Logo El Confidencial
CAMBIO DE TIEMPO, CAMBIO DE ARMARIO

Tendencias que llevarás esta primavera (y que no)

De la continuación del reinado de las horquillas a la despedida de las micrografas. Las tendencias que se quedan (y las que se van) la próxima temporada están aquí

Foto: Vestido de Redondo Brand ochentero. (@mypeeptoes)
Vestido de Redondo Brand ochentero. (@mypeeptoes)

Un cambio de temporada demanda un cambio de armario. Toca decir adiós a algunas de las tendencias que más se han visto en los últimos meses, pero también es el momento de continuar el legado de muchas otras. Y es que en una industria tan cambiante como la de la moda, pocas son las prendas, accesorios o motivos que no muden (o mueran) de un mes a otro.

Por eso, ponemos la lupa en las propuestas subidas a la pasarela y damos con las tendencias de este invierno que podrás reciclar (y las que no) con la llegada del buen tiempo. Y ya lo vamos avisando: todas han dado mucho que hablar en los últimos meses (como el estampado tartán o los looks inspirados en los eternos años 80), pero pocas son las que llevarás ahora que ha comenzado el buen tiempo.

La sexta jornada de street style de la MBFW Madrid.
La sexta jornada de street style de la MBFW Madrid.


Se quedan... las horquillas

Una de las tendencias que nacieron en Instagram hace menos de un año, la de las horquillas, ha logrado asentarse en la calle. La culpa la tuvieron firmas como Marni o Dolce & Gabbana, que las propusieron en sus colecciones para este otoño, y poco tardaron las influencers con más likes en darles el aprobado. Ahora seguirán haciendo las delicias de las más fashionistas.

¿Las que tienen más probabilidad de éxito? Aquellas exageradamente grandes, las decoradas con perlas (el ornamento que vuelve ahora más que nunca) o las que incluyen el logo de la marca, como las de Gucci o las de Man Repeller, la firma de la bloguera Leandra Medine.

Se quedan... los flecos

El charlestón está de moda. Desde hace unas tres temporadas, abrigos o blusas buscan en el fleco a su elemento diferenciador. Loewe, Dries Van Noten, Rick Owens utilizan este ornamento en sus colecciones para la primavera-verano 2019, tanto en las propuestas para el día como para las de la noche. ¿Será por su suave vaivén? Sea como fuere, la clave está en elegir vestidos de aire boho y finiquitarlos con toda una hilera de flecos, como hace Paula Ordovás.

Se quedan… los delirantes años 80

La eterna década. Lleva dando guerra tres años y esta primavera seguirá guiándonos a la hora de abrir el armario. Aunque los vestidos de lentejuelas perderán fuelle con los primeros días de calor, no lo harán las faldas cortísimas, los tacones decorados con elementos brillantes, las mangas abullonadas y con hombreras o las blusas semitransparentes con estampado de lunares y coronadas por amplias lazadas. ¿La mejor forma de llevarlos? Mezclándolos con elementos más sport, como hace Coach 1941, que combina vestidos de noche con deportivas.

Se van... los accesorios de plástico

Fue uno de los materiales más especiales de la colección primavera-verano 2018 de Chanel. Desde entonces, el plástico ha invadido gorros pesqueros, botas de caña alta y todo tipo de bolsos. Sin embargo, ahora toca decir adiós, ya que ha perdido fuelle en favor de otros ingredientes menos pop pero con la misma capacidad de generar likes, como el punto o el croché.

Se van... los cuadros tartán

El tartán (vamos, el estampado de cuadros escoceses de toda la vida) estuvo a punto de convertirse en el motivo estrella de este otoño y, sin embargo, comenzó a perder fuerza con el boom del animal print. Sin embargo, han sido muchas las celebs e influencers (como Dulceida o Chiara Ferragni) que lo han llevado en las últimas semanas. Ahora toca guardarlo en el altillo, quizá porque lo hemos relacionado demasiado con los meses más fríos. Eso sí, los cuadros seguirán formando parte de los looks estivales que más epatan. ¿Cómo? Con los vichy, que tienen la capacidad de dar un toque campestre a cualquier conjunto.

Se van... las gafas XS

Fue la tendencia estrella del pasado verano y en los últimos meses, aunque ya no con la misma fuerza, se ha visto mucho sobre el asfalto. Esta primavera toca decir adiós a las micrografas con cristales de colores, ese complemento fetiche de toda festivalera y del que las hermanas Gigi y Bella Hadid no se han querido separar. Y, sí, puede que haya sido un accesorio muy instagrameable (a las pruebas nos remitimos), pero lo que se dice funcional, poco o nada. ¿La alternativa perfecta? Lo contrario, las monturas grandes y con los cristales degradados.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios