpiarse el cabello: el lavado inverso. Lo hemos probado y podemos prometer que, según cuál sea tu pelo, funciona. En este caso hablamos de un pelo fino sin volumen, que normalmente después del acondicionador se queda un poco apelmazado.

Foto: Tim Mossholder para Unsplash.

Tal y como su propio nombre indica, es de esas veces en las que el nombre es claro en el mensaje: “Consiste en invertir el orden del lavado. Primero se usa el acondicionador y después el champú”, desvela Álex Sestelo, estilista y director del salón de peluquería homónimo. Cada paso se hace de la misma manera que con el orden habitual, pero al revés. Es decir, “con el cabello húmedo se aplica primero el acondicionador –hay que insistir de medios a puntas y dejarlo actuar unos minutos– y, una vez enjuagado, se utiliza el champú, aplicándolo desde la raíz y masajeándolo bien para asegurar que se elimina el acondicionador por completo. Después se enjuaga y se repite la operación de la aplicación del champú una vez más, si se desea o es necesario”, continúa. ¿Los beneficios? “El cabello resulta más fácil de peinar, aún estando húmedo. Y como se retiran por completo los residuos de acondicionador (estos hacen que el pelo esté más pesado), y se finaliza con una limpieza profunda, aumenta su volumen al instante”, añade el peluquero.

placeholder Foto: Unsplash/Apothecary.
Foto: Unsplash/Apothecary.

Si notas que, sin saber por qué, tu cabello está de repente más apelmazado de lo normal, que se te ensucia antes o incluso que ha perdido algo de volumen, la solución puede pasar por apuntarse a este protocolo. Esto se debe a que sus dos grandes beneficios son que hidrata en profundidad y no deja nada de peso sobre la melena –esto puede ocurrir por no aclararse lo suficiente el acondicionador o por usar una formulación que contenga silicona–, por lo que la melena tendrá visualmente más cuerpo. Así que si tu pelo es fino o incluso si lo tienes graso y lacio, es perfecto para ti, pues no solo los mechones parecerán más voluminosos, sino que al aclarar el acondicionador antes de lavar el pelo evitas también que las raíces se queden más pegadas al cuero cabelludo. Volumen y brillo están asegurados.

Foto: Los 10 champús para pelo rizado más vendidos de Amazon

Y en cuanto a si este método también es bueno para los cabellos rizados tenemos que apoyarnos en el experto porque no lo hemos vivido en persona. Sestelo opina que “sí lo es, sobre todo para que luzcan más definidos y para obtener una mayor facilidad a la hora de manejarlos y peinarlos”. José Valle, director creativo de las peluquerías Backstage, prefiere optar por el orden tradicional, pero “sustituyendo el champú habitual por otro en crema sin detergentes, ya que aporta todo tipo de nutrientes para que el cabello rizado, crespo por naturaleza y con la cutícula abierta, no se parta”. Aunque si tú también quieres probar el lavado inverso sobre tus bucles, ten en cuenta que tendrás que volver a aplicar algún acondicionador sin aclarado u otro producto hidratante, como sérum o aceite capilar, tras el champú. Pero el resultado vale la pena.

placeholder Las medias melena con flequillo e inspiración 70 serán una de las tendencias infalibles, como se ha podido ver en las calles parisinas. (Imaxtree)
Las medias melena con flequillo e inspiración 70 serán una de las tendencias infalibles, como se ha podido ver en las calles parisinas. (Imaxtree)

Además, otra de las ventajas que ofrece este protocolo es que la cabeza dura limpia algo más de tiempo. La explicación a esto se debe a que “el cabello recibe todos los nutrientes necesarios con el acondicionador, mientras que todos los innecesarios serán eliminados con ayuda del champú. Por tanto, el pelo permanecerá limpio durante más tiempo, así como sedoso y manejable”, asegura el director del salón Álex Sestelo.

Foto: Modelo durante el desfile de Victoria's Secret en 2018. (Getty)

Eso sí, si quieres llevar a cabo esta práctica, independientemente de cómo sea la naturaleza de tu pelo, “debes cerciorarte de que ni el champú ni el acondicionador que utilizas contengan silicona en su formulación, ya que esta ensucia, apelmaza y el brillo que proporciona en el cabello es sintético. Y no te serviría de nada cambiar el orden de aplicación, si lo que falla es el producto que usas”, advierte Valle.

Ahora en verano que tienes más tiempo es la oportunidad perfecta para probar nuevos protocolos.

En el año 2015 caló hondo la campaña No Poo Challenge, que promovía no lavarse la cabeza durante 30 días para protestar sobre las sustancias contaminantes de los champús. Esto derivó a su vez en el movimiento Cowashing ('conditioners washing', 'lavado con acondicionador' en inglés), que obligó a las marcas cosméticas a lanzar al mercado acondicionadores limpiadores, cuyas fórmulas libres de jabón, siliconas y parabenos causaron furor durante algún tiempo. Sin embargo, la moda de prescindir del champú para lavarse el pelo no duró tanto como cabía esperar…

Tendencias de belleza
El redactor recomienda