10 razones para amar a Kim Kardashian
  1. Estilo
  2. Moda

10 razones para amar a Kim Kardashian

De choni a icono de estilo. De renegada por la moda a la preferida de los diseñadores. Tenemos motivos para querer a Kim Kardashian, aunque nos pese.

Foto:

Tendemos a creer que los iconos de estilo se crean, que toda Diane Kruger ha nacido vestida de Chanel y queErin Wasson salió del vientre de su madre con maravillosas joyas boho y tank tops deshilachados que al resto de las mortales nos harían parecer desamparadas. Pero no, queridos lectores: por cada una de ellas hay miles de Nicole Richies (con supertinenteRachel Zoe, la estilista que hizo de la diseñadora el icono fashion que hoy es) que han de pasar por diversos estados de estilo para aprender a llevar siempre el outfit perfecto. También ayuda, por supuesto, tener una cartera repleta de dólares y que tu marido sea Kanye West, el rapero que ha hecho de la moda su mejor pentagrama. Como curiosidad, que nunca viene mal, os contamos que han contratado a un doble para su hija por 500.000 dólares para protegerla así de los paparazzi. El que luego sea ella la que suba fotos de su pequeña a Instagram, ya es otro tema.

De ser la amiga choni y culona de Nicole Richie a convertirse (le pese a quien le pese) en un icono de estilo al que aman los diseñadores del momento y las editoras de moda más importantes hay un largo camino. Un trayecto que ha sido inmortalizado, posteado, tuiteado y criticado paso por paso, y es que el éxito de Kim Kardashian merece alabanzas y titulares. Estas son las razones para quererla tal como es: única.

1. EL ESCOTAZO NO ESTÁ REÑIDO CON EL CARRITO DE BEBÉ

Antes de su boda, nos sorprendió con un vestidazo de Valentino de escote vertiginoso para tomar un brunch preboda (este tipo de conceptosa míse me escapan) en la maison deValentino. Ya casada, sorprendió con un traje con el que sus Kardashians andaban al vuelo.

Se estima que conseguirá 200 millones de dólares a finales de año, según Bloomberg. Glu Mobile, encargada de la app Kim Kardashian: Hollywood, ha conseguido hacer el juego más vendido de su historia gracias a tres letras. Venga, amigas animadoras: dadme una K, dadme una I, dadme una M. Uno de los hits de la app es que cada una de las hermanas lleva a tiempo casi real los vestidos que se ponen en su día a día.

3. TODO EL MUNDO ESTÁ A SU DISPOSICIÓN

El hombre que le arregla el bajo del vestido en la foto de la izquierda noes un asistente, sino el reputado diseñador Zac Posen. El que haya siempre una persona con un paraguas a su lado para evitar que las gotasde lluvia rocen su cabellera no es tan raro en el mundo de las celebs, pero se ha comentado mucho a la mujer que se sitúa tras ella en la imagen. Su asistente se encarga de que el bajo del vestido no se moje.

4. REPITE PRENDAS

Sus sandalias 'jaula' de Hermès las ha repetido hasta la saciedad (y se ha encargado de recalcarlo en su Instagram). De hecho, en la foto de la derecha, bajo su impresionante vestido de Alta Costura de Valentino, las lleva. Claro que para eso estaba ahí su asistente: para que el largo del diseño las cubriera tal como dicta la pasarela.

5. HA CAMBIADO VOGUE USA

Suena exagerado, pero no lo es. Tras meses de especulación sobre el odio que Anna Wintour siente por Kim (y por su madre), no solo supervisó (y le dio el ok) al sorprendente look floral de Givenchy del MET (del que luego hablarmos), sino que consiguió ser portada de la revista junto a su marido.

Público y crítica se echaron encima, pero la realidad fue bien diferente: la publicación de abril de 2014 vendió 500.000 copias (Beyoncé logró 350.000; Michelle Obama, 300.000). Sumado a los suscriptores, se estima que pudieran vender 1,2 millones de ejemplares.

6. ES LA NUEVA VICTORIA BECKHAM

No frunzáis el ceño (cuando Kim lo hace, se pone bótox, claro está). Lauren Frommer, de Fashionista, así lo afirma:"Lo que la industria tiende a olvidar es que hay una fina línea entre lo que resulta grotesco y lo que es fashion. Kardashian, dentro de su absurdidad, ha logrado pasar a la línea del estilo". No olvidemos que al principio todos pensábamos en Victoria como esa pobre posh Spice amante de los modelos de Hervé Léger (esos que Kim tanto amaba ANTES) que comenzó a intentar no dejar en ridículo a los impecables looks de su marido hasta conseguir desbancarle en estilo.

Pues aquí ha ocurrido lo mismo. Sus diseños, de momento, no están teniendo la repercusión de los de Miss Beckham, para qué negarlo. Ha diseñado junto con sus hermanas para Dorothy Perkins y dicen las malas lenguas que mandó la colección a Kate Middleton aunque, según The Examiner, esta mandó el regalo de vuelta. Por si fuera poco, también se dice que Victoria Beckham se negó a diseñar el vestido de boda de Kardashian. Pero, vamos, al final se lo diseñósu amigo íntimo Riccardo Tisci para Givenchy, así que...

7. HA HECHO QUE LAS CURVAS TRIUNFEN Y HA CAMBIADO LA MODA

Que nadie me venga con que Kate Upton yahabía llevado la exuberancia a Vogue, ni con que Jennifer López lleva presumiendode trasero durante su poderosa carrera. Kim es la celebrity que realmente tiene unas curvas que no podrían definirse como sutiles y, ante todo, las fomenta siempreque puede. Es difícil imaginar los vestidos barrocos de más de 6.000 euros deBalmain en modelos que superen la talla cero, pero para eso está Kim. Para demostrarnos en su despedida de soltera que a ella le sienta de maravilla.

También sabemos que el color más ortopédico del mundo no tiene que estar reñido con una silueta voluptuosa. La moda ama la silueta andrógina y, aunque ahora los diseñadores se esfuerzan en promover la imagen de modelo sana, es por todos sabidos que muchas pasan por verdaderos calvarios para mantener sus tallas ínfimas. La moda suele huir del sexo, venderse desde un punto de vista frío y distante en el que ni las modelos (que ya no exudan la sexualidad de los 90), ni las campañas(ahora se lleva mirar al suelo mientras caminan, en un guiño claro al street style, no a la sensualidadhelmultiana) venden sensualidad. De repente, la diosa del sexo y de las curvas se atreve con diseños que antes estaban prohibidos para las más voluptuosas.

8. IMPERIO K

Las hermanas tienen su propia línea de ropa Kardashian Kollection, que logró vender250 millones de dólares el año pasado, tienen sus propios esmaltes de uñas (Kardashian Kolors), maquillaje (Khroma Beauty)… En 2009 Kim Kardashian fundó ShoeDazzle, que ya ha conseguido más de 60 millones de dólares. Tiene tres fragancias, que le reportan unos 20 millones de dólares de beneficios, y su propio autobronceador, que promociona siempre que puede en su Instagram.

Como toda celebrity de postín, cobra por asistir a cualquier evento. Para celebrar su 30 cumpleaños, cobró la entrada a la fiesta (en Amnesia, un club de Nueva York) a 2.500 dólares. Gana entre 10.0000 a 25.000 dólares por tuit y se embolsa entre 10.000 dólares a un millón de dólares por asistir a un club o evento

9. VESTIRTE COMO TU CHICO YA NO ES UNA HORTERADA

Atrás quedaron los años en los que Britney Spears y Justin Timberlake nos dejaron boquiabiertos con sus conjuntos denim a juego. Kim y Kayne no dudan en combinar sus looks siempre que pueden, y la verdad es que les sienta de maravilla.

10. SU TARJETA DE CRÉDITO ESTÁ 'ON FIRE'

Kim Kardashian se gasta un millón de dólares en ropa yen renovar su casa al mes. Desde que sale con Kanye, gasta 30.000 dólares a la semana en ropa, afirma la revista Life & Style. En trapitos para su North West, por supuesto, no escatima en gastos. La revista Star afirma que suele comprarle diseños de firma que cuestan 600 dólares.

Instagram Britney Spears Jennifer López
El redactor recomienda