Logo El Confidencial
líneas clásicas y sofisticación

Elie Saab, la elegancia atemporal del diseñador que vino de Líbano

Este diseñador autodidacta ha cosechado múltiples éxitos en el mundo de la Alta Costura gracias a un estilo muy personal y definido, caracterizado por costosos y delicados tejidos

Foto:  Las actrices Ellen Pompeo, Emily Blunt, Lily Collins y Hailee Steinfeld con el diseñador Elie Saab (Getty)
Las actrices Ellen Pompeo, Emily Blunt, Lily Collins y Hailee Steinfeld con el diseñador Elie Saab (Getty)

Desde muy pequeño Elie Saab, también conocido como “Es”, sabía que su talento solo podía dirigirse hacia un camino, el de la moda. Nació en el año 1964 en Damour, una ciudad de Líbano que sufrió las consecuencias de la Guerra Civil (1975-1990). Así pues, tanto sus orígenes como aquella dramática realidad marcarían la vida de este modisto y, sin embargo, no fueron un impedimento para que ya desde niño se interesara por el diseño de ropa. De hecho, sus primeras “clientes” fueron sus propias hermanas. Al final, su pasión y constancia provocaron que con apenas 18 años abriera su primer taller de costura en la capital de su país, Beirut.

Primer taller

Era el año 1982 y Saab no había recibido formación en moda. Se vivía un momento complicado por la guerra en la que estaba inmerso el país, pero también por otra serie de aspectos. Y es que la profesión que había elegido no estaba bien vista. En aquel momento sus padres deseaban que labrara su futuro estudiando una ingeniería o se dedicara a la medicina o al derecho. Pero decidió seguir adelante con sus sueños y gracias a los conocimientos de moda adquiridos de forma prácticamente autodidacta –solo en 1981 viajó a París para completar sus estudios del sector– , dio el paso. Poco a poco, rodeándose de buenos profesionales, empezó a encandilar a las mujeres libanesas con sus bellos y elaborados vestidos.

Desfile de Elie Saab (Getty).
Desfile de Elie Saab (Getty).

Primero se especializó en vestidos de novia y a la par fue elaborando trajes confeccionados con telas de gran calidad, encajes y bordados sumamente cuidados y trabajados. También incorporaba otros elementos como perlas o hilos de seda. De este modo, las mujeres de la alta sociedad de Beirut comenzaron a ponerse sus modelos y a extender la fama de este joven modisto libanés.

Si en la década de los 80 en Oriente Medio su nombre ya estaba asentado entre el público femenino de alto poder adquisitivo, en poco tiempo también lograría extender su prestigio fuera de sus fronteras. No en vano, en 1997 se le admitió como miembro de la Cámara Nacional de la Moda Italiana, alcanzando todo un hito, pues hasta ese momento ningún otro diseñador que no fuera italiano había formado parte de este organismo. Y solo un año después paseó sus creaciones por la pasarela de la Semana de la Moda de Roma.

Desfile de Elie Saab en la París Fashion Week (Pascal Le Segretain/Getty Images para Elie Saab).
Desfile de Elie Saab en la París Fashion Week (Pascal Le Segretain/Getty Images para Elie Saab).

Relación con las celebrities

Rania de Jordania lució un precioso vestido de Elie Saab en la ceremonia de su coronación como reina en 1999. Este hecho contribuyó a la consolidación de este diseñador de moda, que en el año 2000 encandiló a París (Francia) al mostrar su colección de Alta Costura. Más tarde, en 2003, se convirtió en uno de los miembros de la Cámara Sindical de la Alta Costura de París, por invitación expresa de esta institución.

Otro de los momentos estelares para este modisto fue cuando la actriz Halle Berry lució uno de sus vestidos en la gala de los Óscar de 2002. Recibió el galardón a mejor actriz por su interpretación en ‘Monster’s Ball’ y todo el mundo pudo ver a la celebritie imbuida en un elegante traje con transparencias, motivos florales bordados, y ajustado en las caderas remarcando las curvas de la actriz.

Halle Berry con su premio Oscar en 2002, vestida por Elie Saab (Getty)
Halle Berry con su premio Oscar en 2002, vestida por Elie Saab (Getty)

Elie Saab abrió un segundo atelier en París que ahora compagina con el de Beirut. El modisto reconoce que su cultura está presente en sus diseños, pero que precisamente es lo que siempre le ha dado fuerzas para continuar en el mundo de la moda. Actualmente dispone de una línea de perfumes femeninos y gafas.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios