Logo El Confidencial

Underboob y underbutt: ¿insinuación o exhibicionismo?

Amigos del pudor, compañeros de la castidad y enemigos del destape: dejen de leer inmediatamente acerca de las nuevas tendencias en moda que vamos a descubrir.

Foto: Underboob y underbutt: ¿insinuación o exhibicionismo?

Amigos del pudor, compañeros de la castidad y enemigos del destape: dejen de leer inmediatamente acerca de las últimas tendencias en moda que nos disponemos a descubrir. El exhibicionismo invade las calles. Y antes de que el frío borre de las aceras la visión cárnica de las más atrevidas, hablamos de las dos corrientes que escandalizarán a más de uno. El underbutt y el underboob pisan con fuerza. Descubre qué son y qué traen consigo.

UNDERBOOB

A todas nos ha pasado alguna vez. Nos hemos puesto nuestro biquini de triángulo y al levantar los brazos, se nos ha subido un poco la parte de arriba. El resultado: la exposición involuntaria de la parte inferior del pecho. Lo que antes sería un argh digno de Cuore, hoy se ha convertido en tendencia gracias, en parte, a Karlie Kloss. Cuando se puso un escotado vestido de Cushnie et Ochs en una presentación de Victoria's Secret, supimos que el cut out habría pasado a un nuevo nivel. Tras un verano en el que el side boob, resultante de escotes laterales que dejaban al aire los extremos del pecho, se paseaba por la alfombra roja con clase, ahora le llega el turno a este revelador escote. Rihanna, empeñada en mostrar su tatuaje bajo el pecho, ha sabido llevar esta tendencia en conciertos, red carpets y en su día a día. Paris Hilton se ha atrevido con el underboob recientemente en el desfile de la primera colección de Brian Lichtenberg, rememorando su portada para Vogue París, en la que Mario Testino la inmortalizó dando el do de pecho.

UNDERBUTT

Ya nadie duda de que el 2014 ha sido el año de los glúteos gracias, en parte, al twerking y a Kim Kardashian. Los shorts conocidos como Daisy Dukes (en referencia a la prima Daisy de los Dukes de Hazzard, la serie de television de los 70) han sido los preferidos de las celebs. De hecho, la semana pasada Selena Gomez se puso unos pantalones cortos vaqueros deshilachados que algunos medios etiquetaron como "los más cortos del mundo". El año pasado, Chloë Sevigny contó a The Cut que en Coachella las chicas tienden a llevar lo que ella llama "lencería vaquera", dada la escasa longitud de los shorts. Beyoncé se ha apuntado a esta moda y en el escenario apuesta por pantalones XS. Su vídeo Flawless también hace del denim en clave mini el protagonista y de la banana subglútea el eje del clip.

Ambas tendencias imponen muchas sentadillas y ejercicios de pectoral a mansalva, pero (¡oh lectores!) llevar las tendencias con dignidad lo merece. Y cuando la moda dicta que hay que enseñar más de lo apropiado, hay que buscar la grandeza donde menos te lo esperas.
Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios