Logo El Confidencial
POLÍTICA & FASHION

Moda Abascal, el negocio de la madre, la hermana y la pareja del líder de Vox

No todo en casa de los Abascal es política. De hecho, el pasado de Santiago tiene más que ver con la industria de su mujer que con los escaños del Congreso

Foto: Santiago Abascal y Lidia Bedman. (Getty)
Santiago Abascal y Lidia Bedman. (Getty)

Lidia Bedman, la mujer de Santiago Abascal, se ha convertido en una de las mujeres más seguidas en redes de la escena patria. Tras el salto a la primera línea política de su marido, lo que se pone, lo que se compra, lo que le gusta y casi cada detalle de su vida es susceptible de convertirse en noticia. Por ello, nos pasamos el día analizando sus fotos de Instagram a la espera de un descubrimiento de una marca nueva, un modelito inspiracional o, por qué no, algún hilo del que tirar que desemboque en una enorme madeja.

Esto último es lo que hemos encontrado cuando, curioseando entre las etiquetas de sus últimas publicaciones en su red social de cabecera (donde su presencia ha crecido exponencialmente gracias al ascenso de Vox), hemos visto que el vestido que llevaba era de Moda Abascal. Como leen: una marca con el apellido de su marido.

Analizando más y más, son muchas las publicaciones de Lidia con etiquetas a esta cuenta de Instagram. ¿Coincidencia, casualidad? Nada de eso. Moda Abascal es la tienda de ropa que el líder de Vox, en su charla entre fogones y vinos con Bertín, comentó que había supuesto el motor de su familia. Una tienda que creó su padre hace varias décadas y que a día de hoy continúa su actividad en Amurrio (Álava), localidad de algo más de 10.000 habitantes donde siempre residieron los Abascal Conde.

Pero ¿qué hay detrás de este comercio? Pues básicamente toda la historia de Santiago Abascal.

Escaparate de Moda Abascal, en Amurrio. (Maps)
Escaparate de Moda Abascal, en Amurrio. (Maps)

Pasado y futuro de Moda Abascal

“Mi padre se ha dedicado siempre, desde que era muy jovencito, casi un adolescente, al comercio de ropa. Trabajó casi toda su vida en la tienda que montaron en Amurrio”, confesaba Abascal en esa misma entrevista. Y es que, aunque fue un conocido político de la región, lo cierto es que su oficio fue siempre el de comerciante.

Tras su fallecimiento, hace ahora dos años, el negocio siguió en marcha. “Ahora la atienden (la tienda) mi madre y mi hermana”, y también la administran a partes iguales, tal y como se extrae del informe del Registro de la Propiedad al que ha tenido acceso Vanitatis.

En él aparecen, como decíamos, Isabel Conde (madre) e Iria Abascal (hermana) como únicas empleadas y administradoras de Abascal Conde SC (sociedad civil), la empresa familiar que depende única y exclusivamente de sus ingresos y patrimonio, y cuya actividad se centra en el “comercio al por menor de prendas de vestir en establecimientos especializados”. Una microempresa bajo el punto de vista de la legislación europea que ha tenido más historia de la que imaginábamos.

“La tienda se llamó siempre Novedades Abascal, pero luego le cambiaron el nombre porque lo de ‘novedades’ sonaba como muy antiguo. Ahora se llama Moda Abascal. Es una tienda de ropa muy conocida en la zona. En algunos casos, tristemente porque nos la quemaron”, relató el líder de Vox. “La atacaron en dos ocasiones pero ahí sigue”. De hecho, durante años, la familia Abascal sufrió con la presión de los sindicatos y las cartas que le mandaba la banda terrorista ETA exigiéndole grandes sumas de dinero. Extorsiones ante las que nunca cedió y que el año 1999, tras otro ataque a la tienda en la que quemaron casi hasta los cimientos, fueron el detonante que provocó la entrada de Abascal en política. Todo está relacionado.

El papel de Lidia

No solo ha cambiado de administradoras y de nombre, sino también de estrategia. De ser una tienda en un pueblo de 10.000 habitantes de ropa para hombre y mujer, ahora es una tienda con presencia virtual en toda España gracias a la ayuda de una tercera integrante de la familia.

Lidia Bedman (nuera y cuñada) y su cada día más seguido perfil de Instagram se han convertido en los mejores embajadores de este pequeño comercio de pueblo. No solo posa con prendas a la venta en la tienda, sino que además publica vídeos “de compras” por la tienda, con excursiones al probador y planos detalle de algunas de sus prendas favoritas.

No nos extraña. En sus estantes y percheros hay en su mayoría prendas y complementos de marcas reconocidas: desde americanas de Guess a abrigos de borrego de Pepe Jeans.

Muchas son las fotos y stories que se acumulan en el Instagram de Lidia y también, por supuesto, en el de Moda Abascal, desde donde no desaprovechan ni un ápice de la repercusión de la última mujer en entrar en la familia.

Un negocio 100% femenino que promete permanecer en el seno de la familia Abascal pase lo que pase con la carrera política del líder de Vox. ¿Serán los que le vistan durante la campaña electoral?

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios