Logo El Confidencial

Desfile de Victoria's Secret 2017: las 10 claves del show más sexy del año

El desfile de lencería más famoso del planeta cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros y una audiencia de 800 millones de espectadores. Te contamos todos los detalles

Foto: Alessandra Ambrosio en el Victoria's Secret Fashion Show de Shanghái.
Alessandra Ambrosio en el Victoria's Secret Fashion Show de Shanghái.

Victoria's Secret es la firma que ha hecho que la ecuación lencería+supermodelos se convierta en una suerte de concierto de rock plagado en el que los rockeros no solo actúan, sino que se acumulan en su front row para ver a sus esposas desfilar. Pero contar con ángeles no es suficiente para mantenerse en el Olimpo y las ventas de la firma continúan cayendo en picado.

En una situación en la que las marcas de moda apuestan por acercarse a su clientela e intentan lograr que esta se sienta identificada con ellas, el afán de Victoria's Secret por seguir apostando por modelos de exuberantes siluetas, empeñadas en demostrar que sus perfectos cuerpos son fruto de sesiones interminables de gimnasio, puede estar pasándole factura. Pero tranquilos: la firma ya ha hecho algunos movimientos con los que volver a ganarse la simpatía del público. Analizamos esta estrategia y otras nueve claves con las que entender el desfile.

1. Shanghái, el emplazamiento del show no es fruto de la casualidad, sino que responde a uno de los pasos de la firma con los que aumentar sus ventas. La lencería es uno de los segmentos de la moda con más crecimiento en el mercado chino –Mintel Group asegura que alcanzó los 17 billones de dólares en 2015– y Victoria's Secret ya ha abierto este año dos flagships en China.

2. Las modelos Julia Belyakova, Irina Sharipova, Kate Grigorieva y Dasha Khlystun no han podido participar en el desfile tras haberles sido negado el visado, pero la ausencia más comentada ha sido la de Gigi Hadid, que no ha ofrecido ninguna declaración que explique su ausencia. Los rumores señalan a las acusaciones de racismo que numerosos chinos hicieron a la modelo como las responsables de que Bella haya desfilado sin su hermana. Las acusaciones surgieron al publicar Gigi un vídeo en el que emulaba la pose de Buda, cuya silueta portaba en su mano con forma de galleta. El hashtag #GigiGetOutChina se extendió como la pólvora.

3. Harry Styles ha sido cabeza de cartel del show y ha cantado 'Kiwi' y 'Only Angel’, un rockero y sentido homenaje a las modelos más deseadas del planeta. El cantante ya ha salido con tres ángeles de la firma, por lo que para él actuar en el desfile tiene que ser lo que para el resto de los mortales una tarde mirando Tinder.

Olivier Rousteing con sus alas Balmain.
Olivier Rousteing con sus alas Balmain.

4. Balmain ha firmado los looks con los que los ángeles acompañan sus conjuntos lenceros. La colección en cuestión se llama 'From pink to punk'. Como era de esperar, Olivier Rousteing, director creativo de la marca, ha posado con las alas de sello Balmain creadas para el desfile. Él no ha tenido que someterse a entrenamientos maratonianos ni a castings imposibles para lucir las codiciadas alas, pero algún beneficio tenía que tener crear los looks que seguro elevarán las ventas de Victoria's Secret. Sus diseños se podrán comprar en la web y en las tiendas de la marca el día 29 de noviembre, un día después de que se emita el show.

5. Muchos han sido estafados al comprar entradas falsas del desfile que se comercializaban online. La entrada más barata era de 7.500 euros y la más cara rondaba los 36.000 euros y supuestamente incluía acceso a la afterparty.

6. Las entradas reales del desfile, cuya audiencia es de 800 millones de espectadores, cuestan 15.000 euros.

7. Victoria's Secret quiere acercarse a los millennials mediante diversas estrategias. La principal es la alianza con Balmain, cuya colaboración con H&M ha sido la más exitosa hasta la fecha junto al titán sueco, pero hay otros movimientos que denotan que la marca lencera quiere remontar sus ventas. Para comenzar, ha lanzado cuatro kits de labiales en la estela de los de Kylie Jenner que, por supuesto, ya pueden comprarse. Otro inteligente movimiento ha sido poner a la venta la bomber con la que las modelos han recorrido Shanghái. ¿Su precio? 125 euros. Y por supuesto, Victoria's Secret vende las batas con las que las tops son maquilladas horas antes del desfile. El modelo nude y el modelo negro ya han sido rebajados a escasas horas del show. De los 127,31 euros iniciales, los diseños cuestan ya 89,12 euros. Un movimiento audaz, puesto que las visitas de la web se disparan tras el desfile, por lo que es un buen momento para ofrecer sugerentes promociones con las que dar un empujón a las ventas.

Alessandra Ambrosio y Lily Aldridge.
Alessandra Ambrosio y Lily Aldridge.

8. El Fantasy Bra de este año ha sido mostrado sobre la pasarela por la modelo Lais Ribeiro. Valorado en 1,7 millones de euros, está confeccionado por una combinación de 6.000 diamantes tallados a mano, zafiros amarillos y topacio azul. Han sido necesarias 350 horas de trabajo para su realización.

9. Muchos son los que acusan a la firma de apostar únicamente por modelos de siluetas casi-imposibles. La top Ashley Graham ha mandado una divertida indirecta a la firma al subir a sus redes una imagen en la que desfila con sus alas VS. Alas, por supuesto, creadas por Photoshop.

Ashley Graham y sus alas falsas.
Ashley Graham y sus alas falsas.

10. Por cierto: de las 60 chicas que aparecen en pasarela, solo 15 tienen el prestigio de llevar las codiciadas alas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios