El nuevo sofá de Ikea es ideal para salones pequeños y estos son los motivos
  1. Estilo
  2. Decoración
Sofá-cama

El nuevo sofá de Ikea es ideal para salones pequeños y estos son los motivos

Al escoger un nuevo sofá para decorar un salón pequeño hay ciertas características que pueden ayudarnos a decidir, este de Ikea parece cumplirlas todas

placeholder Foto: El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)
El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)

Una decoración adecuada para nuestra casa no es solo aquella que nos encanta, detalle imprescindible y que no conviene perder nunca de vista, también es la que nos ayuda a crear espacios cargados de armonía. Por eso resulta tan importante evitar algunos errores habituales al decorar salones pequeños, escogiendo los muebles adecuados para nuestro salón, como el nuevo sofá que Ikea nos ofrece en su catálogo.

A la hora de escoger el mejor sofá para nuestra casa hay algunos detalles que conviene tener en cuenta, el primero de ellos es el tamaño. Adquirir uno demasiado grande puede suponer que una habitación pequeña lo parezca aún más, eso por supuesto si conseguimos meterlo en el salón, porque no sería raro que no llegara a encajar en el espacio que habíamos pensado para él. Comprar un sofá demasiado pequeño tampoco es la solución.

placeholder El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)
El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)

La función de un buen sofá es ofrecer un asiento confortable para las personas que habitan en la casa, cuando nuestro salón es pequeño, puede que tengamos que ajustar un poco esta recomendación. Lo más habitual para acertar con este tipo de estancias es escoger uno de dos plazas, justo las que nos ofrece el sofá Vimle de Ikea. Si necesitamos más asientos, siempre podemos completar el conjunto con un sillón o un puff, más ligeros y fáciles de mover.

Escoger un sofá del tamaño adecuado es uno de los trucos más prácticos para decorar un salón pequeño, pero también prestar atención a los colores puede ayudarnos. Es de sobra conocido que los colores claros pueden ayudarnos a que nuestras habitaciones se vean más amplias, haciendo que nuestra casa parezca más grande sin apenas tener que hacer ningún esfuerzo. No es mala idea seleccionar nuestro sofá en los mismos tonos.

placeholder El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)
El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)

Con este pequeño truco lograremos que uno de los muebles más grandes de la estancia, que sin pretenderlo se convierte en el centro de todas las miradas, quede un poco más integrado con la habitación. En lugar de hacerlo destacar con colores oscuros -que también podremos encontrar en este mismo modelo entre las opciones que nos ofrece Ikea-, un sofá en tono beis puede ser clave para aligerar el espacio y hacer que se sienta más libre.

Entre las características que tiene que tener un sofá pensado para un salón pequeño, se suele destacar la importancia de tener respaldos y reposabrazos bajos, tal y como este presenta. De esta forma es más compacto y podremos colocarlo donde queramos, incluso bajo la ventana sin temor a que pueda quitarnos parte de la luz natural que entre a través de ella, tan necesaria a la hora de crear un ambiente agradable en nuestra casa.

placeholder El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)
El nuevo sofá cama de Ikea. (Cortesía)

Así, parece que este sofá de dos plazas, de color claro y respaldos bajos tiene todo lo que se espera de un mueble destinado a vestir un salón pequeño y, sin embargo, todavía nos queda un detalle por señalar que puede marcar la diferencia, una ventaja extra que las casas pequeñas suelen agradecer. Es un sofá cama, por lo que podrás tener invitados que pasen la noche en tu casa aunque no tengas una habitación específica para ellos o esta ya esté ocupada.

Aunque en ocasiones nos parece complicado decorar una casa pequeña, Ikea parece más que dispuesta a ponérnoslo más fácil que nunca y por eso nos ofrece un sofá cómodo, sencillo y elegante que puedes llevarte a casa por 800 euros, una estupenda opción que no conviene pasar por alto.

Ikea Decoración
El redactor recomienda