Los sastres que vistieron a Ava Gardner, Sira Quiroga y Hércules
  1. Estilo
  2. Moda
sastrería cornejo, un lugar de cine

Los sastres que vistieron a Ava Gardner, Sira Quiroga y Hércules

En Ciudad Lineal se encuentra la Sastrería Cornejo, el único lugar que puede presumir de haber confeccionado vestuario de cientos de producciones

Si hay un sitio emblemático para el cine en Madrid ese es Ciudad Lineal. Allí estaban situados los estudios Cea, donde se rodaron míticas películas, y por allí también está la Sastrería Cornejo, el único lugar del mundo que puede presumir de haber confeccionado vestuario para El tiempo entre costuras, Juego de Tronos, Los Miserables oDowtown Abbey. Ahora mismo, son los trajes de Sira Quiroga, el personaje de El tiempo entre costuras, por aquellos que más le preguntan. Sin embargo, Adriana Ugarte no llegó a pasar por su taller. “Adriana Ugarte no vino aquí por cuestiones de rapidez. Casi todos sus trajes menos los de stock, se los hacían en el set”, asegura María Ortega Cornejo, directora de producción de la empresa y miembro de la cuarta generación de una familia que ha mantenido un negocio relacionado estrechamente con el mundo del espectáculo.

Hércules, el origen de la leyenda, es el último estreno en el que han participado. “Sonoo Mishra, la figurinista de Hércules, es una chica muy cosmopolita. Es india, vive en Italia y trabaja en Nueva York. Es una tía estupenda. Vino tres días y alquilamos más de 600 trajes para la película. Los preparamos bastante rápido para que se los llevasen a Bulgaria, donde estaban rodando. Nos hacíamos un poco de lío con los dos Hércules (el otro se estrenará a lo largo del año) para los que estábamos preparando el vestuario a la vez”, nos cuentaMaría.

Todo empezó con el bisabuelo de María, allá por 1920. Unos disfraces que le regalaron en su boda fueron la semilla de una sastrería que alcanzó cotas de gloria, sobre todo, a partir de los años 60, cuando Samuel Bronston vino a España a rodar El Cid o 55 días en Pekín. Todavía impresiona ver en vivo y en directo una de las camisas que llevó la mismísima Ava Gardner en la segunda de esas películas. Con hitos así es como han conseguido tener una clientela fija que quita el hipo. “No hay tantas sastrerías en el mundo y no todas tienen la misma ropa. Cada figurinista sabe donde tiene que buscarla. El vestuario de época es lo más representativo pero también hemos hecho ropa, por ejemplo, para la quinta entrega de Torrente. Hemos mandado cinco uniformes de policía a Praga. Sin embargo, el vestuario de época es el que más llama la atención”, asegura María.

Muestra representativa para los periodistas (Dani Oceans)La lista de figurinistas o diseñadores de vestuario que han trabajado con ellos es de infarto. Paco Delgado, Sonia Grande, Lala Huete, Pedro Moreno o internacionales Sandy Powell, Jenny Veavan, Jacqueline Dugan o Coleen Atwood han elegido Cornejo para que elaboren los diseños que han creado. ¿Cuál es para María ese vestido único, cuya anécdota resulta más especial para ella? “No hay vestido favorito porque todos tienen algo diferente. Me encantan los de Los Tudor porque me encanta Jonathan Rys-Meyer como actor. Todo vestido tiene detrás algo que contar”, asegura. Ahora mismo, sin embargo, la televisión es la que está ganando terreno a la pantalla grande, y son las series las que, hoy por hoy, demandan más trajes. Así, en la pequeña muestra representativa para la prensa que tienen en el taller, se pueden ver los vestidos de Juego de Tronos o Dowtown Abbey, un sueño para cualquier fan de ambas ficciones.

Sin embargo, también tienen en su haber grandes superproducciones de Hollywood como Anna Karenina o Los Miserables. “Nosotros hicimos ropa de ellos pero no se la probamos. Hicimos la ropa de la fábrica de Fantine y de los estudiantes. Se confeccionó, la de los estudiantes, dos o tres veces porque se necesita limpio y ambientado dos o tres veces. También lo necesitan cristalino por si el rodaje no es cronológico”. ¿Recuerdan el traje de comunión de la pequeña Blancanieves de Pablo Berger? Pues también hubo que hacer dos: el blanco y el negro que lleva la niña en la película como si se tratase del mismo. Además, normalmente, el vestuario se utiliza de una película a otra. Solo existe una condición en el uso del mismo: “La ropa de los protagonistas no la podemos usar hasta que no se estrena la película o la serie que sea”.

Después de muchos años en el negocio, ahora preparan el vestuario de Heart of the Sea, otro Hércules y nuevas temporadas de varias series. Después de casi cien años, la sastería Cornejo sigue siendo un lugar relativamente desconocido en el que el tiempo también transcurre entre costuras y donde se respira el mejor aroma del séptimo arte.

Pablo Berger Blancanieves Adriana Ugarte
El redactor recomienda