Logo El Confidencial
Todo lo que no sabías sobre el káiser de la moda

¡Feliz cumpleaños, Karl! 10 razones para amar a Lagerfeld

Hemos encontrado 10 razones, pero se nos ocurren muchas más. Y casi la mismas para odiarle. Lagerfeld colecciona perlas que son dignas de admiración.

Foto: ¡Feliz cumpleaños, Karl! 10 razones para amar a Lagerfeld

Hemos encontrado 10 razones, pero se nos ocurren muchas más. Y casi la misma cantidad de motivos para odiarle. Lagerfeld no es precisamente un hombre con pelos en la lengua. Detesta a las persona gordas, a pesar de haber sido una de ella durante bastantes años (o precisamente por eso), y no se cansa de repetirlo. Entre sus comentarios se cuentan perlas tan poco afortunadas como “los hombres rusos son tan feos que las mujeres rusas deberían hacerse lesbianas”. Pero, lo confesamos, en nuestro caso, su agudeza malsana también puntúa como motivo de adoración. Y, sí, tiene una gatita instagramera, Choupette, pero esa es una historia que ya ha sido contada en otra ocasión.

1. HOY, 10 DE SEPTIEMBRE, CUMPLE 81 AÑITOS

A pesar de su entusiasmo para jugar al despiste con su fecha de nacimiento, lo sabemos porque hemos hecho los cálculos: en 1954 ganó el premio Wool Secretariat a la mejor chaqueta del concurso y entonces contaba 21 años, según los periódicos de la época. Así que, si no nos fallan las cuentas, en 2014 le toca superar la ochentena. Lo más curioso es que, en la edición de aquel año de ese prestigioso galardón, otro diseñador compartió con él la gloria; en su caso, con el reconocimiento al mejor vestido. Era Yves Saint Laurent, el talento en bruto con el que Lagerfeld entraría en colisión en varias ocasiones y por diferentes motivos a lo largo de su carrera.

Karl Lagerfeld con Yves Saint Laurent en el Concurso Wool Secretariat de 1954.
Karl Lagerfeld con Yves Saint Laurent en el Concurso Wool Secretariat de 1954.

2. SE HA INVENTADO EL MULTITASKING FASHION...

Diseña, desde hace varias décadas, para tres casas de moda a la vez: Chanel, Fendi y Karl Lagerfeld Gallery. Con la primera saca seis colecciones al año: dos de prêt à porter, dos de alta costura, una de crucero y una denominada Métiers d’Art, con la que ha homenajeado a ciudades como Moscú, Shangái, Edimburgo o Bizancio, y más recientemente Dallas y Dubái. Eso, sin contar las versiones y requeteversiones de accesorios míticos como el bolso 2.55 o su incorporación personal, el Boy, un bolso con espíritu masculino y alma femenina basado en la historia de amor (con final trágico) de Gabrielle Chanel con el playboy Arthur Boy Capel. Con Fendi y Karl Lagerfeld hace las colecciones de ready to wear y accesorios. 

Alice Dellal en la campaña del bolso Boy
Alice Dellal en la campaña del bolso Boy

3. …Y EL CULTO FASHION A SU PERSONA

Ha conseguido erigirse en un logo andante de sí mismo. Perfumes, tiendas, coca-colas… Lo último es una Barbie de coleccionista a su imagen y semejanza que acaba de sacar Mattel y que se vende en exclusiva en Netaporter.com por 200 euros. Pero no es la única. Karlito, un llavero de piel de Fendi que es clavadito a Lagerfeld, tiene una lista de espera de más de 1.200 personas y se ha puesto a la venta este verano por la módica cantidad de 1.400 euros.

Pero antes hubo un osito Karl, un muñeco Tokidoki Karl y hasta un Homer Simpson Karl. Este último no es cosa de Matt Groenig; es un homenaje del artista plástico Alexsandro Palombo a la serie de televisión. Creó a todos sus personajes en clave fashion.

4. TIENE MEMORIA DE ELEFANTE

Cuenta los mejores cotilleos, lo recuerda absolutamente todo de todo el mundo. Lo bueno, pero sobre todo lo malo. Con quién estaba liado tal diseñador, de quién tuvo un hijo ilegítimo la condesa de equis… Y lo mejor es que es capaz de dibujarlo mientras lo cuenta en cuestión de segundos con rotuladores y sombras de ojos. Lo demuestra durante cincuenta minutos ininterrumpidos de historias y caricaturas en el glorioso documental de Loïc Prigent, Karl Lagerfeld se dibuja.

5. LO HACE TODO ÉL SOLITO

Por supuesto, diseña, pero también hace los bocetos de todas las creaciones, fotografía las campañas, elige a sus protagonistas y cose los botones. Eso último imaginamos que solo en casos de emergencia.

6. FUE EL PRIMER GRAN DISEÑADOR EN PASARSE AL LOW COST 

Y no nos referimos a su colaboración con H&M que, sí, fue la primera de una larga lista de éxitos para la cadena sueca. En 1968 Lagerfeld ya diseñaba para las tiendas Monoprix y para Repetto, y así adelantaba a todo el mundo por la derecha y planteaba al mundo de la moda cuál iba a ser su futuro cuatro décadas después.

7. ANNA WINTOUR LE DA BASTANTE IGUAL

Además de que ha demostrado varias veces que él es más del Team Carine Roitfeld, a la suma sacerdotisa de la moda norteamericana le dio su primer susto en 1993. Ese año, Wintour se fue de su desfile para Fendi porque los modelos eran gigolós profesionales, strippers y actores de cine porno.

Un mural de Nueva York de Bradley Theodore.
Un mural de Nueva York de Bradley Theodore.

8. LOS ALVARNO FUERON SU MANO DERECHA 

Hubo un tiempo en el que los dos miembros del dúo creativo español Alvarno eran los pilares del funcionamiento de su firma homónima, Karl Lagerfeld. De hecho, Arnaud Maillard y Álvaro Castejón, las dos cabezas pensantes de la firma de alta moda española con mayor relevancia internacional, se conocieron precisamente trabajando para Karl.

Y cuentan las mejores anécdotas sobre el káiser. Arnaud incluso escribió un libro: ¡Merci, Karl! 15 ans dans l’ombre de Karl Lagerfeld (¡Gracias, Karl! 15 años a la sombra de Karl Lagerfeld) en el que daba cuenta de magníficas anécdotas, pero también de ciertas bajezas del creador: de hecho, después de 15 años como su hombre de confianza, Karl se encargó personalmente de que nadie le contratara en París cuando dejó de trabajar con él. Salimos ganando al otro lado de los Pirineos porque ahora Arnaud es, además de uno de los perfiles profesionales más elevados de la moda española, el director creativo (también junto a Álvaro Castejón) de la maison Azzaro en París.

9. COMPARTIÓ AMANTE CON YVES SAINT LAURENT EN LOS 70

Jacques de Bascher fue el gran amor de Lagerfeld en los 70. Este curioso personaje, una especie de dandy de sangre azul, fue tildado por muchos de advenedizo (Pierre Bergé, el socio de Saint Laurent, tenia epítetos mucho más desagradables para definirle). Mantenido por Karl en un apartamento de la plaza Saint Sulpice, De Bascher daba las fiestas más delirantes de París.

Y, aunque Lagerfeld y Saint Laurent eran rivales declarados (en una época en la que la moda se dividía ferozmente entre los partidarios de uno y de otro), De Bascher tuvo la audacia de mantener una aventura con Yves a la vez que ejercía de novio oficial de Karl. Pero mientras que Lagerfeld salió reforzado de su relación (hasta él mismo reconoce que su influjo le permitió crecer creativamente y lo denomina "su gran amor" en el documental de Prigent), para Saint Laurent, la ruptura con De Bascher fue tan dramática que desencadenó una espiral de drogas y autodestrucción que por poco acaban con su carrera.

10. ADELGAZÓ MÁS DE 40 KILOS EN 2005 POR UNA ÚNICA RAZÓN

Para poder entrar en la ropa que el diseñador Hedi Slimane estaba creando para Dior Homme. Pantalones de silueta slim que lo convierten visualmente en lo más parecido a una estrella del rock. La imagen le va como una guante porque también es un melómano empedernido que acumula cientos de ipods llenos de música ordenados alfabéticamente por un mayordomo dedicado específicamente a eso en una de sus dos casas contiguas.

Una exposición de Lothar-Günther
Una exposición de Lothar-Günther

Asegura que consiguió bajar 40 kilos a base de coca-cola light y batidos de proteínas, que es de lo que, en teoría, se sigue alimentando a día de hoy. Cuenta la leyenda que es capaz de beberse 10 botellines diarios, pero que no le gustan las latas.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios