Almudena Cid sobre su sueño de ser actriz: "Entiendo que me acusen de intrusismo"
  1. Estilo
  2. Mercedes-Benz Fashion Week Madrid
quiere actuar en el teatro

Almudena Cid sobre su sueño de ser actriz: "Entiendo que me acusen de intrusismo"

La exgimnasta olímpica ha confesado que está luchando duramente para llegar a subirse a un teatro. "Sé que puedo hacerlo", dice a Vanitatis

placeholder Foto: Almudena Cid como imagen de Solan de Cabras (Gtres)
Almudena Cid como imagen de Solan de Cabras (Gtres)

“Una vez mi abuelo me dijo que yo era como el Ave Fénix, que cuando todo el mundo pensaba que ya no existía, iba yo y aparecía”. Así resumía Almudena Cid la que había sido su trayectoria deportiva. La exgimnasta ha narrado con una emotividad que ha hecho humedecer los ojos a más de uno lo difícil que fue para ella continuar en lo más alto de la élite deportiva después de cumplir los 20, cuando las voces de ese mundo exigían su retirada para dar paso a nuevas niñas. Sin embargo, no fue hasta los 28 años, dos olimpiadas más tarde y con la satisfacción de haber cumplido todos sus sueños cuando Almudena dijo adiós a los tapices.

La joven vasca recupera esta historia —patrocinada por la marca de agua Solan de Cabras—para confesar el que es ahora su sueño: ser actriz de teatro. Un sueño que se torna, de momento, complicado pero ante el que Almudena no tiene previsto rendirse. “Cada vez que afronto un casting lo hago con la mayor humildad posible, pero también con la convicción de que puedo hacerlo.”, dice la exdeportista en conversación con Vanitatis.

Pregunta: ¿Cómo te encuentras ahora mismo en lo que a proyectos se refiere?

Respuesta: Estoy luchando porque hay ya muchos actores consagrados. Si la situación que ha habido hasta el momento era ya difícil, imagínate para una persona que viene de otra profesión y quiere iniciarse en esto. Pero yo también soy consciente de la capacidad de lucha que yo tengo y de que me atrevo con todo.

P: ¿Crees que te pueden acusar de intrusismo?

R: Pues sí y lo entiendo porque la gente no conoce la vida de los demás, pero si ellos se pararan a analizar mi vida se darían cuenta de que yo he estado en contacto con el público todos los días. He sido juzgada cada día por un jurado y he tenido que trabajar mis sentimientos y mi forma de ser para ser fuerte y estar preparada ante un fracaso. Todo esto no está desligado con el teatro a la hora de crear personajes.

R: Sí, porque yo creo que el teatro es lo que me va a hacer sentir lo más parecido a lo que sentía yo como deportista con la gente.

P: Y hablando de los sueños, ¿entre ellos no estaría formar una familia?

R: Claro que sí.

P: Tú has escrito un libro de cuentos infantiles contando tu experiencia vital, ¿Habría algo más bonito que poder transmitir tu experiencia a tu propio hijo?

R: Bueno, de hecho, el personaje de los cuentos se llama Olimpia y yo siempre he pensado que si tenía una hija se llamaría así. Lo que no imaginé es que los cuentos llegasen antes que la hija, en caso de que fuera niña, claro. El deseo de ser madre está, pero me está costando mucho arrancar y que me valoren en el mundo de la interpretación y eso tiene un proceso.

P: ¿No te vas a plantear formar una familia hasta que no quemes todos tus cartuchos?

R: Bueno sí. Yo sé que necesito algo para decir: “Vale, ahora sí puedo dedicarle tiempo a una personita”. Sé lo que es traer un hijo al mundo por gente cercana y luego no poder dedicarle tiempo. Yo necesito estar convencida y preparada y yo ahora estoy en un periodo de transición. De momento sólo necesito sentirme competente en algo. Yo ya he sido buena en algo y ahora no pretendo ser igual de buena en otra cosa. Sólo eso, competente.

P: Es que además Christian no ayuda porque siempre dice que tiene ganas de ser padre, pero que eres tú la que no se decide.

R: Claro, si por él fuera… (risas) Pero claro él tiene más tiempo y los libros que está escribiendo, con los que está triunfando, por cierto, tienen que ver con el tiempo libre. Ya te digo yo que si tuviéramos un niño, Christian no escribe. Pero bueno que la idea de tener un bebé está ahí.

Libros Teatro Sueño
El redactor recomienda