El 'look veraniego' de Letizia en 5 pasos
  1. Estilo
  2. Moda
estilo natural para los meses de verano

El 'look veraniego' de Letizia en 5 pasos

Faldas con vuelo, vestidos vaporosos, sandalias de cuña, discretos complementos de bisutería y el pelo suelto conforman las claves del estilo más natural de la esposa del príncipe Felipe

Foto: El 'look veraniego' de Letizia en 5 pasos
El 'look veraniego' de Letizia en 5 pasos

El estilo natural de la princesa Letizia en los meses de verano continúa ganando adeptos. Es recurrente en la temporada estival analizar al dedillo los modelos que la futura reina de España escoge para disfrutar de sus vacaciones en su habitual Palma de Mallorca. Este seguimiento mediático provoca que sus ‘propuestas’ sean copiadas, creando escuela sin tan siquiera planteárselo.

La esposa del príncipe Felipe se ha reinventado a sí misma y desde hace unos años su aspecto luce más juvenil y desenfadado. Un ‘look’ propio y sencillo, sin caer en los estereotipos de la moda. No abandona a sus diseñadores fetiche como Felipe Varela, pero también tantea firmas low cost con líneas más modernas como Mango, Zara, Adolfo Domínguez, Armand Basi, Hugo Boss, Loewe, Burberry o Lorenzo Caprile. Con ello, su equipaje de viaje adquiere la frescura de la que tanto se han quejado los expertos en moda y que comparaban negativamente su puesta en escena con la de otras princesas europeas. Faldas con vuelo, vestidos vaporosos, sandalias de cuña, discretos complementos de bisutería y el pelo suelto conforman las cinco claves de su estilo en verano.

Vestidos vaporosos

Una de las tretas de la Princesa para hacer frente al calor es decantarse por vestidos frescos y vaporosos, lejos de aquellos otros que se ciñen a su delgada anatomía. En verano, son estos modelos los que reinan en su armario. Los tiene en numerosos colores, pero son el verde esperanza y el coral a los que más recurre si prevé que los objetivos de los paparazzi se centrarán en ella.

La semana pasada durante el encuentro en Cáceres con los directores del Instituto Cervantes, a la que acudió ataviada con el vestido coral que ya lució en la recepción a la Selección Española tras ganar la Eurocopa. Se vio obligada, por protocolo, a no cruzar las piernas mientras se celebraba el acto, lo que dejó a la vista de los profesionales gráficos parte de su ropa interior. Los esfuerzos por parte de los responsables de Zarzuela por frenar la publicación de estas imágenes no fueron suficientes y este lunes ya presiden algunas revistas del kiosco rosa.

Faldas con vuelo

El estilismo de la nuera del Rey es analizado con lupa por expertos y aficionado a partes iguales. En ocasiones aplauden sus apariciones públicas, pero en otras ocasiones no tienen más remedio que echarse la manta a la cabeza y criticar su ‘osadía’. Por suerte, esto no suele ocurrir cuando Letizia opta por lucir piernas con faldas con vuelo, siempre por encima de la rodilla, y conjuntadas con unos altos tacones. Durante este mes de julio, han sido numerosas las ocasiones en las que la Princesa ha sacado a pasear este estilo formado por blusa y falda.

Esto se debe quizá a la buena acogida que tuvo su aparición en la audiencia a los participantes de la VIII edición del programa de becas Europa de la Universidad Francisco de Vitoria. Una blusa de seda verde botella con un gran lazo sobre su pecho era coronada con maestría con una falda blanca de bambula de corte ibicenco, y con un original cinturón de pedrería en tonos verdes y coral, muy similares a las piedras que lucía como pendientes. Además, unas sandalias de tacón ayudaron a que su presencia no pasase desapercibida en ningún momento.

Imagen de las típicas alpargatas de Letizia en Mallorca

Las alpargatas

En verano, doña Letizia abandona sus queridos peep toes para dar paso a un calzado más cómodo: las alpargatas. Si Carrie Bradshaw se derretía por unos ‘manolos’ en Sexo en Nueva York, la Princesa hace lo propio por estas sandalias de esparto con una cuña considerable, de al menos diez centímetros, las cuales tiene en diferentes colores. Desde hace unos años, Letizia adquiere este calzado en el madrileño barrio del Niño Jesús y, como ya publicó Vanitatis, su modus operandi a la hora de hacerse con un nuevo par consiste en acercarse al citado comercio en coche oficial y probarse los distintos modelos sin descender del vehículo evitando así las molestas aglomeraciones de curiosos.

Discretos complementos de bisutería

Imagen de una de las pulseras de Alexandra Plata

El verano no es tiempo para exuberantes joyas, sino para pequeños complementos que ayuden a destacar con elegancia. Esto bien lo sabe la Princesa. Si bien es cierto que en la mayoría de las ocasiones prefiere no portar anillos, pulseras o collares en esta temporada, nunca se olvida de los pendientes, principalmente con pequeñas piedras étnicas u otros metales “pobres”. Con la evidente excepción de grandes recepciones de gala, la esposa del príncipe Felipe ha bajado su perfil en cuanto a las alhajas que utiliza. El año pasado se convirtió en una auténtica fanática de Alejandra Yagüe, dueña de la marca Alexandra Plata. Desde entonces, en verano acompaña sus prendas con complementos adornados con amatista, cuarzos, ágatas, turmalinas, circonitas y demás piedras semipreciosas, cuyo precio no suele superar los cincuenta euros.

Melena al viento

Reina Letizia Mallorca Príncipe Felipe Noticias de Zara Felipe Varela
El redactor recomienda