Logo El Confidencial
moda práctica

Prendas con doble vida: del fin de semana hasta la oficina...

¿Por qué no intentar sacar a tus prendas mucho más partido? Dobla tu armario convirtiendo tus piezas de fiesta favoritas en piezas claves de tu uniforme laboral.

Foto: Prendas con doble vida: del fin de semana hasta la oficina...

¿Por qué no intentar sacar a tus prendas el doble de partido? Te proponemos un juego: dobla tu armario convirtiendo tus prendas de fiesta favoritas en piezas claves de tu uniforme laboral No creas que es imposible. Es la mejor opción, especialmente, cuando llega el momento de las cenas, las comidas y las copas de empresa. Rentabiliza tus inversiones al máximo y consigue que tus prendas tengan una doble vida. Aprenderás a mirarlas desde otra perspectiva... De la ‘party’ a la ‘ofi’: comienza el juego.

Una camisa transparente. Etérea, con pedrería, sugerente, muy sexy... Seguro que es una de tus piezas favoritas para salir el fin de semana. Pues te proponemos una transformación de esas que, en principio parecen imposibles. La ‘reconversión’ a prenda de día, pasa, siempre, por disimular las transparencias. Por ejemplo, llevándola debajo de un vestido sin mangas, que cubra la parte más ‘sensible’ y la convierte en apta para llegar hasta la oficina. Y una vez acabada tu jornada laboral, puedes llevarla a la cena de navidad simplemente añadiendo una blazer, unos taconazos y un toque de rojo en los labios… ¡Transformación superada!

En la imagen superior, camisa transparente, de Antik Batik, 270 €. Vestido negro, de Mango, 29,99 €. Botines de tacón, de Jimmy Choo, c.p.v. Blazer tipo esmoquin, de Sandro, 265 €. Collar, de Follie Follie, 145 €. Barra de labios, Rouge Automatique, de Guerlain, 34,50 €.

 

De ‘crop top’ a chaleco… Confiésalo, has caído en la compra de una de las piezas más fashion de esta temporada, o al menos lo estás pensando. Se trata de una prenda que ha invadido las alfombras rojas y que avanza por las tiendas de ropa low cost a marchas forzadas. Así que si aún no lo has hecho, date el capricho. Porque le sacarás más jugo de lo que pensaba. Incluso, puedes llevarlo a la oficina. ¿Cómo? Combinándolo con una camisa blanca, unos pantalones de pinzas al tobillo y un abrigo con estampado tartán. Tu ombligo ‘quedará a salvo’ de miradas malintencionadas, y tendrás dos prendas por el precio de una... ¿Quieres llevarlo en tu ‘afterwork’? Añádele una pieza de joyería importante, en tamaño XL, y unos botines de inspiración motera, ¡y ya tienes el look!

Camisa blanca, de Purificación García, 125 €. ‘Crop top’ negro, de Tibi en NetàPorter.com, 298 €. Pantalones crudos, de Bellerose, 125 €. Botines con cadena, de Sandro, 395 €. Abrigo de cuadros, de Zara, 119 €. Anillo con piedra blanca, de Daniel Espinosa, 130 €.

 

Una falda dorada. Tu prenda favorita, especial, única… Pues disfrútala el doble y conviértela en uniforme de trabajo. ¿Que no te ves? Prueba a combinarla con un jersey de punto gris maxi… ¿Qué prefieres marcar silueta? Pues añade un cinturón sobre el suéter y ya no necesitas absolutamente nada más. Compruébalo ante el espejo, es una mezcla de 10. ¿Qué necesitas ampliar el horario a la noche? Añádele unos zapatos rojos, una cartera dorada y unos pendientes maxi, y tu cena de empresa será un éxito garantizado.

Falda dorada, de Sandwich, en Zalando.es, 59,95€. Jersey gris de punto de mohair, de Dagmar, 180 €. Cartera de piel, de Louis Vuitton, c.p.v. Pendientes dorados, de Mónica Vinader, c.p.v.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios