Gala MET: ¿Se va o no se va Anna Wintour? Por qué el mundo de la moda no sabe vivir sin la editora de Vogue
Logo El Confidencial
chismorreos fashion

¿Se va o no se va Anna Wintour? Por qué el mundo de la moda no sabe vivir sin la editora de 'Vogue'

Analizamos los rumores que señalan que Anna Wintour planea su despedida de la revista y hablamos sobre quién es realmente la británica que ha cambiado el universo fashion

Foto: Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Lo de la salida de Anna Wintour de 'Vogue' podría relacionarse con los rumores que sacuden a cualquier pareja de famosos: las habladurías siempre están presentes, pero la ruptura -laboral o emocional- no siempre ocurre. Sin embargo, los rumores son cada vez más recurrentes, hasta el punto que el mundo de la moda lleva días haciéndose la misma pregunta: ¿se va realmente Anna Wintour?

El origen del rumor lo encontramos en un artículo de 'New York Post' que asegura que la directora de 'Vogue América' desde 1998 y directora artística de Condé Nast desde 2013 tiene los días contados a la cabeza de la revista. Condé Nast se ha encargado de desmentir los rumores y Robert A. Sauerberg Jr, director ejecutivo del grupo editorial, ha enviado un email interno a sus editores –tal y como asegura 'Business of Fashion'– en el que se les ordena negar los rumores. Sin embargo, estos siguieron sonando, por lo que un nuevo email tuvo que intentar poner orden. “Estoy feliz de anunciar que los rumores acerca de la salida de Anna son falsos”, aseguraba Sauerberg a través de un correo electrónico a 'Business of Fashion'. También comentó que el grupo editorial planea continuar transformando la compañía y modernizarla de la mano de Wintour. ¿Han conseguido sus correos disipar las dudas? Negativo: los rumores no han cesado, de tal manera que incluso la periodista Vanessa Friedman se pregunta en 'The New York Times' qué será de la moda sin Wintour, asegurando que el caos fue la tónica durante la primera fase de este cambio tan temido por muchos y tan esperado por otros.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Si los rumores han sido desmentidos, ¿por qué se preguntan los fashion insiders cómo sería un mundo sin Wintour? ¿Por qué no han logrado los rumores ser acallados? No solo se habla de la salida de Anna, sino que esta ya cuenta con detalles. Se dice que la despedida tendría lugar tras terminar el número de septiembre de 'Vogue América', el más importante del año, e incluso se comenta que la periodista tendría apalabrada una entrevista en la que hablaría de su marcha al periódico 'New York Times'.

Lo cierto es que 'New York Post', cuyo dueño está del lado de Donald Trump, parece no perdonarle a Wintour su apoyo a Obama y a Hillary Clinton. El medio aseguró que de haber ganado Clinton, Anna sería embajadora en Londres. El medio ha criticado ferozmente a Condé Nast y se ha encargado de resaltar cada uno de sus fracasos.

Bajo la tutela de Wintour como directora artística, Condé Nast ha cerrado la versión impresa de ‘Teen Vogue’, ‘Self’ y ‘Details’, así como la web de moda ‘Style.com'. También ha reducido el número de publicaciones de la versión impresa de ‘W’. Diversas fuentes aseguran a 'New York Post' que la deuda de la compañía asciende a 100 millones de dólares. Durante su mandato ha habido once cambios de directora en las revistas del grupo editorial, que incluso ha nombrado en un arriesgado giro a Samantha Berry, gurú de las redes y carente de experiencia alguna al frente de una revista, directora de 'Glamour', que hasta hace poco era la gallina de los huevos de oro del grupo y que ahora vive una situación financiera mucho menos saludable que hace cinco años.

La moda se encuentra en un momento en el que los cambios son el pan de cada día. Los directores creativos de las firmas más importantes no paran de cambiar y la crisis de las versiones impresas de las revistas es cada vez más acusada. Sin embargo, ninguna transformación sería tan impactante y relevante como el adiós de Anna Wintour.

Pero ¿quién es realmente Anna Wintour?

La directora de 'Vogue América' lleva una década sorteando rumores. En 1999, 'New York Magazine' aseguraba que cada vez eran más las personas de la industria que le estaban dando la espalda y que Anna ya no sentía pasión por su trabajo. Ocho años después se dijo que Carine Roitfeld, por aquel entonces directora de 'Vogue París', iba a tomar su relevo, cuando lo cierto es que fue Roitfeld la que abandonó la revista francesa en 2010. Ahora, en pleno 2018, 'Page Six' asegura que el editor de la edición británica de 'Vogue', Edward Enninful, podría ser el nuevo director de 'Vogue América'. Se dice que Jonathan Newhouse, primo de S. I. Newhouse, el que fuera presidente de Condé Nast y el que nombró a Wintour directora de 'Vogue', no está contento con el poder que ostenta la británica y que cuando viaje a Nueva York planea tomar cartas en el asunto.

Anna Wintour es la responsable de que hoy sean las celebrities las que copan las portadas de las revistas de moda. Llevaba tan solo seis meses al mando de la edición americana de 'Vogue' cuando cambió las normas de la industria al convertir a Madonna en portada. Las críticas señalaban que Madonna no era digna de ‘Vogue’ y presagiaban un fracaso titánico, pero ese número vendió un 40% más que el resto. En su primera portada al frente contó con la modelo Michaela Bercu enfundada en un chaqueta de alta costura de Christian Lacroix y unos vaqueros de Guess. Ver ahora a una modelo con jeans en la portada de una revista de moda no es extraño, pero entonces fue una auténtica osadía.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

La gala de los Oscar ya no es la noche más esperada por los amantes de la moda, sino la Gala MET. La que antes fuera una aburrida cena se ha convertido en el evento del año al que actrices y diseñadores acuden con sus mejores galas. Anna Wintour y su equipo examinan con cautela la lista de invitados, el sitting, el menú, la cobertura e incluso lo que cada celebrity llevará puesto. La gala cambió cuando Wintour fue su anfitriona por primera vez en 1995. En 2003 las celebrities se convirtieron en las anfitrionas de la noche, quedando claro que lo de Anna con las famosas es una relación de amor eterno. El reinado de Wintour ha recaudado más de 170 millones de dólares para el Costume Institute, y su papel ha sido tan relevante que la zona dedicada a albergar el Costume Institute en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York se llama ahora Anna Wintour Costume Center.

Anna Wintour ayudó a Marc Jacobs a convertirse en director creativo de Louis Vuitton y a John Galliano a volver a la moda tras salir a la luz un vídeo en el que hacía comentarios racistas bajo los efectos del alcohol. La fundación Vogue/CFDA Fashion Fund ha sido el trampolín de algunos de los diseñadores más importantes de la moda americana, como Altuzarra y Jason Wu. En definitiva, tras cada icono de la moda actual se vislumbra la alargada sombra de Wintour.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Por si fuera poco, Anna es ya un icono pop gracias a su inconfundible look. Sus gafas oversize de Chanel -esas que no se quitó ni siquiera cuando compartió front row con la reina Isabel II en la London Fashion Week y tras las que observa cada desfile- y su peinado bob -que lleva desde que tiene 14 años y que moldea dos veces al día- se han convertido en su uniforme y han hecho de ella un icono inigualable.

Quizás los rumores se desvanezcan y dentro de unos años citemos este artículo para hablar de una nueva habladuría que señale el fin de Anna Wintour, pero lo único seguro es que la británica se ha convertido en una de las figuras más relevantes de la moda y que tras su salida, hablaremos de la era post-AW.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios