Logo El Confidencial
política fashion

Esta es la corbata fetiche de Pedro Sánchez (y sí, ha anunciado las elecciones con ella)

El presidente del Gobierno ha vuelto a elegir este accesorio para otra de las grandes citas de su breve legislatura

Foto: Pedro Sánchez anuncia las elecciones con su corbata amuleto. (EFE)
Pedro Sánchez anuncia las elecciones con su corbata amuleto. (EFE)

Pedro Sánchez no arriesga estilísticamente. La vida (en la Moncloa) le ha enseñado a no hacerlo: el chalequito de punto con el que aterrizó en Buenos Aires para participar en el G-20 consiguió incluso eclipsar la sorprendente ausencia de su mujer. Un drama en clave fashion en toda regla. Por ello, no nos extraña que entre su colección de corbatas (algo escasa, eso sí) haya encontrado una para las grandes ocasiones.

Azul con un pequeño lunarcito rojo, de lejos parece morada (como ocurre con otra parecida que tiene troquelada). ¿Os suena? Seguro que sí, porque como no podía ser de otra manera, ha sido la elegida para plantarse ante la nación al completo para anunciar las esperadas elecciones el próximo 28 de abril. Otro drama anunciado a resultas del rechazo a sus presupuestos. Jornada en la que, por cierto, también llevó la susodicha corbata de la que no se ha separado en las últimas horas.

Pedro Sánchez convoca elecciones con su corbata del alma. (EFE)
Pedro Sánchez convoca elecciones con su corbata del alma. (EFE)

Tampoco lo ha hecho en otras grandes ocasiones de su legislatura. Y es que aunque no fue la elegida para la moción de censura ni para la entrevista en uno de los salones de la Moncloa, sí que fue la que llevó con su sempiterno traje azul marino (nos imaginamos su armario como el de Bart Simpson) durante otros grandes momentos.

Nos referimos, por ejemplo, a la gran fotografía bajando del avión del brazo de su esposa, Begoña Gómez, en el aeropuerto de La Habana y la que se tomó posteriormente durante la reunión con los miembros del Gobierno del país durante la histórica visita.

Pedro Sánchez en Cuba. (EFE)
Pedro Sánchez en Cuba. (EFE)

Continuando con las reuniones con las altas esferas del poder internacional, también fue la elegida para participar en la cumbre del G-20 en Argentina (la del chalequito), ocasión en la que compartió patio de butacas con Mauricio Macri y Donald Trump, entre otros.

No ha sido, por supuesto, esta la única que ha llevado a un evento de tales dimensiones. También se la puso para ver a Merkel, dos besos incluidos, en la última cumbre de presidentes europeos en Bruselas, en la que también departió amigablemente con otros presidentes, como nuestro vecino Emmanuel Macron (con quien comparte dramas políticos).

Cumbre de líderes de la UE y Pedro con su corbata. (EFE)
Cumbre de líderes de la UE y Pedro con su corbata. (EFE)

También para recibirlos en España. Con esa corbata se reunió con Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, hace apenas diez días en su residencia e incluso la llevó para recibir al presidente chino también en la Moncloa durante su visita oficial de hace unos meses.

Sánchez recibe al presidente de China. (EFE)
Sánchez recibe al presidente de China. (EFE)

Y no queda aquí, se la ha puesto para presidir consejos de ministros, reuniones con sindicatos, para asistir al Congreso a sesiones de control y hasta para recibir a las campeonas del mundo de fútbol sub-17.

Con la selección española femenina de fútbol sub-17, campeona del mundo. (EFE)
Con la selección española femenina de fútbol sub-17, campeona del mundo. (EFE)

Una corbata que le infunde valor y aplomo y que no sabemos si mantendrá durante la campaña electoral.

Ya veremos.

¿Qué pasará? (Reuters)
¿Qué pasará? (Reuters)

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios