Logo El Confidencial

Cinco alternativas (en clave influencer) para llevar el little black dress en otoño

Desde los de aires boho a los que se llenan de volumen en las mangas. El vestido corto en negro se reinventa cada temporada y se adapta a las tendencias más populares de la calle

Foto: Un little black dress es siempre una opción perfecta tanto para el día como para la noche. (Imaxtree)
Un little black dress es siempre una opción perfecta tanto para el día como para la noche. (Imaxtree)

Hay prendas y prendas. Unas están condenadas a pisar la calle durante una única temporada (sí, hablamos de las tendencias más locas y arriesgadas) y otras, en cambio, se convierten en una buena inversión para llevar el resto de la vida. Entre estas últimas, el clásico abrigo sastre (si es gris, negro o camel, mejor), la eterna camisa blanca y, por encima de todos, el little black dress. Y es que el vestido corto negro se ha convertido, por méritos propios, en la pieza a la que recurrir siempre desde que Coco Chanel lo impulsara allá por los años 20 del siglo pasado. Así, son muchas las que lo han llevado en público en el último siglo: desde la reina Letizia a Audrey Hepburn, pasando por todas las Kardashian, Julia Roberts, Úrsula Corberó o Miley Cyrus. Cada una de su padre y de su madre.

Y aunque el más clásico (con o sin manga, liso, a ras de la rodilla y con escote bastante cerrado) siempre es el más efectivo, esta temporada son muchas las marcas que juegan a reinterpretarlo. Off-White o Alexander Wang le confieren un aire futurista (esta última, además, lo adorna con infinidad de cremalleras); Isabel Marant o Redemption juegan con el escote asimétrico (manga sí, manga no); Saint Laurent se entrega al volumen, mientras que Versace busca su versión más sexy con un sugerente escote palabra de honor y confeccionándolo en un tejido tan eterno como es el cuero, que se ciñe a la figura cinturón mediante. Los hay para todos los gustos.

Y de la pasarela a la calle, porque son muchas las influencers que confían en esta prenda tan versátil. Eso sí, como si hubieran salidos de las páginas de una cabecera de moda, ellas se valen de combinaciones muy estudiadas y diferentes que rompen con esa idea de que el little black dress es poco menos que aburrido. Aquí, algunas de las mejores formas de llevarlo (y combinarlo) vistas en la red.

Con flecos (y aires boho)

Es una de las opciones más fáciles y cómodas de implementar el vestido corto negro en los looks del día a día. Y en ella ha confiado Paula Ordovás. La bloguera se decanta por un modelo de ante de Massimo Dutti de inspiración boho que no le puede sentar mejor. ¿La clave para que un little black dress como este no se pase de festivo? Combinarlo con unas botas de caña alta (y si son de inspiración cowboy, mejor). Un acierto de manual.

Túnica cool

Las plegarias de Pierpaolo Piccioli, flamante director creativo de Valentino, han sido escuchadas. El vestido de tipo túnica (esos que recuerdan al uniforme de una monja) manda en la calle. Y no lo hace a ras del suelo, que también podría, sino por encima de la rodilla. Gala González lo apuesta todo a un modelo con estas características para asistir a un evento por la noche. Combinándolo con unas sandalias joya lo llevarás a otro nivel.

Ver esta publicación en Instagram

Yes, indeed that’s the Eiffel Tower

Una publicación compartida de Amlul.com (@galagonzalez) el

De cuero

Es quizá una de las formas más ochenteras de llevar el little black dress. Y es que el vestido de cuero es, desde hace tiempo, un constante en la calle. Por él apuesta la española Marta Lozano. El suyo, de la cápsula de Moschino para H&M, destaca por su escote corazón y es perfecto para jugar a la superposición de prendas y conseguir un look todoterreno. Tomamos nota.

Mangas con volumen

Lo que diga el Saint Laurent de Anthony Vaccarello va a misa. Y si lo que dice es que se llevan los vestidos con mucho volumen en las mangas, también. Una de las que ya ha rendido pleitesía es María F. Rubíes, que se decanta por un modelo de The Attico de lo más festivo. En los pies, unas sandalias de tacón en plata firmadas por Jimmy Choo. Sí, estamos de acuerdo en que este será el patrón que más se verá esta Nochevieja.

Con deportivas

Sí, porque aunque son muchas las que creen que el little black dress solo luce cuando se combina con tacones, una buena forma de llevarlo en el día a día es rompiendo el esquema y calzándose unas deportivas. Eso sí, en este caso lo ideal sería elegir un vestido mas minimal y mezclarlo con unas ugly sneakers muy llamativas. Es el combo con el que arrasa Teresa Andrés.

Ver esta publicación en Instagram

1 o 2? - FELIZ DE ESTAR EN CASA ❤️#VALENCIA

Una publicación compartida de Teresa Andrés Gonzalvo (@teresaandresgonzalvo) el

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios