Logo El Confidencial
VESTIAIRE COLLECTIVE

La web de reventa más popular ya tiene su primer espacio físico

Vestiaire Collective cuenta con un espacio de unos 40 metros cuadrados en Selfridges, que a su vez vende en su web las prendas de reventa de la compañía francesa

Foto: Chanel. (Vestiaire en Selfridges)
Chanel. (Vestiaire en Selfridges)

Continuamos con el auge de la reventa, que oficialmente vive su momento de oro gracias al afán por tener diseños con legado con los que es difícil coincidir en alfombras rojas y eventos de renombre. Kim Kardashian y Gwyneth Paltrow son algunas de las celebridades que abrazan la moda vintage con fuerza, y cada vez son más las fashionistas que prefieren hacerse con un accesorio de segunda mano al comprar el modelo que está de moda y que las redes sociales han convertido en un boom.

Una de las webs más importantes de reventa es Vestiaire Collective, un edén para los amantes de la segunda mano en el que encontrar diseños de las marcas más prestigiosas del mundo. El siguiente movimiento de Vestiaire Collective consiste en no limitarse al universo digital al contar ahora con un espacio de unos cuarenta metros cuadrados en los londinenses almacenes Selfridges.

Situada en Oxford Street, cuenta con 200 productos de firmas como Versace, Gucci (hablamos de la época en la que Tom Ford era su director creativo), Balmain y Vetement, entre otras muchas. Selfridges ya ha habilitado un apartado especial en su web para comprar también las irresistibles prendas de segunda mano (etiquetadas como 'pre oved') de Vestiaire Collective.

Selfridges.
Selfridges.

Sebastian Manes, ejecutivo de compras y director de merchandising, ha señalado que la reventa es una gran oportunidad dentro de la industria de la moda. "Ha habido un cambio de paradigma en cuanto a lo que los consumidores quieren de nosotros y por qué. Queremos anticiparnos y ser los que guían el cambio", asegura.

El fin de la compañía francesa no es abrir muchos espacios físicos, sino ahondar en el 'brand awareness' gracias a estas experiencias físicas en las que el comprador puede tocar las prendas y adentrarse en el imaginario de la casa. La compañía ya había testado la experiencia física en diversos enclaves, entre los que también encontramos lugares españoles, pues no solo ha probado suerte en Madrid, sino que Santa Eulalia y Vestiaire Collective ya habilitaron un punto de recogida temporal. La empresa francesa se une a los retailers que se alían con el universo de la reventa y siguen la estela de Neiman Marcus junto a Fashionphile y Nordstrom con Rent the Runway.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios