El triunfal retorno del móvil retro
  1. Estilo
  2. Moda

El triunfal retorno del móvil retro

En el 2011, lo más chic en el mundo de la telefonónia móvil era tener un auricular retro para hablar a través de tu smartphone. Hoy todo ha cambiado. ¿O no?

Foto:

Hace un par de años, lo más chic en el mundo de la telefonía móvil era tener un auricular retro que conectar al smartphone. Lenny Kravitz y Orlando Bloom eran algunos de los adeptos a esta tendencia. En plena fiebre por el universo vintage, en el que los vinilos aumentan sus ventas de forma insospechada, Anna Wintour, directora de Vogue USA, combina sus vestidos de miles de euros con un móvil tipo concha de principios del 2000. Mientras que algunos ven estos móviles como un retazo de la corriente normcore, otros creen que son el sueño de los hipsters.

Unos creen que son una forma de huir de las tendencias y de apostar por la mera funcionalidad, mientras que otros consideran que son el arma perfecta para destacar. Por si fuera poco, según la empresa independiente de investigación de mercado Forrester Research, el 29% de los adultos americanos que usan internet carecen de smartphones. Hace años, el Motorola Razr era el móvil concha más popular. Se vendieron más de 130 millones de unidades entre 2003 y 2007, cuando el iPhone terminó con su reinado.

Rihanna y Kate Beckinsale se han sumado a esta moda del móvil concha, el clásico al que recurres cuando tu querido iPhone ha terminado en un charco o por los suelos. Anna Wintour lleva en su bolso el suyo y su Blackberry (vanguardia versus funcionalidad, al fin y al cabo), pero este regreso al pasado nos sorprende. Especialmente, porque ella fue de las primeras en tener en sus manos el iWatch. Mientras que en el 2007 tenía su Motorola Razr, hace meses sorprendió a todos con un AT&T Z222 GoPhone, cuyo precio es de 14,99 dólares.

Algunos creen que la razón por la que las celebrities aman este antiguo modelo es para huir de los hackers que terminan revelando las fotos más íntimas de las afectadas. Una de las víctimas ha sido Rihanna, pero ella no solo ha presumido de teléfono concha, sino que también se ha hecho con la funda de móvil de Moschino para el iPhone 5 que emula a los teléfonos antiguos. Lindsay Lohan ya ha posado con él en su Instagram. Su precio es de 45 euros; es decir, la funda cuesta 60 euros más que el teléfono móvil retro de miss Wintour. Ante el boom por las pantallas cada vez más grandes y por los teléfonos cada vez más finos, el flip phone parece ser el más ansiado en el 2015. Samsung va a lanzar un smartphone que se dobla, y tanto la firma como LG han lanzando en Corea smartphones tipo concha para los ancianos.

La magia de este modelo es, sin duda, que al colgar enfadada podías hacerlo con un sonoro click resultante de plegarlo. También podías responder al teléfono con un elegante golpe de melena. Y si el gesto era demasiado y el teléfono terminaba en el suelo, era muy difícil que este se rompiera. Ahora, tira tu iPhone y verás qué pronto desearías no haberlo hecho. De hecho, Iggy Pop contó a The Cut que él tiene un móvil concha "porque lo puedes tirar mil veces y no se rompe, y cuando quieres mandar un mensaje de texto, sigue habiendo tres letras por tecla". Sí: ha dicho mensaje de texto.

placeholder

 

El redactor recomienda