Logo El Confidencial

Pedro del Hierro, sofisticación caribeña y tradición en su regreso a la pasarela

Nacho Aguayo y Álex Miralles, sus directores creativos, apuestan por los contrastes para esta primavera tras 16 años de ausencia de la firma en la Semana de la Moda madrileña

Foto: Pantalones palazzo, tops de volantes y colores neutros han sido las grandes líneas del desfile de Pedro del Hierro. (Gtres)
Pantalones palazzo, tops de volantes y colores neutros han sido las grandes líneas del desfile de Pedro del Hierro. (Gtres)

Un viaje al Caribe. Por Lorca. Como en el poema 'Son de negros en Cuba'. Ya lo escribió el poeta granadino: "Cuando llegue la luna llena iré a Santiago de Cuba, iré a Santiago, en un coche de agua negra". Y algo de ese anhelo por lo novedoso, por lo que evocan esos destinos exóticos hubo en el desfile de Pedro del Hierro. Un 'show' que se tradujo en un bamboleo de prendas con aires propios de la isla, con sabor a La Habana vieja, a esa primavera y ese verano que se aproximan. Unas premisas que se convierten en pasaportes imprescindibles para dejar volar la imaginación y para, por qué no, iniciar un periplo hacia estos y otros lugares de la isla caribeña. ¿El equipaje? Diseños de facturas limpias, atemporales y con sabor, mucho sabor. Tanto para ellas como para ellos.

Tras 16 años de ausencia de la firma sobre la pasarela madrileña, tocaba soprender. Y el punto de partida no podía ser más evocador: el andén central de una antigua estación de tren –en concreto, el del madrileño Museo del Ferrocarril–. Una localización decorada ex profeso para la ocasión cuyo atrezo destilaba aires propios del trópico y que comulgaba a la perfección con las propuestas de los dos directores creativos de la firma: Nacho Aguayo y Álex Miralles. Ambos dieron con una colección de contrastes. Una propuesta donde se mezclan patrones como una media paleta cromática. Unos diseños que exaltan la sofisticación femenina con patrones de apariencia 'vintage' y que engalana al hombre contemporáneo con impecables trajes de corte clásico o con la tendencia más 'casual' para su día a día. ¿El resultado? Dos propuestas diferentes que convergen en un díalogo entre él y ella tanto en la línea 'prêt-à-porter' como en esa otra en la que antaño se esforzara tanto el maestro Del Hierro: el 'soft evening'.

Aguayo, creativo de la división femenina de la marca, apuesta por realzar la silueta de la mujer a través de siluetas que marcan la cintura mediante pantalones palazzo revestidos con grandes cinturones, culottes, gabardinas, monos o vestidos de apariencia New Look. Diseños de líneas depuradas en los que tejidos como la seda, el plumetti o el lino se convierten en las texturas estrella tanto para el día a día de una mujer urbana como para aquella que busca la rotundidad de los modelos de alta costura para días más especiales. Con el sobrenombre de Red Carpet, el diseñador madrileño quiso apostar por piezas tan versátiles como sugerentes. Vestidos rematados con capas o volantes, así como otros de aires vaporosos son capaces de otorgar a las féminas el punto justo y necesario de personalidad y sofisticación.

Algunas de las propuestas de la colección femenina de Nacho Aguayo para Pedro del Hierro. (Gtres)
Algunas de las propuestas de la colección femenina de Nacho Aguayo para Pedro del Hierro. (Gtres)

Dos premisas con las que Aguayo rompe con tino a través de los colores como los teja, crudos, caquis o vibrantes naranjas y lilas. Una gama cromática que también traslada a los estampados: desde los rombos propios de los arlequines a otros de flores selváticas que llevan al espectador a viajar, una vez más, al Caribe. Para hacerlo con zapatos de tacón chupete o a través de minimalistas sandalias de tiras en colores como el negro o el 'nude'.

Algunas de los diseños de Nacho Aguayo para la línea femenina 'prêt-à-porter' de Pedro del Hierro. (Gtres)
Algunas de los diseños de Nacho Aguayo para la línea femenina 'prêt-à-porter' de Pedro del Hierro. (Gtres)

Por su parte, Álex Miralles, responsable de la línea masculina de la marca, optó por presentar a un hombre 'made in Pedro del Hierro'. Esto es: cosmopolita, urbano pero muy elegante. Altas dosis de 'gentlemanismo' para sus diseños de fiesta de entre los que destacan los clásicos trajes de doble botonadura en colores como el azul marino, el negro o el granate rematados con 'slippers' de terciopelo o zapatos de charol que reivindican un gusto por la tradición sartorial tan necesaria en los tiempos del 'athleisure'.

Para el hombre, Álex Miralles apuesta por trajes de corte clásico en tejidos que van desde el algodón hasta el lino. (Gtres)
Para el hombre, Álex Miralles apuesta por trajes de corte clásico en tejidos que van desde el algodón hasta el lino. (Gtres)

Miralles también bebe de los vientos propios del trópico haciendo de tejidos como el lino y el algodón sus mejores bazas para que el buen vestir se extienda en el día a día del hombre contemporáneo. Y coquetea con los tonos neutros como el caqui, el beis o el tabaco en prendas tan clásicas como atemporales. Pantalones de pinzas, camisas y blazers son tres de las piedras angulares de su colección 'prêt-à-porter'. Una línea que, además, da la réplica a la creada por Aguayo gracias a esa neutralidad tanto en las formas como en el fondo. En definitiva, una colección de aires 'soft' que elevan sus propuestas a la categoría de imprescindibles para el fondo de armario masculino. Una colección apta para meter en la maleta, para esperar en un andén imaginario del Museo del Ferrocarril y para tomar un tren, aunque solo sea en sentido figurado, hacia la isla de Cuba. Que canten "los techos de palmera" e ir, de nuevo por Lorca, a Santiago.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios