Logo El Confidencial
desfiles Mercedes-benz fashion week

Volumen y aire retro en la pasarela de Malne, Andrés Sardá y The 2ndSkin Co

Animal print, tafetán de seda, shorts tipo cargo de seda y muchos ecos de la década de los 70. La manaña en Cibeles comienza con aire retro y espíritu de costura

Foto: Una imagen del desfile de Malne.
Una imagen del desfile de Malne.

La mañana ha dado para demostrar que el volumen, al menos en la pasarela madrileña, es tendencia. Las mangas abullonadas y los vestidos casi arquitectónicos se han convertido en protagonistas de los tres desfiles más madrugadores, de Malne a The 2ndSkinCo, pasando por Andrés Sardá, cada uno en su estilo, lo han convertido en tendencia de cara a las próximas temporadas.

Todo comenzaba con Malne. Tafetán de seda, gasas, costura y provocación. Con estas cuatro credenciales se presentaban abriendo los desfiles de hoy en esta 68º edición de la pasarela madrileña. El arte de provocar y de mezclar extremos parece enredarse en las agujas del dúo creativo formado por Paloma Álvarez y Juanjo Mánez. 'Atilana' es el nombre de esta colección, llena de detalles de costura tradicional combinados con estampados en animal print y detalles tribales. Y como recurso, detalles de costura para armar volúmenes con el tejido estrella de la colección: el sinamei, utilizado sobre todo para armar sombreros, y aquí para dar estructura a chaquetas y vestidos. Del África más profunda, la que también recreó el maestro Yves en los años 70, se nutre la musa de estos dos creadores que han abierto el desfile con un conjunto de traje pantalón en el que la chaqueta se convierte en reclamo principal, con sus mangas maxiabullonadas, por encima de estampados y cortes retro. Después, un suceder de vestidos de gasa largos y con alma elegante y vaporosa, que bajan a la tierra gracias a detalles como cinturones de cordón o botones de hueso y asta.

Final del desfile de Malne primavera verano 2019. (EFE)
Final del desfile de Malne primavera verano 2019. (EFE)

A destacar, el cruce entre tafetán de seda y pantalones cargo, en su versión larga tipo palazzo y en los shorts todo volumen y movimiento. La mujer Malne se viste, según la visión de sus creadores, con batas de seda y gasa largas y con capucha combinadas con bikinis, chaquetas de cuello tipo Pierrot –más retro imposible–. Buen patronaje y mejor ejecución por parte del taller; "todo al bies y sin forros", asegura Juanjo en un arranque de orgullo. ¿Otras estrellas del desfile? Los vestidos tipo bailarina con tutú de sinamei, los pantalones tipo paper bag o los vestidos-esmoquin asimétricos con detalles de ruffles. "Hemos intentado que las mangas tengan un trabajo y un volumen muy interesantes. Pero en el fondo, se trata de piezas fáciles de llevar, con presencia pero no con peso", asegura Paloma. Y esa es la clave de todo.

Modelos en el desfile de Andrès Sardá esta mañana. (Cordon Press)
Modelos en el desfile de Andrès Sardá esta mañana. (Cordon Press)

La mañana continúa con el segundo desfile de la jornada, con poco movimiento general, como los días anteriores, quizá debido al cambio de fechas. La firma barcelonesa Andrés Sardá nos propone un largo viaje, de África a París, pasando por Nueva York y Tokio, en el que la lencería sigue manteniendo su fuerza. Las mujeres de Sardá se convierten en guerrilleras, espías o militares en el desfile de la nueva colección de otoño-invierno. Aires cargo y militares, looks de inspiración retro y mataharis han desfilado por una pasarela donde han dominado los tonos verdes kaki, el burdeos y el negro, con algunos destellos de color en las prendas exteriores. Y una sorpresa final, como le gusta a la firma, con la aparición estelar de la venezolana Rosanna Zanetti, recién escapada de su celda.

La modelo venezolana Rosanna Zanetti cierra el desfile de Andrés Sardá. (EFE)
La modelo venezolana Rosanna Zanetti cierra el desfile de Andrés Sardá. (EFE)

Los desfiles de la mañana acababan con The 2ndSkin Co, la firma que representa otro dúo creativo del panorama nacional, el formado por Juan Carlos Fernández y Alberto Burillo. Hoy han presentado una colección toda volúmenes e inspirada en líneas arquitectónicas y estructurales. En ella el vestido, en todas sus dimensiones, estilos y posibilidades es el protagonista absoluto, desde el que besa el suelo hasta los que se reducen a la mínima expresión posible. Volúmenes máximos, casi fabulosos y oníricos, se presentan en una colección en la que el tul, la organza, el tafetán o el gazar, clásicos pero trabajados con maneras nuevas y desenfadadas se adueñan de las prendas. Así que al espíritu minimalista de sus colecciones anteriores unen ahora las mangas abullonadas y los volúmenes exagerados como seña de identidad de una primavera-verano 2019 potente e igualmente muy femenina.

Vestido con escote asimétrico y abollonado de la colección de The 2ndSkin Co. (EFE)
Vestido con escote asimétrico y abollonado de la colección de The 2ndSkin Co. (EFE)

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios