Pintura de azulejos, la manera de renovar tu baño o cocina sin obras
  1. Estilo
  2. Decoración
Truco deco supersencillo

Pintura de azulejos, la manera de renovar tu baño o cocina sin obras

Descubre el tip definitivo para renovar tu cocina o tu baño sin necesidad de gastarte mucho dinero, solo pintando los azulejos se verá completamente diferente

Foto: Pintura de azulejo para renovar baños y cocinas. (Becca Tapert para Unsplash)
Pintura de azulejo para renovar baños y cocinas. (Becca Tapert para Unsplash)

Una de las mejores formas de renovar una estancia es cambiar los muebles que usamos para decorarla. Deshacernos de los textiles que se han quedado antiguos o se han ido estropeando por el uso y comprar cortinas nuevas y de tendencia o fundas de cojín que sean más frescas para el verano. También podemos cambiar algunos muebles, sumando nuevos o actualizar los existentes, aunque sin duda, la mejor forma de que luzca como nueva es darle una mano de pintura.

Una estupenda idea que no siempre nos planteamos poner en práctica en cocinas y baños, porque normalmente sus paredes están cubiertas por baldosas o azulejos. Sin embargo esta opción es una de las más empleadas actualmente, porque nos ayuda a ver nuestro baño más grande y nuestra cocina de nuevo actual, sin necesidad de hacer obras y, sobre todo, sin tener que gastarnos mucho dinero en el proceso.

Esta estrategia de actualización, sencilla, cómoda y que puedes hacer tú misma, solo tiene una pega, no todas las pinturas se pueden usar para esta tarea. De hecho este es uno de los errores más comunes que se cometen cuando nos decidimos a hacer este tipo de mejoras, lo hacemos sin informarnos lo suficiente y, como los azulejos son superficies porosas, será necesario buscar la pintura adecuada.

Además las cocinas y cuartos de baño son estancias que sometemos a mucho uso, donde la humedad tiende a acumularse y que necesitan ser limpiadas con mayor regularidad que otras habitaciones. Es importante seleccionar una pintura que nos asegure que puede soportar este tipo de situaciones y que siempre se vea bien, por eso lo mejor es adquirir una pintura de azulejos específica para estas superficies.

El primer paso que tendremos que dar antes de empezar a pintar las baldosas es asegurarnos de que todas están bien colocadas y no hay elementos sueltos que tengamos que arreglar. También es buena idea apartar todos los complementos que solemos tener en encimeras y soportes y cubrir con cinta de carrocero los elementos que no queremos pintar, como enchufes o marcos de ventanas, así evitamos que la pintura caiga sobre ellos y tengamos que limpiarlo después.

El siguiente es limpiar la superficie a conciencia, esto no es solo por higiene, eliminar los restos de polvo, detergente o grasa es necesario para que la pintura pueda adherirse bien y así evitemos que termine viéndose fea o levantándose en algunos trozos. Una vez todo limpio, podremos comenzar a pintar, aunque algunas pinturas necesitan que demos una primera capa de imprimación, que ayudará a que la pintura quede adherida a la baldosa y no se resbale.

Primero colorea bien las juntas con ayuda de una paletina y después, con el rodillo adecuado, pinta el resto de la superficie. Lee las instrucciones del fabricante para evitar sorpresas de última hora y para saber si es necesario dar una segunda mano. Sobre todo es importante respetar los tiempos de secado entre una capa de pintura y la siguiente porque, de no hacerlo, el resultado puede ser decepcionante.

Con solo un poco de pintura, paciencia y muchas ganas, podemos lograr que nuestro cuarto de baño y nuestra pequeña cocina luzcan como nuevos, haciendo que se vean más luminosos si escogemos colores claros o más modernos, si nos decantamos por los tonos pastel, que están completamente de tendencia. Además, ahora que hemos descubierto este truco, si en unos años nos cansamos de como se ve, lo podremos pintar de nuevo.

Decoración
El redactor recomienda