Logo El Confidencial

Los pantalones pitillo han muerto: saluda a la nueva silueta

Parecía imposible que los pantalones pitillo desaparecieran, pero el 2014 fue el año de los boyfriend jeans. Este será el de los campana.

Foto: Los pantalones pitillo han muerto: saluda a la nueva silueta

Parecía imposible que los pantalones pitillo desaparecieran. Nos costó hacernos con ellos ("¿no son demasiado ajustados?", "¿parecen mis piernas salchichas oprimidas?"), pero, sin darnos cuenta, el hecho de que Kate Moss hiciera de ellos a comienzos del 2000 su comodín de estilo los convirtió en una prenda indispensable. Perdimos tanto el miedo a la ropa ceñida que incluso abrazamos la llegada de los jeggings, y ojo con esta prenda, porque implica que los pitillo han tenido tanta relevancia en nuestro armario que incluso dieron lugar a una nueva palabra en el diccionario de la moda. 

Sin embargo, el 2014 fue el año de los boyfriend jeans. ¿La razón? Tras un pasado restringido a fashionistas como Leandra Medine, de The Men Reppeler, o a chicas realmente delgadas (no son los vaqueros más fáciles de llevar), la irrupción del normcore y el mix de los pantalones boyfriend con taconazo hicieron de ellos la pieza denim del pasado año. ¿Cuál va a ser la del 2015? Los jeans de campana. Son la respuesta al tiro bajo de los boyfriend y a su silueta excesivamente ancha: los flare jeans defienden el corte acampanado y su talle alto. No solo estilizan, sino que siguen la vertiente setentera que va a reinar esta temporada. “Los skinny estaban diseñados para disimular el trasero y hacerlo más pequeño. Ahora las mujeres no temen resaltar sus glúteos, y los nuevos vaqueros van a hacerlo", afirma Florence Kane, del blog Jean Stories. No olvidemos que la moda es una respuesta a las tendencias del momento, y en un presente en el que resurge el auge de la retaguardia, los nuevos modelos son perfectos para celebrar esta corriente.

La industria de la moda lleva años intentando terminar con el reinado de los pantalones pitillo, y parece que por fin ha llegado el momento. "Las mujeres se han hartado de llevar vaqueros ajustados", afirma el analista de NPD Group Inc. Marshal Cohen. Piensa en Marilyn Monroe, Brigitte Bardot o Lauren Hutton: no llevaban pantalones skinny, y quizás ha llegado el momento de que tú tampoco lo hagas. La silueta 70´s invade las pasarelas de Chloe, Prada y Gucci, y los pantalones campana van a sonar con fuerza. "La moda setentera hace que la silueta acampanada sea una opción perfecta para estar a la moda", afirma Sasha Sarokin, directora de compras de Net-a-Porter. La firma denim Citizens of Humanity lanza un nuevo diseño acampanado entre los meses de diciembre y febrero. Sus cinco diseños forman parte de su colección cápsula The Flare Collection. 7 For All Mandkind, Rag & Bone y Nasty Gal son algunas de las marcas que se apuntan a esta nueva silueta. En la última campaña de Chanel, Gisele Bündchen luce diversos pantalones palazzo u oversize que demuestran que la obsesión por los modelos ceñidos puede estar llegando a su fin.

Marilyn Monroe (Imagen: Cordon)
Marilyn Monroe (Imagen: Cordon)
El fin de los pantalones pitillo responde al amor por la ropa deportiva. El athleisure exige siluetas menos estrechas y ha tenido repercusiones en el mundo denim. NPD Group señala que en Estados Unidos, las ventas de vaqueros han bajado significativamente, mientras que los leggings de yoga y la ropa de deporte han incrementado las suyas de siete billones de dólares a 33,6 billones. Este cambio de estilo de vida y esta obsesión por parecer salidos del gimnasio, aunque no lo hayamos pisado, ha calado en el mercado de los vaqueros. “Creo que nos hemos acostumbrado tanto a llevar leggings tan ceñidos que no vemos que hay más propuestas, pero cada vez nos fijamos más en diseños acampanados", sentencia el diseñador Derek Lam. La moda setentera hará que las siluetas para mujeres y hombres sufran cambios. 
Imagen: Coach
Imagen: Coach

Sí: esta corriente llega también al armario masculino. Tras el debut de Hedi Slimane en Dior Homme con trajes skinny, la silueta ceñida se ha instalado en el vestidor del hombre. El español Pablo Coppola, encargado de las riendas de Bally, ya apuesta por pantalones baggy en la pasarela. Stefano Pilati, director creativo de Ermenegildo Zegna, también abraza estas propuestas. Incluso J. Crew, responsable de acercar los trajes ceñidos al gran público con su modelo Ludlow, ahora apuesta por el Crosby. Frank Muytjens, encargado de diseño del departamento masculino de la firma, aclara que muchos hombres querían llevar el traje Ludlow, mas no eran lo suficientemente delgados para hacerlo.

El universo Crosby de J. Crew
El universo Crosby de J. Crew
Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios