Logo El Confidencial
la carcajada fashion

¿Ha aprendido por fin la moda a reírse?

Modelos que sonríen, cómicas que toman las riendas de las redes sociales más chic y diseñadores dispuestos a hacer sonreír a sus clientas definen la nueva filosofía de la moda

Foto: Moschino. (Getty)
Moschino. (Getty)

Hasta hace poco, la moda parecía destinada a vivir en un sombrío universo en el que las sonrisas y la solemnidad eran las únicas que tenían cabida en su glamuroso espectro. El que diseñadoras como Victoria Beckham declararan llevar su sonrisa en el interior como guiño a la seriedad imperante en la moda parecía confirmar que las tendencias no pueden valorarse ni llevarse con una sonrisa.

Las modelos raramente sonríen sobre la pasarela y son firmas como Desigual y Victoria's Secret las que siempre han defendido cierta actitud empoderadora en sus desfiles, bien sea a golpe de sonrisas, besos lanzados a la nada y pícaros gestos por parte de las tops. El e-commerce de las marcas también ha apostado siempre por modelos de poses sensuales o serias en las que el humor no tenía cabida, pero ahora marcas como Zara hacen a sus modelos sonreír. ¿Se ha tomado la moda una pastilla antidepresiva o es la sonrisa una mera tendencia?

Tom Ford se ha aliado con la experta en parodiar la moda, Celeste Barber, para dar el pistoletazo de salida de su nueva colección de la mano de tres vídeos cómicos en los que la australiana hace lo que mejor sabe: hacer reír a sus millones de seguidores riéndose de la moda. El vídeo en el que da un apasionado beso a Tom Ford así como el clip en el que el diseñador intenta enseñarle a desfilar se han convertido en joyas virales que demuestran que la moda tiene muchas carcajadas por delante.

Gucci también ha apostado por el humor al dejar que la cantante SoKo y el activista y escritor Adam Eli tomaran las riendas de los stories de la firma, presumiendo SoKo de embarazo y Adam Eli de tripita fruto de la buena vida. Gucci ya hizo de los memes sus mejores aliados para demostrar que la moda sabe reírse de sí misma y con este último gesto vuelve a apostar por las risas como compañeras de la costura.

Ver esta publicación en Instagram

Walking on sunshine. ☀️ #AllAccessKors #NYFW

Una publicación compartida de Michael Kors (@michaelkors) el

Michael Kors puede reírse más que nadie, pues se acaba de hacer con Versace, pero el diseñador ha decidido que sus diseños también hagan sonreír al asegurar que su última colección es "el Xanax de la moda".

La razón por la que las marcas quieren que el sentido del humor sea su nueva herramienta de marketing es que las generaciones más jóvenes ya están dominando la industria, pues son las responsables del 87% del incremento del mercado en 2017. Según Deloitte, los millennials y la Generación Z serán responsables de más del 40% de las compras del mercado del lujo en 2015, y al valorar la unicidad y la experiencia demuestran que el sentido del humor funciona con ellos más que el postureo de antaño.

Cara Delevingne se convirtió hace años en la modelo del momento al ser la top que hacía de las muecas y los chistes su bandera, una actitud que ahora es muy habitual en las redes sociales de las modelos. Victoria Beckham ha dejado ver su sentido del humor a sus seguidores gracias a sus divertidas fotografías en Instagram, que acompaña de divertidos textos con los que quiere demostrar que la risa tiene un importante lugar en la moda.

Parece que, por fin, cuando a las modelos el fotógrafo les diga eso de ‘sonría, por favor’, lo harán.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios