Logo El Confidencial

Del vaquero blanco a la camiseta: prendas de verano que puedes amortizar en otoño

Nuevo curso y ¿nuevo vestuario? No necesariamente. En tiempos en que la industria del ‘fast fashion’ produce a ritmos vertiginosos, no hay por qué desechar

Foto: Trucos para reutilizar la ropa de verano. (© Massimo Dutti)
Trucos para reutilizar la ropa de verano. (© Massimo Dutti)

Nuevo curso y ¿nuevo vestuario? No necesariamente. En tiempos en que la industria del ‘fast fashion’ produce a ritmos vertiginosos, no hay por qué desechar las prendas utilizadas en los últimos meses. Darle una segunda vida a cualquier pieza implica un uso responsable de la misma. Con unas temperaturas propias del verano que, presumiblemente, se mantendrán hasta bien entrado octubre [el famoso neologismo ‘veroño’], toca reciclar básicos.

El cambio climático se ha convertido en el talón de Aquiles para muchas de las firmas más influyentes del sector textil. Muchas ponen a la venta colecciones aptas para jornadas de transición cuyo uso resulta limitado. Las reglas del juego han cambiado y es muy probable, llegado noviembre, que todavía se extienda el uso de la camiseta de manga corta (aunque sea debajo de una gabardina). Razón de más para evitar pensar que tu armario necesita una renovación de 180º. Solo necesitas estas seis prendas de verano para sobrevivir [y convertirte en el rey del reciclaje] en las próximas semanas

Prueba con una camiseta básica de punto como esta de Zara (19,95 euros).
Prueba con una camiseta básica de punto como esta de Zara (19,95 euros).

1. Una camiseta

Se cultiva la idea de que la moda es estacional. Y no es así. Lo que cambian son ciertas tendencias, pero los básicos siempre permanecen. Aunque las camisetas están asociadas a los meses más cálidos, se convierten en una prenda perfecta para cuando llegue el momento de vestirse por capas.

Ya sea por debajo de un trench, con una americana, con una camisa o con una cazadora. Además, aportan un contraste cromático mezcladas con otras prendas de corte clásico. Un básico infalible para sobrevivir a los cambios de temperatura propios de la temporada que viene.

2. Un pantalón cropped (o varios)

Existen algunas formas de enseñar el tobillo durante los meses de verano sin perder el estilo, pero ¿acaso está prohibido hacerlo en otoño? En absoluto. El pantalón cropped (o de bajo pesquero) sigue vigente y es posible llevarlo hasta con calcetines. Estampados o no.

El otoño también está para reivindicar los bajos más cortos de lo normal. (© Salvatore Ferragamo)
El otoño también está para reivindicar los bajos más cortos de lo normal. (© Salvatore Ferragamo)

3. Unas gafas de sol

Protegerse de los rayos solares es algo que, además de hacerlo a diario con una buena crema hidratante, ha de hacerse extensible a los ojos. Los días de otoño suelen ser días molestos a nivel lumínico. Y los ojos, al igual que la piel, se sienten vulnerables. Nada de guardar aquellas gafas de sol que han marcado tendencia este verano. Desde las de aspecto retro hasta esos otros modelos cuyos cristales tienen un ligero ahumado. Un complemento perfecto para cuidar la zona del contorno de ojos y poner freno a las patas de gallo. Son todo ventajas.

Las gafas de sol, un básico de verano perfecto para el otoño. (© Mango)
Las gafas de sol, un básico de verano perfecto para el otoño. (© Mango)

4. Unos mocasines

A medida que el verano abandona el calendario, toca rescatar el calzado clásico. Los mocasines, que han quedado relegados durante los meses de calor, se convierten en el básico más socorrido para sobrevivir a cualquier jornada otoñal. Incluso hasta para aquellas en que la lluvia puede hacer de las suyas. Si la previsión meteorológica resulta halagüeña, toca rescatar un modelo elaborado en ante. De lo contrario, los de piel pueden convertirse en una buena opción ‘impermeable’. Y, al igual que con el pantalón cropped, es posible llevarlos con o sin calcetines.

¿Quieres sacarle partido a tus mocasines de ante? Prueba a llevarlos sin calcetines. (© Tod's)
¿Quieres sacarle partido a tus mocasines de ante? Prueba a llevarlos sin calcetines. (© Tod's)

5. Un pantalón blanco

Qué sería del verano sin un pantalón blanco. En cualquiera de sus versiones: fluido, de lino, chino, vaquero… Caben tantas opciones como modelos hay en el mercado. Todos ellos perfectamente combinables con polos, camisas o camisetas en cualquier color. Desde el azul marino, pasando por el verde oliva o al color teja. Su uso se puede extender hasta bien entrado el otoño convirtiéndose en la prenda central de un conjunto rematado con una gabardina o un cortavientos en color camel, por ejemplo.

Sí, el otoño también está para darle una segunda vida al pantalón blanco. (© Mango)
Sí, el otoño también está para darle una segunda vida al pantalón blanco. (© Mango)

6. Un camiseta de rayas

Con la llegada del otoño, los habrá que se hayan olvidado de surcar los mares para empezar a hacer lo propio por las calles de la ciudad. Reivindicar el uso de una camiseta de rayas nunca está de más. La nueva estación también entiende de looks marineros. Combina bien con casi cualquier prenda que pueda haber en un buen fondo de armario. Desde un pantalón blanco a una bomber, un pantalón vaquero o unas zapatillas blancas.

Una camiseta de rayas encaja con un pantalón blanco y un cortavientos en azul Klein. (© Massimo Dutti)
Una camiseta de rayas encaja con un pantalón blanco y un cortavientos en azul Klein. (© Massimo Dutti)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios