Logo El Confidencial

El lujo made in Spain existe y goza de muy buena salud

Cuando pensamos en marcas de lujo, nuestro país no es lo primero que nos viene a la cabeza. En el campo de la moda 'low cost' arrasamos pero ¿y en el otro?

Foto: El lujo made in Spain existe y goza de muy buena salud

Cuando pensamos en marcas de lujo, nuestro país no es lo primero que nos viene a la cabeza. En el campo de la moda low cost arrasamos, pero ¿y en el de los productos más exclusivosnbsp;Según la consultora especializada Bain & Company, nuestro país es el quinto en ventas de lujo dentro de la Unión Europea y posee de las mejores manufacturas artesanas. Las pieles de Ubrique, por ejemplo, sirven para crear los exclusivos bolsos de Hermès, Christian Dior y Louis Vuitton, pero eso no siempre se traduce en reconocimiento internacional. Aunque sean pocas comparadas con otros países... ¿qué marcas españolas han conseguido hacerse un hueco en los mercados más exclusivos? Hagamos un repaso por el lujo made in Spain

LOEWE

Con 26 tiendas en España y 167 repartidas en más de 30 países, es quizás la primera marca que identificamos con lujo español. Aunque no sea estrictamente española -pertenece al conglomerado francés LVMH-, sí que lo es su producción y su espíritu, ya que desde los años 70 la mayoría de sus creaciones se realizan en las fábricas de Getafe y Barcelona

Lo que comenzara como un pequeño taller de marroquinería en 1846 ha acabado presentando colecciones tanto de accesorios como de prêt à porter en la semana de la moda de París. Su sede oficial continúa estando en Madrid, en la calle Goya, pero dos tercios de sus ganancias, que el año pasado fueron de 113 millones, vienen de Asia y Oriente medio. En cuanto a creatividad, han pasado por la marca creadores como Narciso Rodríguez y en la actualidad JW Anderson es su diseñador. ¿Una prueba de que no se ha quedado anclada en el pasado? En sus próximas colecciones promete renovar completamente uno de sus mayores iconos: el bolso Amazona. 

CARRERA & CARRERA

Al igual que Loewe, la empresa joyera de alta gama Carrera & Carrera sigue siendo española en espíritu y sede. La propiedad de la empresa, que antes pertenecía a Lladró, pasó en 2010 a las manos de la sociedad Caruli Limited, con sede en Londres, y su actual consejera delegada es la rusa Svetlana Kuprianova. Sin embargo, desde que la familia Carrera fundó un pequeño taller en el barrio de las letras en 1885 no se ha movido de Madrid. En la actualidad su sede está en San Agustín del Guadalix, aunque cuenta con filiales en Macao, Moscú, Tokio, Nueva York y Emiratos Árabes. Bastante lógico, cuando la mayor parte de su producción se vende fuera. La inspiración, eso sí, no puede ser más española y concretamente madrileña. La Cibeles o el Jardín Botánico de Madrid han inspirado gran parte de su universo y sus piezas las han llevado desde Fabiola de Bélgica hasta Lady Gaga, Madonna o Jennifer Lopez

Madonna, con una sortija de la colección Bestiario en una fotografía de su Instagram
Madonna, con una sortija de la colección Bestiario en una fotografía de su Instagram

PEDRO GARCÍA

Con base en la capital de los zapatos, Elda (Alicante), la marca familiar Pedro García sigue siendo una de las desconocidas dentro de España, aunque en el extranjero se codea con Louboutin o Jimmy Choo. Sus zapatos se venden en treinta y seis países, aunque se fabrican integramente en nuestro país con pieles de primera calidad y técnicas artesanas. Fundada en 1925, las formas de sus creaciones, sencillas pero atrevidas, desafían precisamente lo tradicional y han conquistado a famosas como Kristen Stewart, Lana del Rey o Drew Barrymore

LLADRÓ

Aunque en España identifiquemos las figuritas de porcelana con el estereotipo rancio de tapete de ganchillo, en Asia y Estados Unidos son objeto de deseo. O al menos lo eran. Porque en los 90 y principios de los 2000, Lladró era sinónimo de lujo y uno de los mejores embajadores de nuestro país. Su historia comenzó hace más de seis décadas, cuando los hermanos Juan, José y Vicente Lladró comenzaron a crear sus propias figuras de porcelana en Valencia. De ahí pasaron a venderlas en Canadá, Estados Unidos o Japón y a exponerlas en el Museo del Hermitage. Hasta crearon su propio museo Lladró en Nueva York y abrieron una tienda en Rodeo Drive. Pero desavenencias entre los tres hermanos y sus hijos, y la influencia de la crisis, han hecho que la empresa, apenas diez años después de estar en la cresta de la ola, se encuentre sometida a un ERE y haya vendido su museo o muchas de sus tiendas. Sin embargo, sigue siendo sinónimo de porcelana de la mejor calidad y apuesta por modernizar la firma con colaboraciones con artistas como Paul Smith o el grupo de creativos japonés Devilrobots

Colaboración de Lladró con Devilrobots
Colaboración de Lladró con Devilrobots

TRESERRA COLLECTION

Puede que no les suene el nombre, pero Tresserra es una de las firmas de muebles más valoradas entre los mulmillonarios a nivel internacional. Fundada en 1987 por el interiorista Jaume Tresserra, en menos de dos décadas la marca tiene ya tiendas propias en París, frente al museo del Louvre; acaba de abrir en Nueva York, en el Upper East Side, y tiene corners en los cinco continentes. ¿Su filosofía? Crear muebles tan exclusivos y fuera de convencionalismos que adornan las estancias de jeques árabes y adinerados alrededor del mundo (entre sus clientes han estado Margaret Thatcher, Brad Pitt o Donatella Versace). Algunas de sus piezas se han llegado a subastar en Sotheby's y han superado los precios de los originales, que ya se sitúan por encima de los 100.000 euros. Su éxito se ha debido sobre todo a su internacionalización. Más de un 80% de sus productos se venden fuera de España...

PERFUMES Y DISEÑO

Como su propio nombre indica, le debe su éxito a las ventas multimillonarias de sus perfumes. En 1992 la marca se alió con Jesús del Pozo para crear sus fragancias, de las que Halloween resultó ser una mina de oro. La aventura fue tan bien que acabó adquiriendo la propia marca de moda Jesús Del Pozo. Y no solo la adquirió, sino que la cambió de nombre, le quitó el Jesús inicial para que pudiera penetrar en el mercado árabe y fichó al diseñador Josep Font para su internacionalización. Apenas dos años después, Delpozo desfila en Nueva York, tiene tienda en Miami y se ha convertido en la preferida de socialités como Miroslava Duma, Cate Blanchett o Idre Rockefeller (presidenta de Delpozo en Norteamérica). A su director creativo, Josep Font, tampoco le ha ido nada mal y esta misma semana ha ganado el Premio Nacional de Moda de nuestro país. 

Tienda de Delpozo en Miami
Tienda de Delpozo en Miami

PUIG

¿Qué dirían si supieran que las marcas Jean-Paul Gaultier, Nina Ricci y Carolina Herrera son, en teoría, españolas? Quizás no se asombrarían si conocieran la importancia dentro del mercado del lujo internacional del grupo Puig. Esta multinacional (que este mismo año ha inaugurado nueva sede, diseñada por Rafael Moneo, en Hospitalet de Llobregat) hizo de las licencias de perfumes de marcas de moda su secreto para el éxito. Comenzó en 1968 con Paco Rabanne y ahora Comme des Garçons, Prada o Valentino, entre otras muchas, comercializan sus perfumes bajo su enseña. Además, posee la mayoría de las acciones de varias firmas de prêt-à-porter, como Jean-Paul Gaultier, Nina Ricci, Carolina Herrera y Paco Rabanne. En la actualidad distribuye sus operaciones entre sus sedes de España y de Francia, pero nunca ha dejado de estar controlada por la familia Puig desde 1914.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios