Logo El Confidencial

De los estampados románticos de Ailanto a la diversión chic de La Condesa

Vestidos largos y vaporosos, y por supuesto estampados; chaquetas bordadas, lentejuelas y colores ácidos. Los contrastes protagonizan la mañana en la pasarela madrileña.

Foto: Detalle de uno de los vestidos estampados de Ailanto (Efe).
Detalle de uno de los vestidos estampados de Ailanto (Efe).

La última mañana de la Mercedes Benz Fashion Week se despereza con calma, a su ritmo, con la línea de salida, prácticamente desierta. Tras la intensidad de la tarde de ayer, hoy todo el mundo se lo toma con calma, y mucha. Así, con música relajada y ambiente romántico, Ailanto despliega su jardín particular, todo estampados y cantos de pájaros evocando un Edén ideal bajo el pabellón: a falta de celebrities en su front row, todo el protagonismo es para las modelos.

Vestido largo estampado y chaqueta de Ailanto (Efe).
Vestido largo estampado y chaqueta de Ailanto (Efe).

Y ellas, como si fueran musas prerrafaelitas comienzan a desfilar en una pasarela convertida en jardín: estampados florales y cisnes, como es habitual en sus colecciones, en protagonistas de vestidos largos y vaporosos, entre lo pictórico y lo bohemio, gracias a sus prints de factura artesanal. Los vestidos nude y de encaje blanco, también se unen a la fiesta. Y comparten pasarela con los prints geométricos que protagonizan la primera parte del desfile. Todo muy ponible, muy Ailanto. Después de todo, ¿a quién no le gustaría tener en su armario uno de esas prendas románticas y vaporosas?

Vestido de lentejuelas y collar maxi con logo de La Condesa (Efe).
Vestido de lentejuelas y collar maxi con logo de La Condesa (Efe).

La mañana cambiaba de tercio y de ritmo con La Condesa, el segundo desfile de la mañana, pura diversión y celebración del espíritu del verano sobre la pasarela. De repente, el ambiente comenzó a oler a cloro, flotador, toalla y bronceador al ritmo de Gira il mondo gira. ¿Acaso hay algo que suene más a verano que una piscina y un flotador? Pues justamente esa es la inspiración de Marina Conde, la creadora de la firma que nos decía "estar completamente feliz de desfilar por primera vez" en Ifema. Las lentejuelas, el glitter y la alegría lo inundaron todo. Y los estampados, “que creamos nosotros en el taller a partir de la idea original”.

Carrusel final del desfile de la colección primavera verano 2019 de La Condesa (Efe).
Carrusel final del desfile de la colección primavera verano 2019 de La Condesa (Efe).

Así que de las rayas de los toldos a las lentejuelas de los vestidos de noche, la colección de La Condesa es la celebración máxima del verano de la infancia. “Queremos traer alegría con esta colección, Piscina Conde. Aquí todo tiene un aire a los años 60, nuestra intención era recrear los colores y la felicidad de la niñez”. ¿Las estrellas? Los vestidos de lentejuelas que imitan el brillo y los reflejos del sol sobre el agua, el pantalón chandalero estampado o ‘lentejuelado' y, por supuesto, las chaquetas de La Condesa, auténticos iconos de la firma, bordadas a mano, sobre vestidos largos o cortos de pailletes, y protagonistas absolutas del carrusel final. Un espectáculo feliz y de lo más refrescante.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios