Logo El Confidencial
Consejos fashion

Cuatro trucos instantáneos, y fáciles, para conseguir que tu estilismo parezca de lujo

Y no necesitas ni que sea de marca, ni que te haya costado una fortuna. Los secretos para que cualquier look consiga un acabado de auténtico lujo.

Foto: Cuatro trucos instantáneos, y fáciles, para conseguir que tu estilismo parezca de lujo

Y no necesitas ni que sea de marca, ni que te haya costado una fortuna. Prometido. De hecho, es más que probable que algunos incluso los tengas en tu armario. Se trata de pequeños detalles, secretos de estilismo y formas de llevarlo que hacen que cualquier look consiga un acabado de auténtico lujo. Y aquí te los desvelamos.

El viejo truco... de la sencillez. Como lo lees. Porque a veces perdemos el norte y nos dejamos llevar, pensando que lo más fashion es lo más complicado, estampado o atrevido. Pero lo cierto es que los looks más sencillos, y tirando a monocromos, son y seguirán siendo los más elegantes. Así de simple. Eso sí, no tiene por qué ser aburrido. La modelo británica Rosie Huntington Witheley domina la técnica, que no consiste en otra cosa que combinar varias gamas de un mismo color o de colores muy parecidos. Por ejemplo: negro+gris oscuro+gris perla; negro+azul marino. Y un truco infalible: una chaqueta o una blazer llevada sobre los hombros (garantía chic instantánea) en un tejido que la haga un poco especial, con textura, con botones dorados, etc. En la foto, americana jaspeada, de Zara, 45,95 €.

Sobre todo, un trench. Sí: ‘sobretodo’ y ‘sobre todo’. Como lo lees. Y si no lo tienes, deberías hacerte con uno YA. Es imprescindible, y no necesitas que sea carísimo, solo que esté suficientemente bien cortado y cosido, y que tenga un cierto grosor, que no sea demasiado fino para que aguante bien el tipo sin crear arrugas indeseables. Porque no importa lo que lleves debajo, una camiseta de rayas o un vestido de noche, en el momento en que te lo pongas, parecerás recién salida del Upper East Side neoyorquino, al estilo Miranda Kerr. Crúzalo y el resto de tu estilismo ya no importa... aunque lleves una simple camiseta blanca y unos vaqueros. ¡Ah! Y si le añades unas bailarinas será simplemente espectacular. En la foto, gabardina con doble botonadura, de Mango, 60 €.

Una joya sí, pero siempre XL. No te andes con vacilaciones. Porque los collares en versión maxi harán que parezca que vistes de lujo. Incluso aunque, como Jessica Alba, los lleves sobre una simple sudadera. Te sentirás como Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes, y lo que menos importa es que sea simple bisutería. Recuerda siempre que, en este caso, más es siempre más, así que por una vez relega el minimalismo al resto de tu vestuario que debería ser lo más sencillo y básico posible (recuerda el truco número uno: la sencillez). En la foto, gargantilla de Market Place New York, 68 €.

En cuestión de color, sé conservadora. Pero no renuncies a él. El truco perfecto es la combinación de cualquier color fuerte, con todo un comodín: el gris, ese gran desconocido. Es decir, que cualquier elección de color posible, del naranja al rojo, pasando por el verde o el fucsia, funcionará a la perfección con el GRIS. Haz la prueba, como hace Eva Mendes con su maravilloso abrigo de Max Mara y verás el resultado: adictivo. Y lo mejor es que puedes combinarlo de múltiples formas, incluso por capas: por ejemplo, si eliges color en la prenda exterior, apuesta por llevar gris debajo. Y a la inversa. En la imagen, jersey de punto, de Babaton, 60 €. Abrigo gris, de Mango, 70 €.

 

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios