Logo El Confidencial
¿una nueva era?

Algo está cambiando en la Alta Costura: invitadas chandaleras y firmas sin bolsos

El desfile Couture de Chanel solo contó con dos pares de zapatos diferentes y no presentó un solo bolso. Las invitadas se presentan a los shows con camisetas básicas y vaqueros desgarrados. ¿Qué le está pasando a la Alta Costura?

Foto: Algo está cambiando en la Alta Costura: invitadas chandaleras y firmas sin bolsos

Parecía que el normcore era ya cosa del pasado, pero mientras que los ugly shoes señalan a cada paso que la moda más antimoda del mundo sigue entre nosotros, la Semana de la Alta Costura parisina ha venido a demostrar que, entre vestidos cuyas confecciones exigen miles de horas, el algodón se ha convertido sorprendentemente en el material más presente en un marco que parecía destinado al tejido de flor de loto. 

Las invitadas a los desfiles Couture no tienen término medio a la hora de elegir sus looks. O deslumbran con impresionantes conjuntos de Christian Dior o Versace (hablamos de Rosie Huntington, cuyo despliegue estilístico está siendo deslumbrante) o aparecen enfundadas en unos boyfriend jeans con una gorra de baseball (evidentemente, este look grita el nombre de Kristen Stewart). 

El effortless, es decir, la moda pasota por excelencia, se ha hecho con el armario de las invitadas a los desfiles. Algunas se han presentado con camisetas de algodón básicas y pantalones pitillo para disfrutar de los shows en los que se muestra el trabajo de las mejores costureras del mundo (llamadas les petite mains, que cobran 75.000 dólares al año). Otras se han cambiado a su llegada de look, pero no han dudado en aparecer ante las cámaras como la que se presenta a comprar el pan. Ver a Inès de la Fressange con una sencilla camisa de lunares y unos pantalones con botonadura doble delantera no es extraño, pero sí lo es ver a la quinceañera Kiernan Shipka enfundada en un conjunto de noche de Miu Miu con una melena cardada que indica que los papeles se han revertido. Las menores visten como señoras y las 'mayores' como adolescentes rebeldes.

Deportivas Jordan o las Stan Smith de Adidas se convierten en las sustitutas de los vertiginosos tacones que habitualmente deambulan por las tullerías parisinas. Los bolsos, aunque sirvan de accesorio para looks informales, siguen siendo de firma. Hermès o Dolce & Gabbana acompañan a los conjuntos más effortless.

Imagen: Chanel
Imagen: Chanel

Ahora que hablamos de los bolsos, precisamente estos se erigen como otro de los cambios que azotan la Alta Costura. Lagerfeld le ha cogido el gusto a presentar sus propuestas para Chanel en parajes inigualables (desde supermercados hechos a medida hasta casinos con savoir faire), pero esta temporada parece haberse olvidado de una de las constantes de sus colecciones. Hablamos de los accesorios. Ni modelos hula hoop ni bolsos envasados al vacío. Ni deportivas valoradas en miles de euros ni tacones burbuja. El káiser alemán ha optado por prescindir de bolsos y solo ha presentado dos modelos de zapatos diferentes a lo largo de los 67 looks que componen la colección. 

Cuando Chanel no recurre a los bolsos que le convierten en la firma protagonista de la Semana de la Moda y las invitadas hacen de los vaqueros y las deportivas su uniforme Couture, algo está cambiando. 

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios